Hitler en los toros y con copa de vino

En la localidad de Pinto (España) se celebró una corrida de toros en donde aparecía una pintada que rezaba "Hitler tenía razón".
Como se aprecia, la pintada no es nada discreta. La prensa se hizo eco una vez más. Bueno, la ironía de la noticia es que por mucho que "Adolf Hitler tenía razón", como reza la pintada, lo cierto es que hacer un acto de ese tipo en una plaza donde se torturan animales no es la mejor manera de rendir un homenaje a Hitler, ya que Hitler repudiaba la violencia contra los animales, como sabemos. Cosas de nuestro tiempo. 

La región italiana de Friuli sacó a la venta unas botellas de vino con la imagen de Hitler. La empresa asegura que se trata de "un regalo lúdico". Sin embargo el Centro Simon Wiesenthal lanzó un boicot y pidió a los distribuidores que no vendieran las botellas. Aquí también podríamos destacar que otra vez han hecho mal homenaje a Hitler, que era abstemio. 

Recientemente se ha publicado una carta del escritor George Orwell en relación a Hitler y que contiene interesantes reflexiones, como estas:
“Me temo que, desgraciadamente, el totalitarismo está creciendo en el mundo”, dictamina el visionario escritor, quien más adelante señala que “Hitler pronto desaparecerá, pero solo a costa de fortalecer a:
 1) Stalin
 2) los millonarios americanos e ingleses y 
3) todo tipo de pequeños ‘fuhrers’ al estilo de De Gaulle”.
“En el mundo que veo venir, en el que dos o tres super poderes controlarán el mundo, dos más dos será igual a cinco si el ‘fuhrer’ de turno así lo desea”.
“La mayor parte de la élite intelectual inglesa se opone a Hitler, pero solo a cambio de apoyar a Stalin. La mayoría de ellos apoyan métodos dictatoriales, policías secretas y la sistemática falsificación de la Historia siempre que beneficie ‘a los nuestros’”.
“Pero si uno proclama que ‘todo es por una buena causa’ y no reconoce los síntomas siniestros, en realidad solo está ayudando a fortalecer el totalitarismo”.
“Mientras escribo esto, seres humanos muy civilizados vuelan sobre mi cabeza tratando de matarme”.
“Ellos no sienten ninguna enemistad hacia mí como individuo. Yo tampoco hacia ellos. Solo están ‘haciendo su tarea’, como dice el proverbio. La mayoría de ellos, no tengo ninguna duda, son buena gente y jamás cometerían un asesinato en su vida privada. Por otro lado, si alguno consigue matarme hoy, tampoco tendrá ninguna pesadilla. ‘Están sirviendo a su país’ y eso parece que les absuelve de todo mal”. 


De nuevo ha vuelto a circular la noticia sobre Hitler y las drogas que consumía. Solo que esta vez nos han ofrecido la noticia de que las consumía "para ser un superhombre", en concordancia con el concepto que tiene la gente sobre el racismo nazi. También he leído titulares tipo "Hitler era adicto a las drogas". Por supuesto no es nada nuevo, siempre se da la noticia con los datos que disponen del médico de Hitler, Morell. Solo que esta vez nos dicen que se trata de documentos nuevos. Siempre son bienvenidos los documentos nuevos pero la forma en que son tratados dejan mucho que desear. Porque si se descubre que Hitler consumía cocaína con algún medicamento, el titular claro es "Hitler era drogadicto". Para empezar, las connotaciones que tiene la cocaína en nuestra época nada tienen que ver con las que tenía en los años 40. Por otra parte, es bien sabido que la cocaína se utiliza en medicina. Pero si Hitler la tomaba, "era un drogadicto". Hemos hablado en muchas ocasiones sobre la salud de Hitler. Y es bien sabido que las adicciones de Hitler a las pócimas de Morell se debieron al ritmo de trabajo del Führer, y en un estado ya avanzado de la guerra. Es decir, que Hitler solo fue, digamos adicto, en un breve periodo de su vida y por cuestiones de trabajo. Sabido es que la guerra le estaba quitando la vida a Hitler. Se ha hablado también de que Hitler se hacía inyectar semen de toro para aumentar su virilidad con Eva Braun. Ciertamente es para morirse de risa, ya que nadie que conozca un poco la psique de Hitler se podría imaginar al Führer hablando de asuntos tan íntimos, ni siquiera con su médico. Es algo inconcebible. Pero nuestra "libertad de prensa" recoge la información de manera vergonzosa.Vamos a ver algunos titulares para ver el escándalo del periodismo:

- "Hitler tomaba semen, veneno y cocaína para ser un superhombre".
- "Las adicciones de Hitler para ser un superhombre nazi"
- Documental descubre que Hitler era un adicto.
- "Hitler era adicto a las drogas".
- "Hitler tomaba semen de toro para ser un superhombre".
- "Hitler era adicto a las anfetaminas"

Una nueva polémica ha surgido en Alemania por un anuncio de la marca Mercedes en donde se ve cómo un vehículo de su marca atropella al niño Hitler y lo mata. En realidad se trata de un falso anuncio ya que fue realizado por estudiantes de una escuela de cine. Pero, como bien sabemos, el anuncio ha resultado efectivo. Con Hitler el éxito está asegurado. En el anuncio podemos ver cómo el coche avisa cuando se encuentra cerca de niños, para no atropellarlos, pero no avisa cuando el niño es Hitler. Y termina con la frase  "Reconoce los peligros antes de que aparezcan"Y El cadáver del niño termina formando una esvástica, como se aprecia en la imagen. La marca se ha desvinculado del anuncio y ha condenado la utilización de la muerte de un niño. Sin embargo, el anuncio ha pasado a ser nominado para el certamen alemán de revelaciones, que patrocina precisamente Mercedes
El secretario de Estado norteamericano John  Kerry ha declarado recientemente que el presidente sirio al Assad es comparable a Hitler. Lo cierto es que cuando los EEUU van a iniciar un ataque militar siempre terminan comparando al régimen molesto con Hitler, para que la adoctrinada población lo comprenda fácilmente. Aunque si analizamos el asunto, y sabido que entre políticos lo habitual es llamarse "Hitler" mutuamente, uno no sabe cómo la población no ha terminado por tener un caos con respecto a lo que fue Hitler o no. Porque lo mismo se llama "Hitler" a un dictador árabe que a un político de izquierdas o a uno de derechas. Pero esta vez parece que no han logrado engañar del todo a la población ya que circula una foto en la que se ve cenando a Kerry y al Assad en el año 2009. Bueno, no es nada nuevo. Gadafi fue jaleado por todo Occidente durante décadas hasta caer en desgracia. 
El 5 de Septiembre pasado murió Rochus Misch, conocido en los últimos años como "guardaespaldas de Hitler". Se podría destacar de Misch el hecho de haber sido fiel a la memoria de Hitler durante toda su vida. No acostumbraba a hablar mal de él y siempre dijo que fue "un buen jefe" o que "no era un monstruo". Su libro "Yo fui guardaespaldas de Hitler" tuvo bastante éxito. Ya hemos hablado de Misch en el blog en más de una ocasión. Siempre me sorprendió que se mintiera sobre su cargo, ya que no fue guardaespaldas propiamente dicho, sino más bien ordenanza y telefonista. Pero su aspecto más conocido fue el haber estado en el búnker en los últimos momentos de Hitler.