19 de marzo de 2010

John Toland (4)

Ya en el apartado de la guerra, Toland nos dice que "para Hitler, la invasión de Polonia no era una guerra, sino solamente un golpe para apoderarse de lo que pertenecía a Alemania por derecho."  Observamos también el buen estado de salud de Hitler al comienzo de la guerra: "los espectadores se sorprendieron al ver a Hitler subir ágilmente al estrado en uniforme gris de campaña. Parecía un traje militar, pero era simplemente el uniforme del partido, en otro color." Tenemos también una declaración de Hitler interesante:

- Quien lucha con veneno será combatido con veneno. Quien quebranta las reglas humanitarias  de la guerra sólo puede esperar de nosotros lo mismo. Llevaré adelante esta lucha, no importa contra quién, hasta que la seguridad del Reich y sus derechos estén asegurados... A partir de este momento, toda mi vida pertenece más que nunca a mi pueblo. Ahora no deseo ser otra cosa que el primer soldado del Reich alemán. Por lo tanto, una vez más que he puesto ese uniforme que siempre ha sido tan sagrado y tan querido para mi. ¡No me lo quitaré hasta la victoria, o no viviré para ver el final!

Sorprende el hecho de que la salud de Hitler fuera tan buena al comienzo de la guerra y que en tan poco tiempo se deteriorara tanto. Yo creo que a partir de entonces Hitler ya no descansó. Se dedicó con tanto ahínco a la guerra que el esfuerzo le minó enormemente. Por otra parte no se puede olvidar el sufrimiento mental de Hitler. Se dice que Hitler no visitaba a los enfermos del frente. No es verdad. Lo hizo a menudo. Sí es cierto que Hitler no visitó ninguna ciudad bombardeada para alentar a la población. Pero sabemos que sufría esos ataques aéreos. Sus conversaciones así lo atestiguan.

Al comienzo de la guerra, Hitler le dijo a Hess:

- Ahora toda mi obra se derrumba. Escribí mi libro para nada.

Por otra parte, también era optimista. Según su asistente, Hitler era "la seguridad personificada."

A partir de entonces, Hitler quiso ser muy austero consigo mismo. Le dijo a Linge:

- Usted se ocupará de que yo sólo coma lo que pueda comer la gente común de Alemania. Mi deber es dar ejemplo.

Tanto es así que repetía a menudo:

- Las tropas que luchan en el frente deben estar seguras de que su líder comparte sus privaciones.

Cuando Hitler visitó París y vio la tumba de Napoleón, le dijo a su arquitecto Giesler:

- Usted construirá mi tumba.

Le dijo a Giesler que su tumba debía de ser sumamente sencilla y que se erigiría en Munich:

- Aquí es donde nací realmente, aquí inicié mi andadura y aquí está mi corazón.

No estoy de acuerdo con Toland en presentar a un Hitler que se cree sobrehumano. Toland dice que Hitler pensaba de si mismo que "su naturaleza era más divina que humana." Sin embargo Toland no cita las fuentes por las que afirma eso. Era habitual oírle a Hitler decir que le disgustaba profundamente que la gente le viera como a un semidios.

Sobre la guerra con Rusia:

- Siempre he sostenido que debíamos evitar a toda costa hacer la guerra en dos frentes, y puede estar seguro de que he meditado largamente  y con preocupación sobre Napoleón y sus experiencias en Rusia. ¿Por qué entonces, cabe preguntarse, esta guerra contra Rusia, y por qué en el momento que yo he elegido?

Algo que hecho en falta en la biografía de Toland es el citar las fuentes. Porque hay una frase atribuida a Hitler que a mi me hace sospechar que son falsas:

- Yo soy el Führer de un Reich que ha de durar mil años. No hay poder capaz de hacer temblar al Reich alemán. La Divina Providencia ha querido que sea yo quien lleve a cabo la misión alemana.




10 comentarios:

  1. Hola perdonad si tardo en publicar las respuestas ya que estoy de viaje un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Nada Nacho que te lo pases bien donde vayas ^^ a ver si hago yo mi reflexion de toland y os la paso a todos por link :3

    ResponderEliminar
  4. Steigenburg,
    Te recomiento Hitler de Werner Maser.

    ResponderEliminar
  5. Respecto a la última afirmación de A.H. marcada en rojo, es innegable que era una meta ambiciosa, pero no lo es menos que era completamente asumible por le wehrmacht en esa fecha y un éxito asegurado con los plazos que seguramente Hitler barajaba en la época. Qué ocurrió entonces?
    Sencillo... Mussolini, y la nefasta alianza con Italia una vez más Lastraron al Reich severamente retrasando la Operación Barbarossa con su inminente fracaso en Creta, convertido en Victoria por Alemania, lo suficiente como para que el invierno pasara a ser el mayor enemigo del ejército alemán hasta que los envíos de Material de EEUU y el desplazamiento masivo de tropas del Ejército Rojo que guardaban las fronteras Orientales de la URSS (contra una eventual invasión nipona) cambiaran el curso de los acontecimientos. (¿El responsable de ésto último? Richard Sorge un espía Soviético en Japón que cambió el curso de la Guerra)

    Es asmobroso tener referencias claras de la importancia que jugaron detalles aparentemente nimios y su conjunción, que hicieron del conflicto bélico un barrizal en el que el coloso alemán se fue hundiendo poco a poco mientras la ligereza física y mental de sus enemigos, como su desbordante superioridad numérica, acabaron por sepultarlo. A.H. sin duda lo sacrificó todo por el Reich mucho antes de sucumbir.Un lider a la altura de su pueblo...

    H.U.R.

    ResponderEliminar
  6. Saludos.

    Hace unos días envie un comentario pidiendo opiniones sobre el libro - HITLER, Los años desaparecidos. Putzi Hanfstaengl. ed. Luis de Caralt 1960 - .

    Hasta la fecha no ha sido publicado, como entiendo que no debe ser por una objeción al contenido, vuelvo a pediros opinión.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Hola, Manuel, no se qué ha ocurrido con tu anterior comentario. Al haber estado varios días fuera he tenido un cierto caos en mi correspondencia así que puede que lo borrara sin darme cuenta. Aprovecho para pedir disculpas si no he contestado a alguna pregunta. La verdad es que a veces no he tenido tiempo de atender el blog en condiciones.

    En cuanto al libro que citas, te diré que Putzi Hanfstaengl desertó de Alemania y estuvo trabajando para el gobierno norteamericano contra Hitler. Por lo tanto sus declaraciones sobre Hitler hay que cogerlas con muchas reservas. Si bien es cierto que Putzi Hanfstaengl conoció muy bien al Hitler de antes de la toma del poder no es menos cierto que después no hizo carrera en el gobierno de Hitler y su resentimiento fue creciendo. Hay historiadores, como Toland, que se han tomado en serio sus declaraciones. No dudo de que el libro resulte interesante, pero te recomiendo que lo leas con muchas reservas. Por otra parte, no hay que olvidar que se trata de un libro muy antiguo y ya está superado.

    Te reitero mis disculpas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias por tu atención , Nacho. No hacen falta las disculpas, en cualquier caso es de agradecer la buena educación que se respira en este blog, del que soy un lector más que asíduo.

    Conocía los pormenores de Putzi. El interés que me despierta este libro es que creo (no lo he leido) que hace una buena descripción del funcionamiento del partido antes de la toma del poder.

    Gracias a tu blog, he reubicado alguno de mis libros sobre el tema. Me parece en extremo interesante las opiniones aquí vertidas sobre cuestiones de veracidad e influencias de los diferéntes títulos.

    Sería interesante trabajar sobre un índice de textos en castellano, en el cual exponer muy brevemente el contenido y su veracidad, presiones sobre el autor, o contradicciones del mismo.

    Saludos a todos.

    ResponderEliminar
  9. Hola Nacho así que estas de viaje (o lo estuviste perdona es que me he perdido un tiempo sin visitar el blog), si estas de viaje aun te deseo que sea un estupendo y agradable viaje para ti, si ya estas de vuelta espero que hayas disfrutado tu viaje, que haya sido placentero. El tema de los viajes resulta ciertamente algo complejo, a veces uno va con la disposición de pasar momentos agradables, pero ocurre lo contrario, lo digo porque experiencias he tenido, de todos modos la misma vida que vivimos (sin tener que salir a otra parte) esta llena de cosas buenas, como malas.

    Referente a este post opino que aquello que dice Toland sobre que Hitler invadió Polonia para recuperar lo que le pertenecía a Alemania, es cierto, eso si discrepo cuando dice que no era una guerra, creo yo (puedo estar equivocado) que toda invasión militar a otro país es en algún sentido una guerra, por muy poco que durase la invasión al país afectado, eso si creo que Hitler no deseaba una guerra con las características que tuvo finalmente la Segunda Guerra Mundial. Quiero aclarar un poco el asunto más bien pienso que Hitler no deseaba una guerra mundial de esas proporciones.

    Bueno cuando mencionas que Hitler subió al estrado con un uniforme gris que parecía militar y resulto ser el del partido, pienso que los miembros del Partido hicieron un uniforme con características para una guerra, sabían bien lo que enfrentarían posteriormente, ellos serían una pieza clave, dentro de la guerra, ya que en el Tercer Reich, Hitler le dio a su Partido un amplio poder en las decisiones que se tomaban en Alemania, esto abarco muchos ámbitos. Por otra parte los uniformes que usaban los miembros del Partido tenían características de un uniforme militar.

    Respecto a la primera frase que dice supuestamente Hitler:

    “Quien lucha con veneno será combatido con veneno. Quien quebranta las reglas humanitarias de la guerra sólo puede esperar de nosotros lo mismo. Llevaré adelante esta lucha, no importa contra quién, hasta que la seguridad del Reich y sus derechos estén asegurados... A partir de este momento, toda mi vida pertenece más que nunca a mi pueblo. Ahora no deseo ser otra cosa que el primer soldado del Reich alemán. Por lo tanto, una vez más que he puesto ese uniforme que siempre ha sido tan sagrado y tan querido para mi. ¡No me lo quitaré hasta la victoria, o no viviré para ver el final!”

    En relación a esta frase creo que es más o menos fidedigna, después de todo Hitler le dio a sus enemigos lo mismo que ellos le hicieron (casi o en parte), Hitler deseaba proteger a su Reich, eso incluye a quienes vivían en el. Me parece creíble cuando se hace mención del uniforme, después de todo Hitler lucho en la Primera Guerra Mundial, recibió condecoraciones de esta índole y lucho en batallas por tanto fue un militar, como una vez te dije Nacho, no un militar de carrera, pero eso no quita que no haya sido un militar. Si esa frase es cierta deja de manifiesto que Hitler como casi todo militar amaba su uniforme, claro esta que resulto cierto lo de no quitarse el uniforme.


    Nacho creo que la guerra le paso factura a Hitler, como una vez dije se rumoreaba que se acostaba a dormir más tarde que el resto de los militares, creo que como tu mismo me señalaste esto le ocasionó insomnio y las preocupaciones trajeron consigo un debilitamiento de la salud de Hitler de forma grave y aguda. Eso que no visito a los enfermos del frente en el hospital a mi también me parece no creíble, he visto fotos de Hitler en compañía de soldados que tienen características de haber sufrido heridas de combate.

    Respecto a la segunda frase sobre lo que le dijo Hitler a Hess:

    “Ahora toda mi obra se derrumba. Escribí mi libro para nada”

    Me parece una frase cierta, como dije Hitler no quería una Guerra Mundial como ocurrió finalmente. Aunque si la frase es cierta, parece que Hitler se adelanto a lo que ocurriría con su libro, ya que en muchos países esta prohibido, claro que se derrumbo su obra, ya que no faltan las personas que ven a Mein Kampf como un libro maligno.

    ResponderEliminar
  10. Segunda parte y final de mi comentario

    Sobre la última supuesta frase:

    “Yo soy el Führer de un Reich que ha de durar mil años. No hay poder capaz de hacer temblar al Reich alemán. La Divina Providencia ha querido que sea yo quien lleve a cabo la misión alemana”

    Esta frase no me la creo, creo que Toland se equivoca al presentar a Hitler como alguien que se creía un semidiós. Hitler no fue en mi opinión una persona arrogante, más bien era una persona de gustos sencillos, es más basta ver su uniforme nunca se invento medallas o alguna clase de distintivo de grado, solo usaba un águila amarilla en el brazo izquierdo y se hizo llamar Führer. A su vez Stalin se autonombro Mariscal de la Unión Soviética por nombrar un caso distinto.

    Saludos cordiales para ti Nacho y para todos los seguidores del blog.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.