24 de noviembre de 2008

El Aguila de Hitler


A Hitler, en el Berghof, le gustaba contemplar a dos águilas mientras hacían círculos en el cielo. Las contemplaba con sus prismáticos durante varias semanas. Sin embargo cierto día Hitler no vió a sus águilas. El Führer parecía angustiado con la ausencia de las aves. Durante varios días no se hablaba de otra cosa. Hitler estaba muy preocupado.

Tiempo después viajando en coche Hitler observó una gran ave disecada , con las alas abiertas, que estaba en la parte de atrás de otro coche que se cruzó con el de Hitler. Inmediatamente hizo parar la comitiva.

- Creo que es mi águila, gritó.

Un miembro de la escolta tuvo que dar la vuelta y alcanzar al coche.

- Si estoy en lo cierto, dijo Hitler, les prometo que esos miserables van a sufrir un castigo ejemplar, lo mismo que el destinatario del regalo.

Una hora después el escolta regresó y le comunicó al Führer que efectivamente era su águila. Hitler se interesó por el comprador. Se quedó de piedra cuando le comunicaron que el regalo iba destinado a él. Por supuesto, quien hizo el encargo de semejante regalo, ignoraba por completo que Hitler era un amante de los animales y detestaba la caza.

Fuente: Yo fui amigo de Hitler, Heinrich Hoffmann

8 comentarios:

  1. Uno de los pensadores mas influyentes de nuestra época es sin duda y a petición popular Friederich Nietzsche, en mis tertulias de filosofía barata, estoy cansado de escuchar que Hitler utilizaba el pensamiento de Nietzsche, pero disculpan al filosofo con la socorrida frase de “Hitler, malinterpreto a Nietzsche”.
    Vamos a ver no, se mal interpreta o se desconoce a Nietzsche y a Hitler.
    Estoy escribiendo un artículo, pese a las protestas y etiquetas que me van colgando, sobre esto mismo, el mejor y mayor representante de la voluntad de poder y filosofía de vida expuesta por Nietzsche es Hitler, y creo que esto queda muy claro en toda su obra.
    Me gustaría conocer Nacho, tu opinión al respecto como conocedor de Hitler y ya ir recordando al personal, a la figura de Martin Heidegger, pensador alemán, fundamental en el estudio de la filosofía, que pertenecía también al partido nazi.

    Saludos desde Valencia.

    ResponderEliminar
  2. Hola, muy buenas:
    Tu respuesta resume a la perfección el problema. Cualquier pensador, artista o vecino de enfrente que tuvo un contacto o relación con Hitler o el nacionalsocialismo ha sido proscrito y censurado. El ejemplo más devastador lo tenemos en el infierno vivido por Leni Riefensthal o Arno Breker tras la guerra. La historia debería absolverlos de tanta injusticia.

    Con respecto a Hitler y Nietzsche creo que ocurre algo muy parecido que con Hitler y Wagner. La gente tiende a relacionarlos tanto que los rechaza. Esto es algo típico de lo limitado de la mente humana.
    Tengo pensado escribir aquí sobre Hitler Y Nietzsche y también sobre sus lecturas. No cabe ninguna duda de la influencia de Nietzsche y de Wagner en el pensamiento de Hitler. Comprendo tus dificultades a la hora de exponer el asunto. Pero te voy a dar un consejo: escribe lo que pienses y olvidate de la gente. Porque con el mal de la corrección política no vamos a ninguna parte. Ya vale de prejuicios. Hasta que no se vea la figura de Hitler como humano no vamos a avanzar nada. Y lo mismo ocurre con Martin Heidegger. Es curioso que con respecto a los avances tecnológicos de los alemanes los americanos y los rusos no tuvieron ningún problema en robar ideas y patentes alemanas y a los escritores y artistas se les censuró hasta límites absurdos. Ya me contarás tu gesta. Animo!
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Conozco tambien el episodio de un ciervo,Hitler se paraba siempre de camino al Berghof en un lugar, donde un ciervo se acercaba y él podía acariciarlo, un día, paró y el ciervo no acudió como de costumbre, a lo que Hitler preguntó qué había sucedido con el animal, le explicaron que había sido abatido por un cazador furtivo.
    Hitler estuvo despotricando largo rato de los cazadores furtivos y de los no furtivos.

    ResponderEliminar
  4. Hola, no conozco esa anécdota aunque es cierto que Hitler detestaba la caza. Existen muchas declaraciones suyas en contra de la caza. Al final no me extrañaría nada que ocurriera con la caza lo mismo que Hitler opinaba sobre el tabaco y termine por desaparecer. A mi me parecería genial porque también estoy en contra de la caza. Saludos

    ResponderEliminar
  5. Hola Nacho, yo también detesto la caza, me gustan mucho los animales y odio que los maltraten, en eso coincido con Hitler.

    HH

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  6. Hola Nacho, soy Araceli y hace mucho tiempo que estoy leyendo y viendo muchas películas relacionadas a Hitler, es muy interesante.
    Recién ingresé a tu blog, por casualidad, seguro que haré comentarios y aportes al respecto, pero antes quería agradecerte por la iniciativa. Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Hola Nacho
    Soy Araceli, y hace mucho que estoy investigando sobre la vida de Hitler, es muy interesante, seguro que comentaré muchas cosas de tu blog y también aportaré.
    Encontré este blog por casualidad y me encanta, así que iré viendo los detalles, pero antes quería agradecerte por la iniciativa.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Hola Araceli, pues nada, bienvenida. Seguro que también aprendemos mucho contigo. Un saludo y espero "verte" por aquí.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.