23 de febrero de 2009

Hitler y la caza

Ahora que asistimos a la dimisión de un ministro cazador, es buen momento para observar cuál era la opinión de Hitler hacia la caza. Su postura fue siempre abiertamente contraria hacia esa afición. No solamente le repugnaba sino que el Führer era contrario a toda clase de tortura animal. Su mismo vegetarianismo era de origen ético, es decir, estaba en contra de matar animales para su consumo. En ese sentido podemos afirmar que Hitler fue un adelantado también a su tiempo, cuando las posturas 
ecologistas y animalistas prácticamente eran desconocidas. Por cierto que esto también ha generado numerosos debates puesto que no les debe hacer ninguna gracia a los ecologistas ni a los animalistas tener entre sus defensores a un personaje de la talla de Hitler. Lo cierto es que Hitler fue un amante de los animales siempre. Numerosos son sus comentarios hacia los perros y hacia muchos animales. Pero veamos lo que opinaba de la caza:
- El elemento más simpático en la caza es el animal, después el cazador furtivo. Él por lo menos pone en peligro su vida. El último tipejo puede declarar la guerra a un corzo. La lucha es demasiado desigual entre un fusil de repetición y un conejo, que no ha progresado desde hace tres mil años. La caza no es un deporte popular. Si fuera cazador ello me perjudicaría más ante mis partidarios que una batalla perdida.

Precisamente el número dos del régimen, Hermann Göring, fue un gran amante de la caza. Sin embargo Göring, procuraba respetar al máximo las leyes de la naturaleza. A él se debió la primera (si no la única) ley en contra de la vivisección. Suyas fueron unas leyes de caza que se anticiparon a las que se aplican en toda Europa hoy en día. No obstante, cada vez que Göring y Hitler hablaban amigablemente, Hitler sacaba el tema de la caza, con el consiguiente sonrojo de Göring. 

- Como profesión no tengo nada contra la caza. Mas hoy la caza se ha convertido en una moda; todo funcionario del partido siente la necesidad de pertenecer a algún sindicato o grupo de cazadores, con objeto de inmolar sin hacer distingos a todos los animales de la tierra que han quedado reducidos al silencio.

Göring defendía el punto de vista del cazador, al que presentaba como protector de los bosques. Hitler bromeó:

- Sí, es cierto. El cazador protege y defiende a los desgraciados animalitos hasta que llega el momento en que cree que ha de matarlos. El ojeador adiverte a su amo acerca del momento y el lugar en que el animal hará su operación; entonces el amo, cómodamente instalado detrás del anteojo, espía a su víctima para asesinarla. Después, el glorioso cazador, vuelve a casa llevando la presa. 

- Pero nuestras nuevas leyes sobre la caza prohiben la matanza sin discriminación -discutió Göring. Además, el verdadero cazador encuentra mayor placer en atacar a los animales salvajes. 

- Y bien -contestó Hilter- entonces ¿por qué no siguen el ejemplo del duque de Windsor? Le he preguntado si le gustaba la caza. Le gusta, en efecto... pero no con una escopeta: no lleva más armas que su cámara fotográfica.

- ¡Al diablo las bromas! Si usted se llama cazador, ¿por qué no combate con un animal salvaje con armas iguales? ¡Si, señor Montero! Si yo le viera a usted matando un jabalí con una lanza, no dejaría de felicitarle. 

Más adelante Hitler prohibió toda clase de artículos en la prensa que hicieran referencia a la caza. 

Hitler también dijo:

- La caza y las carreas de caballos son los últimos restos de un mundo feudal ya extinguido. 
Lamentablemente, el mundo de la caza continúa hoy en vigor. La cacería del Ministro de Justicia junto a un famoso juez nos dan fiel testimonio y me ha dado la ocasión para hablar de un tema que, personalmente, también condeno. 


Fuente: "Hitler y los animales"

10 comentarios:

  1. Muy cierta la afición que tenía Goering a la caza, además de las obras de arte, y también al alpinismo y tiro con arco, éstas aficiónes algo menos conocidas.
    Sobre Hitler, es de sobra conocido su amor por los animales, y en especial por su perra pastor alemán, Blondi.
    Tristemente famosa ya que en el bunker en abril de 1945 fue envenenada, para comprobar si las cápsulas de cianuro proporcionadas por Himmler, eran efectivas o no. La guerra ya estaba perdida y fueron los últimos momentos. Un saludo Nacho.

    ResponderEliminar
  2. Muy cierta la afición que tenía Goering a la caza, además de las obras de arte, y también al alpinismo y tiro con arco, éstas aficiónes algo menos conocidas.
    Sobre Hitler, es de sobra conocido su amor por los animales, y en especial por su perra pastor alemán, Blondi.
    Tristemente famosa ya que en el bunker en abril de 1945 fue envenenada, para comprobar si las cápsulas de cianuro proporcionadas por Himmler, eran efectivas o no. La guerra ya estaba perdida y fueron los últimos momentos. Un saludo Nacho.

    ResponderEliminar
  3. Tomo prestada una frase: "Recuerdo un tiempo en que cazar no era malo, era necesidad".

    ResponderEliminar
  4. muy pero que muy acertado este post teniendo en cuenta el momento por el que ha pasado nuestro amado ministro alias "el cazador cazado" jeje...
    Me gusta el respeto que Hitler mostraba hacia los animales, desde luego una idea muy avanzada para su época. Es muy interesante ver como se preocupaba por todo este tipo de cuestiones, promulgando leyes totalmente innovadoras.
    ESta quizás sea una de las facetas que más me han atraído de la figura de Hitler, quizás porque yo adoro a los animales y , por supuesto, detesto la caza. Me gusta eso que dice de la desigualdad entre un hombre armado y un pobre animal, una idea que comparto 100%

    ResponderEliminar
  5. Hola Nacho. Me das tu dirección de correo electrónico? Sólo si quieres claro. Verás entre otras muchas antiguedades, soy coleccionista de artículos originales (no reproducciones ni copias) del III Reich y me gustaría decirte lo que tengo. No hago negocio, repito soy coleccionista y sólo compro, no vendo nunca.
    En cuanto al famoso libro de Irving, La guerra de Hitler, que todo el mundo habla de él en los foros; lo podeis conseguir en la polémica Librería Europa, al módico precio de 49 Euros. Está ubicada en Barcelona y se pueden hacer pedidos vía internet. Tienen más libros de Irving por cierto así como el Mein Kampf.
    Un saludo y adelante con tu blog que es estupendo.

    ResponderEliminar
  6. Para quien le interese...en ediciones altaya venden la biografía de Göring que hizo David Irving. Imagino que la edición debe ser la más actualizada que ha hecho el autor.

    Se puede pedir por la página web de la editorial. No sé cómo estará ni si le habrán quitado trozos que no sean "políticamente correctos".

    Vale 10€ creo, en cuanto pueda lo pediré. No sé qué debe valer comprarlo de segunda mano pero seguro que unas cuantas veces más seguro.

    ResponderEliminar
  7. Pedroboso, mi correo es sensorama@gmail.com

    Qué suerte tienes. Yo nunca he comenzado una colección por miedo a adquirir falsedades, que supongo habrá muchas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Muy bueo vuestro blog. Te invito a visitar mi blog antisistema http://disidenciahostil.blogspot.com/

    Saludos!

    ResponderEliminar
  9. Pedroboso eres tonto perdido. Hitler no probo el veneno con Blondie.Se lo dio porque no queria que cayera la perrita en manos de los rusos.el ya sabia que el veneno era eficaz. y si no haces una coleccion por miedo a que te engañen,pues que quieres que te diga,eres tonto del culo. Madre mia que gente.paciencion.haha tu eres una falsedad

    ResponderEliminar
  10. Sí, pedroboso está totalmente equivocado, cómo van a probar el cianuro en la perrita? eso es de idiotas, los nazis tenían pastillas de cianuro todo el tiempo por si los capturaban los rusos. La muerte con cianuro es dolorosa pero dura poco sin embargo, dudo que le hayan dado ese veneno a la perra porque sería un acto de crueldad, seguro usaron un disparo o alguna manera de eutanasia sin dolor. El cianuro ya había sido probado mucho antes, no seas bruto, pedroboso

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.