Hitler de pícnic



Antes de la subida al poder a Hitler le gustaba mucho hacer picnics en el campo (primera imagen). Disfrutaba mucho extendiendo unas mantas y comiendo relajadamente refrigerios. Después de la toma de poder se quejó a menudo de que ya no le resultaba posible hacerlo puesto que en cuanto se corría la voz de que el Führer estaba cerca, se veía rodeado de seguidores. Así que a partir de entonces comenzó a descansar en el Berghof (segunda imagen). Allí también acudían sus seguidores para esperar a que el Führer saliera a saludarles. En muchas ocasiones lo hizo y se dejaba retratar o firmar autógrafos. 

2 comentarios:

  1. Hola. El blog está bastante bien, y me alegro de haberlo descubierto. Contiene imágenes que no había visto nunca y te animo a seguir adelante con este blog. Un saludo!

    ResponderEliminar