Novedades


Bueno, disculpad este retraso. Las vacaciones ya están aquí así que habrá que desconectar un poco de las rutinas del año. Pero antes vamos a repasar las noticias de las últimas semanas. El periódico "El Mundo" ha publicado un artículo en donde el historiador David Solar debate sobre la publicación del Mein Kampf en edición comentada. Entre otras lindezas, Solar dice que "Hitler no tenía cultura suficiente para escribir 720 páginas". También sugiere que fue Rudolf Hess quien dio forma al libro. Esto es muy discutible, ya que Hitler escribía él mismo sus discursos y éstos llegaban muy fácilmente a las masas. Y no fueron discursos pequeños precisamente. Incluso la manera que tenía de hablar era muy literaria, como podemos observar en sus conversaciones privadas. Bueno, la cuestión es que el estado de Baviera no sabe muy bien qué hacer cuando los derechos del Mein Kampf sean de dominio público. También se teme por el éxito del libro. 

Estos días se ha hablado en la prensa de que Hitler salvó a un judío Ernst Hess, ya que fue un antiguo superior suyo en la I Guerra Mundial. He estado mirando en las biografías habituales de Hitler y no he encontrado nada relativo a este Ernst Hess. La que lo sostiene es la historiadora alemana Susanne Mauss. Según ella, Hitler protegió al judío Ernst Hess por lo menos hasta 1941. Incluso dice que Hitler envió una pensión a su antiguo superior militar al tener que irse de Alemania debido a las leyes de Nüremberg. Desconocemos la veracidad de esta historia. En todo caso, es sabido que Hitler protegió a otro judío, el médico de su madre Eduard Bloch. 

Una noticia que me ha llamado la atención es la expulsión del barítono ruso Evgeny Nikitin del Festival de Ópera Richard Wagner de Bayreuth, porque llevó en su juventud una cruz gamada tatuada en su tórax. Y digo que me llama la atención porque el barítono ya se la quitó hace tiempo y dice arrepentirse. Curioso.

Estos días de olimpiadas es habitual leer en la prensa la archiconocida historia del atleta Jesse Owens y Hitler. Lo más habitual es oír que Owens "derribó las teorías raciales de Hitler". Ya hemos hablado en este blog del asunto. Pero a mi me gustaría que quienes escriben esas cosas me demuestren que son incompatibles las teorías raciales de Hitler con que un atleta negro gane a un atleta blanco y rubio. Me gustaría que alguien me dijera dónde pone en el Mein Kampf que un rubio siempre gana a un negro en cualquier competición. Eso es demagogia pura y dura. 

Siguiendo con las olimpiadas, ha salido a la luz estos días la historia de que la campeona olímpica Helen Stephens fue seducida por Hitler, que incluso le tocó el trasero y la invitó a Berchtesgaden y que ella se negó. Yo, ciertamente, sabiendo lo que sabemos de Hitler, no me lo puedo imaginar tocándole el culo a una señorita. De sobra son conocidos los modales de Hitler con las mujeres y que si de algo se cuidó mucho fue de guardar su propia imagen intacta. No imagino a Hitler arriesgándose a tocar el culo a una mujer para que le desacredite después. Sencillamente, no va con el carácter de Hitler. Pero la historia circula por la prensa estos días. 

Se conmemoró en Alemania el aniversario del atentado contra Hitler. No era un aniversario de cifra redonda, simplemente el 68 aniversario. Sin embargo, en la democracia alemana las fechas nazis históricas se han convertido en nuevo santoral católico. Se recuerdan y celebran con gran pompa. De hecho, el gobierno alemán honró la memoria de von Staunffenberg. Lo curioso de todo esto es que un reciente estudio entre los estudiantes alemanes revela que la mitad no conocen la figura de Hitler. 

Bueno amigos, voy a estar unos días fuera y no creo que pueda conectarme mucho. Intentaré publicar vuestros mensajes. Pero ruego un poco de paciencia si observáis que tardo en publicar. Puede que incluso tarde días en hacerlo, pero tranquilos que en cuanto pueda los publico. Espero que paséis buenas vacaciones los que las tengáis, y los que no también, por supuesto. Gracias por seguir ahí.