25 de marzo de 2009

Hitler y Geli

Se ha hablado mucho sobre la relación de Hitler y Geli Raubal. Tanto que incluso se ha llegado a decir que mantuvieron relaciones sadomasoquistas y cosas peores. También se ha dicho que la muerte de la joven fue en realidad un asesinato... del mismo Hitler o incluso se Himmler. En realidad todo son mentiras puesto que el comportamiento de Hitler con Geli era extraordinario en él. Geli fue la mujer que más influencia tuvo en la vida de Hitler. Tanta que incluso era capaz de convencerle para ir de compras, algo que Hitler detestaba. Incluso podía entrar en una tienda, revolverla a conciencia, y salirse de la misma con las manos vacías, algo que a Hitler le daba mucha vergüenza. Pero Hitler la seguía a todas partes.  Como dijo su fotógrafo Hoffmann "la seguía como un dócil corderillo". 

En muchas ocasiones, para difamar a Hitler, se afirma que Geli era su sobrina. Esto es cierto pero a medias, puesto que Geli era hija de la hermanastra de Hitler. Llevaba su sangre... pero no tanta. Por otra parte, hace años no era extraño que tíos y sobrinas se casaran. Incluso entre primos. Hoy en día esto no es tan frecuente. En todo caso, Hitler nunca quiso casarse. Así que, si bien es cierto que amaba a su sobrina, el papel que se adjudicó con ella fue el de su tutor.

Según los que la conocieron, Geli era una muchacha encantadora y muy guapa. Todos los que la trataron llegaron a sentir devoción por la muchacha. A Hitler le gustaba mucho llevarla al teatro, al cine.... pero lo que más le gustaba era llevarla a merendar a algún bosque, como en la foto de arriba.  Hacia el año 1927 Hitler era ya lo suficientemente conocido como para, cuando aparecía en un restaurante o bar, la pareja se viera rodeada de miembros del partido y admiradores.  Hitler entonces aparecía reservado y su actitud hacia Geli siempre estaba llena de cariño. 

Cuando Hitler se mudó a la Prinzregentenstrasse, instaló allí a Geli. A Hitler le gustaba mucho cómo cocinaba la joven. A Geli le gustaba mucho ir a clases de canto y ello no disgustaba en absoluto al Führer. Sin embargo, cuando Geli comenzó a sentir deseos de ir al baile, Hitler se lo prohibió. Geli insistió tanto que al final Hitler accedió, pero siempre custudiada por algún guardaespaldas o amigo. Era tal la obsesión de Hitler hacia Geli que incluso era él quien daba el visto bueno a los vestidos de Geli. Sin embargo, siempre acudía muy contenta a los bailes.  Hitler le dijo a Hoffmann:

- Ya sabe usted que tengo el deber de velar por ella. Pues bien, amo a Geli y podría casarme con ella; pero ya conoce usted mis opiniones y sabe que estoy decidido a permanecer soltero. Teniendo esto en cuenta, me reservo el derecho de velar sobre sus relaciones masculinas hasta que descubra yo al hombre que la convenga. Lo que a ella le parece una cadena no es sino una precaución. Cuidaré de ella para que no caiga entre las manos de algún aventurero indigno.

Sin embargo, Geli acabó enamorándose de un hombre, al parecer un artista de Viena. Geli sufría por los cuidados de Hitler. La vigilaba tanto que todo ello acabó por destrozarla.  Hitler la quiso tanto que terminó por agobiarla tanto. En una ocasión el chófer de Hitler estuvo bromeando con la joven y el Führer les sorprendió. Hitler se puso tan furioso que Maurice pensaba que iba a matarle allí mismo. Tuvo que pasar un tiempo hasta que Hitler pudo tolerar la presencia de Maurice.

El 17 de septiembre de 1931. Hitler tenía proyectado un viaje por el Norte bastante largo. Geli misma le ayudó a hacer el equipaje y parecía contenta.  Sin embargo no se sabe muy bien lo que ocurrió entre la pareja. Lo cierto es que mientras viajaba, Hitler tuvo un mal presentimiento. Iban por la carretera cuando Hitler se fijó en un coche que intentaba adelantarles.  Hess quería hablar con Hitler con toda urgencia. Así que fueron a un hotel para buscar un teléfono. Le explicó que Geli se había disparado un tiro. Hitler le dijo:

- ¡Pero Dios mío, eso es horrible! Hess, contésteme, ¿vive ella, si o no? ¿ha muerto, está viva aún? ¡Hess... Hess!

- Algo le ha ocurrido a Geli. ¡Tenemos que volver a Munich a toda velocidad! Tengo que verla viva...

Según Hoffmann, solo vio a Hitler así en otra ocasión y fue en abril de 1945 en el búnker de la Cancillería.  Durante el viaje de regreso, Hitler no pronunció palabra. Estaba sumido en sus pensamientos. Cuando llegaron ya era demasiado tarde. Geli había muerto. Se había disparado al corazón con un revólver. 

De todos es conocida la reacción de Hitler. Se deprimió tanto que incluso pensó en quitarse la vida. Incluso pensó dejar el mundo de la política. A partir de ese momento dejó de comer carne. La veneración que tuvo hacia Geli fue tan grande que la habitación de Geli la convirtió en un santuario. Durante años mandó poner siempre flores frescas. Mandó hacer numerosos retratos de la joven, incluso un busto en bronce. Esas efigies de Geli aparecieron en todas sus residencias, incluso en la Cancillería del Reich.

Hay quien cree que Geli Raubal y Eva Braun no coincidieron nunca. Pero lo cierto es que en vida de Geli, Hitler ya conoció a Eva Braun. Pero esa es otra historia. Otra apasionante historia. Como todas las que conforman la agitada vida de Adolf Hitler. 

9 comentarios:

  1. Saludos Nacho.
    Sé que este post es algo viejo pero quisiera hacerle una pregunta algo necia:
    ¿ Aquien amó Hitler más a Eva Braun o a Angelika Raubal?
    Claro su opinión pues sera una suposición;ya que la respuesta la tendría alguien que murió hace mucho.

    ResponderEliminar
  2. Gabriel, no ha quedado constancia de que Hitler amara a alguien que no fuera Eva Braun. No fue Hitler un hombre a quien gustara mostrar sus sentimientos. Se ha especulado mucho pero no podemos dar por ciertas a las especulaciones. Hay infinidad de libros que hablan de las amantes de Hitler. Pero no hay que fiarse. Yo prefiero resumir y pensar que Hitler solo amó a tres mujeres: su madre, Geli Raubal y Eva Braun.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. hitler era un hombre viejo para su sobrina un vegestorio degenerado que hablaba de rectitud a todo el mundo pero que no pudo amar ni siquiera a su sobrina a la que solamente tomaba sexualmente como un objeto de su propiedad por eso la pobre muchacha prefirio la muerte el mensaje fue claro no me tendras ni muerta. hitler comenzo su vida politica destruyendo a quienes el egoistamente decia amar hitler no amo a nadie mas que a el mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmm me parece que tu limitación mental te hace sacar conclusiones insulsas y sumamente banales. Si Hitler solo se amo a sí mismo sería estúpido luchar por su país en vez de ocuparse de la pintura, su gran pasión. Ahora me parece sorprendente que afirmas las cosas como si hubieses estado presente, me imagino eres una chica y cabe decir una muy dramática. Y por favor no saques conclusiones dramáticas de lo que acabo de decir mejor vete a opinar de temas menos relevantes de los cuales tengas conocimiento.

      Eliminar
  4. Me toma por sorpresa que fuera cierto que tuviera una relación con su sobrina.
    Pues hace un par de años había leído lo siguiente:
    Según algunos pseudo-historiadores, Geli se habría convirtido en el gran amor del Führer. Corrieron rumores de que el suicidio de Geli se debió a un embarazo no deseado, pero el historiador Werner Maser demostró que no existen razones ni ninguna prueba fehaciente para pensar que Hitler tuviera algo que ver en el suicidio de Geli ocurrido en 1931. Y la versión del embarazo quedó descartada una vez comprobado que Geli no estaba embarazada. Además, Hitler sostenía una relación con Eva Braun asistente de Heinrich Hoffmann desde hacía al menos dos años antes de la muerte de Geli.

    Los rumores de la relación entre Hitler y su sobrina no han pasado de ser informaciones sin base alguna y las historias sobre relaciones sexuales incestuosas y enfermizas de las que no hay fundamento, fueron iniciadas por Otto Strasser, uno de los primeros nacionalsocialistas y posteriormente, opositor al régimen y cuyo hermano Gregor Strasser fue ajusticiado en la Noche de los cuchillos largos el 30 de junio de 1934 por estar implicado en el complot que éstos preparaban contra Hitler.
    ¿Me podría dar su opinión Nacho?

    ResponderEliminar
  5. Hola Nacho:
    Me parece muy interesante saber estas cosas que hacen a Hitler más humano aún. Y no me gusta para nada los comentarios estúpidos y ofensivos hacia él, porque, aunque tuvo algún que otro fallo, fue una gran persona y muy buen lider.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Lorena, no sabes nada de historia. Fue un sociopata que no podía sentir nada por nadie y más allá de sus crimines contra la humanidad sumió a Alemania en una depresión económica terrible Asi que de gran líder no tenía nada, sólo de manipulador y/e enfermo que llevó a la mayoría de sus amantes a intentar o lograr suicidarse, inclusive Eva intentó suicidarse hasta q finalmente muere con el en su búnker por arsénico como un cobarde.

    ResponderEliminar
  7. Tanto como gran persona... en fin, cada cual tendrá su opinión. Respecto a Geli, siempre se ha dicho que fué el gran y verdadero amor de Hitler y que se suicidó por quedar embarazada de él, aunque este último extremo, como ya se ha dicho, parece ser incierto.
    Yo tengo la impresión de que ese suicidio sí tiene que ver con Hitler de alguna manera.

    ResponderEliminar
  8. Si Hitler fuese un sociopata, no tendría sentimientos de culpa ni nada parecido, sin embargo el estuvo deprimido al punto de querer dejar la política, esto lo afirma un escritor que para nada podemos decir que lo admiraba. (Ian Kershaw).

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.