11 de febrero de 2009

Hitler y Röhm

Uno de los aspectos más curiosos e interesantes en la vida de Hitler se refiere a su relación con el jefe de las SA Röhm. Éste fue uno de los mejores amigos de Hitler, hasta el punto de que se tuteaban. A parte de Eva Braun y miembros de la propia familia de Hitler, no se conoce a nadie con el derecho de tutear a Hitler (corregidme si me equivoco). La relación del Führer con Röhm pone de manifiesto hasta qué punto Hitler era leal a sus amistades hasta límites que ponían muy nerviosos a sus colaboradores. Hitler le apreciaba por los méritos y por haberle ayudado tanto a alcanzar el poder. Pero una vez en el poder, Röhm se convirtió en un estorbo. La propia SA seguía siendo una organización del Partido muy revolucionaria y no pocos de sus miembros se consideraban socialistas. El hecho de que Röhm fuera homosexual no importó a Hitler en absoluto en una época en la que la homosexualidad estaba penada. Hitler se enfrentó por ese motivo con la opinión pública y a la mayor parte de su Partido. Curiosamente fueron los socialdemócratas quienes atacaron a Röhm por su homosexualidad, aireándola públicamente. Es una ironía de la historia que fuera un partido "democrático"quien denunciara a alguien por su condición sexual y el propio Hitler le defendiera. Curiosamente Hitler quedó como una persona más tolerante que los demócratas. En aquella época la homosexualidad estaba muy mal vista y penada. Cierto es que los acontecimientos que siguieron con el nacionalsocialismo en el poder, hicieron mucho daño a los homosexuales. Se da la circunstancia de que Hitler también condenaba la homosexualidad, pero la toleraba en muchos de sus colaboradores. Era conocedor de la homosexualidad de muchos de sus colaboradores. A mi siempre me ha llamado la atención esa dualidad terrible de Hitler. No olvidemos los sufrimientos que padecieron muchos homosexuales durante la Alemania de Hitler. Aunque tampoco hay que olvidar que por aquella época, los homosexuales eran perseguidos también en todos los paises occidentales. La homosexualidad no fue lo que motivó el asesinato de Röhm. Conocemos el descontento de éste una vez alcanzado el poder. Röhm pretendía una revolución más radical en Alemania. Los mismos estamentos conservadores de Alemania, como el ejército y muchos jerarcas nazis, deseaban su eliminación. Solamente cuando Hitler se vio completamente acorralado por los acontecimientos, tuvo que intervenir. Fue lo que posteriormente se conoció como "La Noche de los Cuchillos Largos". En un principio Hitler no quiso asesinar a Röhm. Parece que hay indicios claros de que las SA planeaban derrocar al gobierno de Hitler. Finalmente Hitler acabó por convencerse. Tenemos unas declaraciones de Hitler:

- Ha sido muy duro para mi romper con unos camaradas que han luchado durante años por nuestra causa. Estas personas habrían acabado con todas las SA. Tenía que llegar el día en que parara todo esto. 

Hitler ofreció a su amigo la posibilidad de suicidarse pero Röhm se negó. Así que finalmente a Hitler no le quedó otra alternativa que ordenar que le fusilaran. En la famosa Noche fueron fusilados unas ochenta y dos personas. Hitler ordenó la concesión de pensiones a cargo del estado para los parientes próximos de las víctimas (David Irving, El Camino de la Guerra). 

9 comentarios:

  1. Hola Nacho!! Interesante relación...

    En mi opinión, mas allá de las tendencias sexuales de Rohm, creo que Hitler tenía motivos mas que suficientes para desconfiar de él porque aumentaba de manera inaudita el número de sus SA y se empezaban a percibir como una amenaza por su carácter militar.

    Saludos!;)

    ResponderEliminar
  2. Hola Lyudmila, me alegra verte por aquí.. Sí, yo creo que Hitler en su fuero interno estaba con Röhm... pero tuvo que decidir entre una guerra civil, que es a lo que se dirigía de forma inequívoca las SA, o una revolución más pacífica del nacionalsocialismo. Hitler tuvo que apaciguar a los conservadores alemanes para mantenerse en el poder. Yo creo que si Hitler no hubiera atajado el problema de raíz, el problema de las SA se hubiera acrecentado de forma más grave.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Hola:

    creo que hay dos personas mas que tuteaban a Hitler: Rudolf Hess y Christian Weber. Weber era un camarada de la vieja guardia, del putsch de 1923. Cuando Hitler fue preso, Weber se encargó fielmente de cuidarle a su perro Wolff, de modo que Hitler quedó agradecido hasta el fin de sus días y Weber, que no alcanzó grandes puestos en la jerarquía nazi (sólo fue concejal por Berlín), tenía derecho a tutearlo.
    Saludos.
    Buen Blog!

    ResponderEliminar
  4. Decir que Hitler eliminó a Röhm porque era homosexual, como dicen algunos pseudohistoriadores, es un disparate muy serio.

    No soy un experto en el tema, pero me da la sensación de que Hitler era bastante liberal en cuestión de sexo, teniendo en cuenta la época. Mientras muchos militares se escandalizaban si alguno se casaba con mujeres de dudosa reputación, a Hitler no parecía importarle demasiado, como cuando resistió las presiones de Raeder para destituir a un tal Albrecht que, si no me equivoco, acabó siendo colaborador naval de Hitler...

    Hay que tener en cuenta que Alemania fue desde antiguo un país muy homófobo, incluso tenía un artículo penal especial contra la homosexualidad desde los tiempos de Prusia. El nacionalsocialismo no inventó nada nuevo aunque sí que actuó contra los homosexuales, pero me da la sensación que se debió más a otros jerarcas nazis que al propio Hitler (que estaba muy lejos de tener un poder absoluto). Me viene a la cabeza un comentario que hizo sobre Wagner, que se rumoreaba si era pedófilo u homosexual, y Hitler vino a decir que le daba exactamente igual lo que cada uno hiciera con su vida privada, que su música le iba a seguir gustando igual.

    ResponderEliminar
  5. Admiral:
    Efectivamente en sus conversaciones Hitler siempre decía que le daba igual la vida privada de sus colaboradores.
    Es cierto que la homosexualidad estaba perseguida no solo en Alemania sino prácticamente en todo el mundo. En Alemania, el famoso "Artículo 175" condenaba la homosexualidad. Los nazis no lo abolieron. Pero no solo eso, sino que al termino de la guerra el famoso artículo continuó vigente hasta el año ¡1994! Increíble.

    Y bien, conozco la cita de Hitler sobre Wagner. A mi esa frase siempre me resultó curiosa. La leí en una pequeña biografía que escribió Nicolai Tolstoy. ¿Es el mismo que el tuyo de donde extraes la cita? Me tenía extrañado porque nunca se habló de Wagner ni como pedófilo ni como homosexual. Consulté con un experto la cita y me aclaró que la frase de Hitler se refiere probablemente a un sentido condicional como diciendo que si se probara que Wagner fuera pederasta no por ello iba a dejar de escuchar su música.

    Por cierto, la famosa cita esta extraída del libro de Kurt Lüdecke "I Knew Hitler. The Story of a nazi who escaped the blood purge".

    Por cierto, sobre Lüdecke mejor hablo en un post porque estaría muy bien enmarcado en "mentiras sobre Hitler".

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Uf, lo siento pero he estado buscando en varios libros la cita (pensaba que estaba en las Conversaciones, pero no la he visto) y no ha habido manera. Quizá la leí por internet. En todo caso, creo que la cita es verdadera, me cuadra bastante con la actitud de Hitler respecto a la sexualidad.

    Saludos Nacho

    ResponderEliminar
  7. Respecto al comentario de Pancha, ignoro si Christian Weber tuteaba, o no, al Führer. Lo que si creía tener claro es que Hess lo hacía, no sólo la convivencia cerrada en Landsberg y la confianza depuesta en él a la hora de escribir Mein Kampf dictado de los labios del mismisimo Hitler, sino además el hecho de que prácticamente hasta su desaparición fue un amigo fiel, silencioso y cercano, Un herido de guerra de la 1ª mundial, como él mismo (Hess recibió un impacto de bala en el pecho que le perforó un pulmón)... Siempre he creído que Hess fue rival de Himmler y sustituída su ausencia en gran medida por éste último precisamente porque la entrega incondicional y la importancia que Hess otorgaba a los fines de Hitler eran un obstáculo para la ambición desmedida de Himmler.

    En cualquier caso coincido con el contenido del artículo, que es tan interesante como cualquier otro en ésta página... Apasionante... Gracias Nacho.

    H.U.R.

    ResponderEliminar
  8. SE pinta a los nazis como perversos maricones o homosexuales. Y a la vez se les pinta como implacables cazadores de mariccones o homosexuales. ¿Por qué hay que ver ambas historias como incompatibles?. Napoleon dijo que la mejor forma de gobernar es tener tantas cosas penadas con la pena de muerte, que nadie este seguro de que no le puedan colar por algo.

    ResponderEliminar
  9. Vamos a ver si me explico. Detienen a un nazi y dice yo solo torture y detení a maricones. Y no solo le detienen sino le sueltan. La idea es que perseguir judíos estaba mal visto, sobre todo después de la guerra, mas perseguir maricones no. En una reunión de victimas nazis. Las otras victimas echaron a los maricones. Y eso fue base de un tebeo. Por otro lado muchos nazis o eran homosexuales o valoraban los actos de camaraderia homosexuales o solo lo consideraban un arma. Un argumento social para perseguir a los enemigos.
    Es como la corrupción. José Blanco era el azote de los acusados de corrupción en el PP. Pedía su dimisión. Y cuando le acusan a él. José y el partido se cierran en banda en torno a él. La corrupción o la homosexualidad es un acto socialemente mal visto, que todos los partidos usan contra el otro. No contra si.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.