10 de mayo de 2009

Mishima

El escritor japonés Yukio Mishima fue un caso curioso. Quizá se trate del escritor japonés más famoso. Pero no solo fue escritor. También fue actor, compositor, conferenciante, gran narcisista y comandante de su propio ejercito, el Tatenokai. Su vida resulta apasionante por lo complejo de su personalidad y por lo prolijo de su obra. Fue un personaje muy provocador. Y no tuvo reparos en escribir una obra de teatro llamada "Mi amigo Hitler" (en la foto junto al protagonista caracterizado de Hitler).
A Mishima le gustaban los retos. Durante su agitada vida se tiró en paracaidas, dirigió una orquesta sinfonica, montó en un avión F102, se fotografió desnudo o con alegorías a sus fetiches, como cuando se fotografió en forma del martirio de San Sebastian. También dio conferencias en las universidades repletas de estudiantes comunistas (en la foto) a los que arengaba con sus discursos imperialistas de extrema derecha.

Pero su extravagancia más famosa fue la creación de un ejército privado, que llamó Tate-no-kai. El propio Mishima se encargó de diseñar su uniforme, de clara estética nazi e imperialista. Mishima reclutó para su ejército a estudiantes, quienes le veían como a un emperador. Curiosamente, el ejército de Mishima logró hacer maniobras junto al ejército japonés. Sin embargo la misión secreta de Mishima fue la realización del seppuku, más conocido en Occidente como Harakiri, el suicidio ritual. Mishima lo preparó a conciencia durante años. Para ello, Mishima secuestró al general en jefe de las Fuerzas de Autodefensa Japonesas en el despacho del general.



Después de amordazar al general, Mishima pronunció un discurso desde un balcón. Luego se introdujo en el despacho y procedió con el ritual del seppuku. Mishima sacó su daga y se la introdujo en su vientre, logrando con grandes esfuerzos traspasarla hasta su lado derecho. Después, su lugarteniente y quizá amante, Morita, le intentó decapitar con su espada. Hasta dos golpes en la cabeza de Mishima le propinó, sin lograr seccionarla. Por fin, un hábil esgrimidor logró cortar limpiamente la cabeza de Mishima. Ocurrió en noviembre de 1970. Toda la prensa del mundo publicó la noticia. ¿Se suicidó Mishima solo por motivos políticos? Es muy poco probable, dado su complejo caracter. Ciertamente, la vida de este escritor resulta apasionante.

5 comentarios:

  1. Interesante desde luego, no conocía yo a este personaje.
    Nacho, existe en nuestra lengua algúna biografía, memorias o estudio acerca de su vida y obras?
    Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Pedro, pues si he puesto a Mishima es porque seguro que interesa su figura a los lectores del blog. En España hay publicadas varios estudios y biografías de Mishima:

    Vida y Muerte de Yukio Mishima, de Henry Scott Stokes

    "Mishima" de John Nathan

    Ambos biógrafos conocieron a Mishima.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. el harakiri y el seppuku son dos rituales de suicidio diferentes. El harakiri es con deshonor, es cuando una persona se suicida por haber cometido un acto que lo avergüenza, por haber hecho algun daño, o por simple estupidez. Por eso se hace en solitario. El seppuku en cambio es una forma de dar testimonio de algo, de denunciar, conlleva una muerte con honor. Por eso es que el seppuku en primer lugar tiene que ser realizado con un ayudante, para que el que comete este suicidio ritual no vea afrentada su muerte en el ultimo momento con gestos de dolor en la cara que lo humillen. Una caracteristica del seppuku es usar algo blanco. Normalmente hay que vestirse por completo de blanco, ya que el blanco es el color de la muerte. Pero cuando no se puede se usa la banda blanca en la cabeza. Los kamikaze de la Segunda Guerra cometieron seppuku.

    Perdon por la aclaracion.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por la aclaración. Yo creía que el harakiri era una forma occidental de llamar al seppuku. No se dónde lo leí. Muchas gracias de nuevo. Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Ambos están equivocados. Tanto Harakiri como Seppuku están correctos y son sinónimos. La diferencia radica en que el Japonés no es igual escrito que hablado a diferencia de casi todos los idiomas. Es decir, Los caracteres chinos (Kanjis) utilizados para decir suicidio ritual, que en japonés puede ser Harakiri o Seppuku. Cuando se utilizaba este concepto al hablar la gente decía Harakiri, de ahí que sea la versión más coloquial y popular en occidente. Seppuku era una variante que es la lectura como tal de los kanjis. En el japonés no todos los kanjis se leen igual y a veces un solo kanji puede tener decenas de significados diferentes por lo que el lector debe conocer en que contexto se utiliza. Por lo tanto, Seppuku y Harakiri son ambas válidas, ninguna tiene que ver con suicidio menos honroso que otro ni demás mitos urbanos. Tan solo investiguen en internet la diferencia. Actualmente estudio japonés y fue de las primeras lecciones para ejemplificar los usos de kanjis. Espero sirva este comentario. Saludos.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.