Ideas de Hitler

- La tierra es propiedad nacional. Los individuos no pueden tener más que el usufructo de la misma. Por lo tanto, que cada cual saque su pedazo de terreno el máximo de lo que pueda rendir. Puesto que el profesor Hoffmann puede afirmar que su hacienda da las mayores cosechas de la región, yo opino que eso está muy bien, y que ello es una razón mayor para que la conserve. Cuanto más dinero invierta en ella, más provecho sacará.

- El hecho de hablar varias lenguas no es un signo de inteligencia. Se encuentran corrientemente niños que hablan tres o cuatro lenguas, por poco que tengan institutrices extranjeras.

Sobre las recomendaciones:

- No se obtenía absolutamente nada en Austria sin recomendaciones. Cuando llegué a Viena, llevaba una para Roller, pero no la utilicé. Con aquella recomendación, me hubieran contratado inmediatamente. Sin duda fue preferible que no sucediera así. No me ha hecho daño tener que comer suela de zapato.

Sobre la corrupción:

- Había antes diez mil veces más corrupción que hoy. La diferencia es que no se hablaba de ello. Cuando condenamos a un prevaricador, no ha de ser un pretexto para dar grandes voces. Entre nosotros no hay mal endémico, no hay más que casos especiales.

- Hay quien dice que el mundo es malo y desea dejar esta vida. ¡A mi me gusta este mundo! Si ese deseo de morir es debido a un disgusto amoroso, doy al desesperado el consejo de esperar un año. Los consuelos vendrán. Pero si es por otra razón por la que un ser humano quiere morir, entonces que muera, no se lo impido. Llamo sencillamente la atención sobre el hecho de que no es posible escaparse completamente de este mundo. Los elementos que componen nuestro cuerpo pertenecen al ciclo de la naturaleza. En cuanto a nuestra alma, pudiera ser que volviera al limbo, esperando una ocasión de reencarnarse. Pero me contrariaría que todo el mundo quisiera acabar con la vida.

- Adén es, por lo visto, uno de los peores hornos del globo. Estoy bien decidido a no atravesar jamás el Mar Rojo. ¡Me daría un ataque!

Sobre los artistas y la política:

- Hace tiempo que conozco a los actores y a los artistas en general. De vez en cuando resulta conveniente poner fin a sus impertinencias y dirigirles una amonestación.

Actitud con los adversarios:

- He sido particularmente correcto con mis adversarios. He hecho del ministro que me condenó, mi ministro de Justicia. Entre mis carceleros hay varios que han llegado a ser jefes de la SA. El director de mi prisión ha ascendido. El único que no ha mejorado de situación ha sido Schweyer. Al contrario, le he suprimido las acumulaciones, ya que además de su pensión de ministro, cobraba dieciocho mil marcos a título de administrador de la electricidad de Baviera.

- Espíritu de decisión no significa obrar a cada instante. El espíritu de decisión consiste sencillamente en no dudar cuando una convicción interior os manda obrar.

- He sostenido siempre el punto de vista de que el Partido debe permanecer aparte de la religión.




Actualidad sobre Hitler

No soy muy dado a comentar la actualidad sobre Hitler porque, como todos sabemos, se trata siempre de la misma historia. Aunque solo sea porque el asunto ya empieza a repetirse con demasiada coincidencia, lo habitual ahora es que un famoso haga unas declaraciones más o menos ambiguas sobre Hitler y sea liquidado por la prensa internacional en las siguientes horas. Las dos últimas víctimas de este nuevo método han sido el diseñador  John Galliano y el director Lars von Trier. Curiosamente ninguno de los dos es partidario de Hitler, ni siquiera son nacionalsocialistas. El primero hizo su famosa declaración "Amo a Hitler" en estado de embriaguez y el segundo no ha dicho en ningún momento que sea partidario de Hitler. Sin embargo su frase "entiendo a Hitler" le ha valido ser considerada persona non grata en Cannes. Esto es una barbaridad mediática e intelectual. El problema es que los afectados (Galliano, Lars von Trier, un congresista "capturado" mientras leía a Hitler, Brian Ferry, famosos que se disfrazan de nazis...) terminan pidiendo perdón a la sociedad como si fueran criminales. Yo siempre me pregunto si no será que reciben amenazas bajo pena de arruinar sus vidas porque no me entra en la cabeza cómo alguien puede afirmar algo y retractarse al día siguiente como si hubiera cometido un asesinato. Pero no creo que hagan falta las amenazas, todo lo concerniente a Hitler y el nazismo se encuentra instalado en la mente de las personas como si se tratara del mismísimo diablo y si a eso le sumamos que vivimos en una sociedad doblegada a la dictadura de lo políticamente correcto, el asunto se "soluciona" siempre por si mismo. No hace falta hacer nada. Lo que sí estoy esperando con muchas ganas es a algún intelectual que le ocurra algo parecido y no se retracte ni pida perdón. Me gustaría mucho saber qué le ocurriría. ¿Lo veremos? Yo lo espero con impaciencia. Imaginémonos por un momento que Lars von Trier hubiera dicho, pongamos por caso, que sobre Hitler se ha mentido mucho. ¿Qué hubiera ocurrido? Porque, que yo sepa, la afirmación "sobre Hitler se ha mentido mucho" es tan cierta como que Hitler llevaba bigote. Al final tengo la impresión de que estos intelectuales y sastres que pronuncian a Hitler son víctimas. Porque no puede ser casualidad que quienes pronuncian esas frases al final sean personas tan estúpidas. 

Otra noticia curiosa es que unos veteranos holandeses de las SS han declarado que no se arrepienten de lo que hicieron. "Hitler hizo lo correcto" afirman. Los ancianos ex combatientes están a punto de morir y han querido hablar sin tapujos. Un documental recogerá su testimonio.

En Ucrania, donde Hitler tuvo un cuartel general en Vinnitsa, se esta planteando la posibilidad de habilitarlo al turismo. Pero los comunistas han puesto el grito en el cielo y se niegan. Lo cierto es que este búnker solo fue utilizado por Hitler en dos ocasiones, pero la verdad es que recibe tantos turistas que el gobierno se plantea habilitarlo en condiciones para facilitar más el turismo. Sin embargo el gobierno de Kiev va a presionar para impedirlo.


Un neurólogo y psiquiatra llamado Fritz Redlich va a publicar un estudio sobre Hitler. El libro tratará sobre si Hitler era o no un enfermo mental a la vez que trata de estudiar a Hitler desde el punto de vista de sus enfermedades. Es decir, este nuevo estudio, que aparecerá en breve, tiene todos los visos de ser una bazofia nueva para tirar a la papelera. El tal Redlich pretende ser original, pero ya se ha estudiado a Hitler desde el punto de vista de la psiquiatría en infinidad de ocasiones, además de a través de sus enfermedades.

Bueno, existen siempre novedades sobre Hitler. Es ciertamente un filón de noticias. Yo las guardo todas pero la mayoría no merecen ni ser comentadas. Cosas tan absurdas como parecidos de casas con Hitler, parecidos de gatos con Hitler etc...

Paso a poner unas fotografías interesantes:

Esta fotografía es muy significativa. Vemos a un grupo de las Juventudes Hitlerianas mientras oyen un discurso de Hitler.











Hitler asiste a una boda.















Hitler junto a un ayudante.












Hitler observa las vistas de la montaña con unos prismáticos.














Simpática foto de Hitler firmando un documento en la espalda de un ayudante.












Increíble foto de Hitler mientras visita un muro de contención.
















Inusual foto de Hitler junto a su perra pasando revista en un tren.


Las SS


Todos conocemos a la SS. Pero dejemos al propio Hitler que hable de ellos:

- Para una tropa de selección como nuestra SS, es una gran suerte haber sufrido pérdidas relativamente considerables. De esta manera, se han asegurado el prestigio necesario para intervenir, eventualmente, en el interior, lo cual sin duda no será necesario. Pero es bueno saber que se dispone de una tropa que se mostraría capaz, si se presentara la ocasión.

- La SS no debe extender exageradamente su reclutamiento. Lo que importa es mantenerla a un nivel muy elevado. Este cuerpo debe causar el efecto de un imán sobre los hombres selectos. Es preciso que se sepa que un grupo como la SS debe pagar más caro que cualquier otro el impuesto de la sangre, a fin de alejar de él a los jóvenes que no piensan más que en darse importancia. Un cuerpo animado por una voluntad firme, de una prestancia insuperable: ¡La encarnación de la conciencia de superioridad!

- En cuanto retome la paz, la SS tendrá que volver a su independencia, una independencia total. Siempre hubo rivalidades entre los ejércitos de línea y la guardia. Por eso es bueno que la SS, en relación con otros, constituya un mundo aparte. En tiempo de paz, es una policía selecta, capaz de aplastar cualquier adversario. La SS tenía que hacer la guerra, sin lo cual su prestigio se hubiera viso disminuido. Me siento orgulloso cuando un jefe del ejército puede decirme que su fuerza consiste esencialmente en una división de blindados y en la división SS Reich.
- Himmler posee un mérito extraordinario. Creo que nadie ha tenido como él la obligación de imponer a sus hombres condiciones tan constantemente difíciles. En 1934 el "viejo señor" aún estaba ahí. También posteriormente surgieron mil dificultades. 

- Convencido de que hay siempre circunstancias e que son necesarias las tropas de selección, creé en 1922-1923 las unidades de choque Adolf Hitler. Las formaban hombres preparados para la revolución y que sabían que un día u otro llegarían los golpes duros. Cuando salí de Landsberg, todo se había disuelto y dispersado en bandos, a veces rivales. Entonces me dije que me hacía falta una guardia, incluso muy reducida, pero compuesta de hombres que se sintieran obligados sin restricción, a luchar hasta contra sus propios hermanos. Veinte hombres solamente para toda una ciudad (con la condición de que se pueda contar absolutamente con ellos) más bien que una masa dudosa.

- Fueron Maurice, Schreck y Heiden los que formaron en Munich el primer grupo de valientes y fueron así origen de la SS, pero fue con Himmler cuando la SS llegó a esta tropa extraordinaria, consagrada a una idea, fiel hasta la muerte. Veo en Himmler a nuestro Ignacio de Loyola. Con inteligencia y obstinación, contra viento y marea, él supo forjar este instrumento. Los jefes de la SA no han conseguido dar alma a sus tropas. En el periodo actual, tenemos la confirmación de que cada división de la SS es consciente de su responsabilidad. La SS sabe que debe representar un papel ejemplar, ser y no simplemente parecer, pues todas las miradas están fijas en ella.


- El papel de Sepp Dietrich es singular. Siempre le di ocasión de intervenir en puntos neurálgicos. Es un hombre astuto, enérgico y brutal a la vez. Con las apariencias de la antigua soldadesca. Dietrich es un hombre serio, concienzudo, escrupuloso. ¡ Y qué solicitud para con sus soldados! Es un número fuera de serie, del estilo de los Frundsberg, de los Ziethen y Seydlitz. Es un Wrangel bávaro, irremplazable. Para el pueblo alemán, Sepp Dietrich es una institución nacional. A todo esto se añade, para mí, el que es uno de los más antiguos compañeros de lucha.


- Una de las situaciones trágicas que hemos conocido fue en Berlín en 1930. ¡Cómo supo imponerse Sepp Dietrich! Era poco antes de las elecciones, de las que todo estaba pendiente. Esperaba yo en Munich el resultado del escrutinio. Por la tarde fui al teatro. Los primeros resultados empezaban a llegar. Adolf Müller entra muy excitado y exclama: "Creo que es un triunfo. Vamos a tener entre sesenta y setenta puestos". Le contesté que si el pueblo alemán era correcto, nos daría muchos más. Interiormente me decía: "Si pudieran ser cien". De repente, llega la certeza de cien puestos seguros. Müller ofrece una ronda. ¡Llegamos hasta ciento siete! ¿Cómo expresar lo que sentí en aquel instante? Pasábamos de doce escaños a ciento siete.

- Gracias a su método de reclutamiento, la SS constituirá un plantel de jefes. Dentro de cien años se dirigirá todo este imperio sin tener que romperse la cabeza para saber dónde se encontrarán los hombres apropiados. Lo esencial es salir de las mezquindades del espíritu de campanario. Por eso estoy contento de que nos hallemos en Noruega y en mil sitios más.


- En Berchtesgaden debemos a la aportación de sangre SS felices resultados, tanto más puesto que la población de esta región se hallaba muy mezclada. Ello me impresionó mucho en el momento de la construcción del Berghof y me hice el propósito de regenerarla. En la actualidad puede verse allí a infinidad de hermosos niños, rebosantes de saludy ello es obra de un regimiento de la guardia. Esta es una excelente técnica. En las regiones donde la raza tiende a degenerar, hay que enviar como guarnición a tropas escogidas. Dentro de diez o veinte años severá que la sangre se ha regenerado. Me alegra, pues, que nuestros soldados escogidos consideren como un deber hacia la nación incitar a las muchachas bonitas a tener hermosos niños. Precisamente en esta época en que se derrama nuestra más preciosa sangre, debemos preocuparnos particularmente del mantenimiento de nuestra raza. Desde tal punto de vista, no será mala idea proceder al ocasional acantonamiento de nuestras tropas en las regiones de Masuria y de la Selva bávara.


(frases escogidas de las conversaciones privadas de Hitler.)


Arriba bautismo de un niño ante un oficial de las SS.
- En 1937 300 hombres fueron expulsados de las SS por casarse sin aprobación.
- Cuando comenzó la guerra, los simbolismos cristianos desaparecieron. A partir de entonces las runas identificaron a los caídos como hombres pertenecientes a esa orden.

 A la derecha, los primeros hombres de las SS llevaron un uniforme como este.
 El uniforme oficial de las SS.
Uniforme de un regimiento de las SS.










 Chaqueta negra de las Waffen-SS




El gran capote de lana y rayón, habitual para el tiempo frío de las Waffen-SS










Arriba, organigrama de cómo estaban organizadas las operaciones de seguridad del III Reich.

(de la obra "El Tercer Reich" de ediciones Rombo.)

Uniformes de Hitler

Probablemente éste sea el primer uniforme que vistió Hitler, durante la I Guerra Mundial.
Hitler, al término de la I Guerra Mundial. Por cierto, que he leído en una revista que el famoso bigote recortado de Hitler surgió de cuando Hitler tuvo que ponerse la máscara antigas, para que le entrara bien. A la vista de esta imagen, queda bien claro que Hitler acabó la guerra sin el bigote recortado.



Durante los años veinte era habitual ver a Hitler en pantalón corto. Pero a medida que se fue haciendo más notorio, dejó de usarlos.
Como se puede apreciar en esta foto junto a Mussolini, Hitler nunca fue ostentoso. Su uniforme era muy simple.
Cuando Hitler tenía alguna gala especial, solía acudir con chaqueta blanca y pantalón negro. Aquí le vemos junto a la mujer de Ribbentrop.


Uniforme de Hitler en la época anterior a la subida al poder:

Hitler con su abrigo de cuero, que tanta fascinación produce. Este modelo de abrigo es tan popular, que siempre inspira a los diseñadores de moda. Tanto, que incluso es posible comprar hoy en día abrigos inspirados en él. El modelo se llama "Trench".

Hitler vestido con el traje bávaro. Se puede apreciar un chaleco antibalas.




Hitler en Polonia en 1939. Cuando comenzó la guerra dijo:

Me he vuelto a vestir con aquella guerrera que para mi significaba lo más sagrado y valioso. Sólo me despojaré de ella después de la victoria, o yo no sobreviviré a este final.

Conocida foto de Hitler junto a Eva Braun en donde se aprecia muy bien su largo abrigo con pantalón negro.
Traje de Hitler expuesto en un museo de Berlín:






Y, por último, una serie de fotos en las que vemos muñecos articulados de Hitler en donde podemos cambiar de ropa al Führer.