18 de febrero de 2009

Hitler era un maleducado comiendo


Con Hitler no hay día que no tengamos una noticia. ¿Porqué no ocurre otro tanto con Churchill? En fin, yo creo que ya es una cuestión para los psicólogos porque, de verdad, no es normal. Pero los medios de comunicación son una lacra, qué le vamos a hacer. Aceptemos que Hitler es el personaje favorito de la prensa de todos los tiempos. Si Hitler lo viera no pararía de reír... Bueno... ¿Qué toca hoy? Pues que Hitler era un maleducado en la mesa que se mordía las uñas y se tocaba el bigotito mientras comía. Aquí os dejo la noticia. Mirad, hoy como hay huelga de jueces, me sumo a ella. Lo siento, no tengo fuerzas para defender a Hitler. Son siempre las mismas bobadas. Y hoy me encuentro cansado. Lo mismo me entran fuerzas en algún momento y paso a la acción. Pero de momento, si no os importa, prefiero que lo defendáis vosotros. Lo único que puedo decir es que para ser un informe secreto, vaya gilipollez que acaban de publicar.

7 comentarios:

  1. Hola Admiral... bueno, yo tengo la respuesta: Hitler es un gran negocio. Lo que ocurre es que hoy me ha pillado bajo y no tengo ganas de responder a este nuevo ataque.

    ResponderEliminar
  2. Cuando crees que ya no hay nada que pueda ayudar a denigrar a un personaje tan maltratado por la historiografía… aparecen noticias tan absurdas como ésta.

    Me estoy acordando de Aníbal, el militar cartaginés. Y es que admiramos a grandes estrategas como Aníbal…y no tenemos en cuenta que sus conquistas se produjeron a partir del aniquilamiento y sometimiento de pueblos enteros. Sorprende que para muchos, la expansión de Hitler refleje el ideario de un demente… y en cambio, las conquistas de Aníbal sean consideradas hazañas que han de ser alabadas por los siglos de los siglos.

    Esta distinción es frecuente en Historia porque generalmente tendemos a enaltecer a los personajes históricos cuanto mas lejanos sean en el tiempo. Sobre Aníbal existen menos datos acerca de su persona, y no podemos despreciarle porque no sabemos como se comportaba en la mesa o si se ponía furioso cuando los planes no iban como esperaba en el campo de batalla.

    Igual pensais que se me ha ido la pinza, jeje…Sin embargo, lo que pretendo decir con todo esto, es que estoy convencida de algo: Si Hitler hubiese sido un personaje de la Antigüedad clásica, sería muchísimo mas estimado por la historiografía. Sin embargo, actualmente es un personaje demasiado contaminado por las mentiras o medias verdades que se han dicho sobre él.

    Saludos!! ;)

    ResponderEliminar
  3. Lyudmila: estoy totalmente de acuerdo contigo. Este tipo de descalificaciones hacia su persona no dejan de ser meras estupideces que no nos aclaran en absoluto el periodo histórico hitleriano. No solo no nos lo aclaran sino que lo entorpecen enormemente. Creo que has dado con la clave del problema: el tiempo transcurrido. La prueba la tenemos en el mismo Napoleón, que fue un personaje de similares características, salvando las distancias. Al nombrar a Napoleón uno casi tiende a admirarlo. Y dudo mucho que el emperador fuera más bondadoso con la población que el Führer y Canciller. Es un placer tenerte por aquí... Lyudmila

    saludos

    ResponderEliminar
  4. Estas cosas es que ya, cuanto menos, producen risa. No merece la pena ni ponerse a defenderlas porque, para cualquier persona con dos dedos de frente, son meras memeces.

    Estoy totalmente de acuerdo con Lyudmila, es más siempre he defendido esa postura (aunque la gente me mire con cara de susto). El problema de todo esto es que no creo que llegue el día en que sea posible apreciar objetivamente la figura de Hitler, simplemente porque los medios y la mayoría de historiadores no van a dar posibilidad a ello (a la pruebas me remito).

    saludos

    ResponderEliminar
  5. Mar: estoy de acuerdo también contigo. Los historiadores y periodistas chismosos que no dejan en paz la figura de Hitler dificultan enormemente su comprensión. En la medida que podamos, a los que nos interesa esa parte de la historia, debemos negarnos a dar coba a ese tipo de historiadores irresponsables cuyo único deseo es enriquecerse a costa de un personaje que odian.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. jajajajaja se tocaba el bigotito... jajajajajajajajajjaj

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.