14 de octubre de 2008

Hitler y la Niña Berneli


Hitler adoraba a los niños. Siempre que estaba de buen humor, hacia salir a los niños de la multitud que le aclamaba y les obsequiaba con pasteles. Su fotografo publicó un libro llamado "Hitler entre los niños". De entre todos esos muchos niños una niña llamó la atención del Führer. La niña se llamaba Berneli y Hitler pidió permiso a su madre para que la volviese a llevar alguna vez. La pequeña se convirtió en la preferida de Hitler. Hoffmann les fotografió a menudo. Las fotografías son ciertamente encantadoras. En ellas se ve a un Hitler entusiasmado con la pequeña, en los jardines y la pequeña también parece disfrutar en compañía del poderoso lider. Sin embargo un miembro celoso del partido que conocía a la familia de la niña le contó a Bormann que la niña no era de raza aria pura. Así que Bormann se encargó de decir a la madre de la niña que no debían volver más a ver al Führer. Además Bormann comunicó a Hoffmann que la niña debía desaparecer de las fotos publicadas junto a Hitler. El fotografo se enojó tanto que terminó por contar el asunto a Hitler. Al Führer le apenó mucho no poder disfrutar de sus inocentes placeres. David Irving también cuenta esta anécdota en su web. Puedes verla pinchando aqui. En las fotografías de abajo, Hitler junto a la pequeña Berneli.
Fuente: "Yo fui amigo de Hitler" de Heinrich Hoffmann

15 comentarios:

  1. Curiosa anécdota, que ya conocía. Ya que sale a relucir el tema racial. ¿Qué pensaba realmente Hitler de los españoles?
    Hay muchas opiniones pero no lo tengo nada claro. Quizá tú sí que puedas arrojar luz sobre esta cuestión.

    Adlertag.

    ResponderEliminar
  2. Hola: Nuevamente tenemos como referencia sus "Conversaciones". Esto he encontrado:

    "He leído en estos días un libro sobre España. El español no tiene nada en común con el americano. De lo que el español sitúa por encima de todo, el americano no tiene ni la menor idea y recíprocamente el español no experimenta el menor interés por lo que apasiona a un americano."

    Otro comentario sobre los españoles:

    "España es un país al que es imposible no amar. Los españoles están repletos de grandeza y, en tiempo de guerra, qué valor el suyo. No conozco a un solo alemán que opine de distinta manera. Jamás he encontrado a nadie que no sienta respeto por los españoles"

    Como ves, el Führer no solo sentía mucho respeto por los españoles sino que, en su apretada agenda, encontraba tiempo para leer un libro sobre España.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Nacho, eres una enciclopedia.
    Gracias!

    ResponderEliminar
  4. Hola soy Alejandro.

    Por "conversaciones" te refieres al libro de la editorial Critica???

    saludos ignacio

    ResponderEliminar
  5. Alejandro:

    Yo tengo las Conversaciones sobre la Guerra y la Paz de la editorial Solar, una edición colombiana. Años después la editorial Critica, sacó una edición que creo apenas difiere de la que tengo. Ciertamente contiene algún error en la traducción pero es mejor tenerlas a no tener ninguna.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Tu blog puede provocar cierta ira por publicar estos detalles intimos de unn personaje como Hitler. Pero es cierto, a Hitler le gustaba estar rodeado de niños; pero siempre y cuando fuesen estrictamente "Arios". Por eso no sintió la menor compasión por los niños judíos, rusos o de las naciones donde habitaran personas de razas "inferiores".

    ResponderEliminar
  7. Hector:
    Gracias por tu comentario. Soy consciente de lo que dices. Pero como la vertiente "mala" de Hitler la conocemos de sobra, el lado que más me interesa de su persona es el más humano, el menos conocido. Repito, soy consciente de que puedo molestar a mucha gente. Pero mira, la gente tiende a "molestarse" en exceso. Imaginate que rastreas toda la red en busca de cosas que no te gustan... supongo que este blog es para gente que ya tiene claras ciertos aspectos.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es fantástico que se hable de historia y de Hitler con objetividad, pues todo aquel que tenga interés en estudiar o simplemente curiosear sobre cualquier tema relacionado con la historia está en su derecho de formar sus ideas a través de información objetiva y verdadera, no a través de información manipulada y totalmente subjetiva como en la gran mayoría de los casos. Pero, ¿A quién quieres engañar diciendo que no pretendes ensalzar la figura de Hitler? Es cierto que en este blog es en su mayoría bastante objetivo, pero como cualquier ser humano pecas de subjetividad en diversas ocasiones, y ésta última me ha llamado la atención.Dices que Hitler amaba a los niños, y Héctor te recuerda que mató a millones de niños por el simple hecho de nacer con una condición social distinta a la de la raza "superior", vamos a llamarlo holocausto, y usted le responde con que ya es bastante conocida la "mala" vertiente de Hitler y que interesa más su lado humano. Lo que me sorprende no es el hecho de que te interese su lado humano, si no que te refieras al holocausto como parte de su "mala" vertiente, escrito así entre comillas como poniendo en duda que sea mala, y no me llevo las manos a la cabeza porque haya gente que admire y defienda a Hitler, pues hay gente para todo, lo que me sorprende es que al entrar a este blog lo primero que se observa es un aviso de que no se pretende ensalzar ni promocionar la figura de Hitler y después escribas cosas como estas.

      Saludos, David.

      Eliminar
  8. que raro,si esa nina era judia me gustaria saber que fue de ella y su familia,mas raro que sus padres sabiendo el antisemitismo del fuhrer hayan ido a saludarlo.

    ResponderEliminar
  9. LA VERDAD CREO QUE HAY QUE TENER UN CRITERIO CLARO INPARCIAL Y ELEVADO PARA ENTENDER LA DOCTRINA HITLERIANA, Y ACLARAR QUE LA HISTORI AL CUENTAN LOS QUE GANARON Y EN BASE A ESO PENSAMOS Y NOS EXPRESAMOS.

    ResponderEliminar
  10. y que paso con la niña no saben?

    ResponderEliminar
  11. Siento curiosidad por la niña. Hitler pudo darle un certificado de pura raza aria. Lo hizo con gente no muy aria como el gran mufti de Jerusalem. Un ejemplo de racismo realista. Por necesidades de la guerra se admitió en las SS a gente que al comienzo de la guerra no seria admitido por ingferioridad racial. Para compensar las grandes perdidas humanas de la guerra. Secuestro a niños de razas inferiores y fueron educados como arios. ¿Es cierto?.

    ResponderEliminar
  12. Gracias David. Es interesante tu observación. Lo normal cuando se habla de la relación de Hitler, en este caso con niños, es que se diga que eso formaba parte de la propaganda, para presentar al Führer como "humano". Sin embargo, la realidad es que Hitler adoraba a los niños y se sentía muy a gusto con ellos. Las cuestiones de la guerra amigo, las dejamos para otro debate. En todo caso, mi objetivo ha sido no ensalzar a Hitler de forma consciente. Es evidente que en algún caso no lo he conseguido. Saludos amigo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por responderme Nacho, pero esa no es una respuesta hacia mi comentario, pues me he referido a tu forma de escribir "mala" vertiente poniendo mala entre comillas, cuestionando que haya sido mala. Es respetable que cada persona tenga su idea pero si vas a ser subjetivo, no presentes este blog como un blog totalmente objetivo sin intención de ensalzar la figura de Hitler.
      ¿Podrías facilitarme tu dirección de correo electrónico? Me pareces un hombre con ideas claras y con fundamentos.
      Gracias de antemano y un saludo, David.

      Eliminar
  13. David: puedes escribir a sensorama@gmail.com

    Gracias,

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.