26 de julio de 2009

Libros




Todos sabemos que Hitler ha sido el protagonista de miles y miles de libros desde su muerte. La mayoría son prescindibles. Por un lado estan los historiadores y biógrafos consagrados que más o menos conocemos. Después están los oportunistas que escriben verdaderas tesis fantasiosas, que van desde el típico bulo a la difamación y mentira. También existen pequeñas biografías de poca monta que se incluyen en coleccionables y suplementos. Existen también libros sobre Hitler novelados, como por ejemplo "Führer" de Allan Prior. También existen novelas fantasiosas que nos situan a un hipotético Hitler viviendo en Inglaterra en su juventud, o novelas con supuestos hijos de Hitler. Incluso la fantasía más absoluta existe en muchas novelas cuando situaban a un Hitler superviviente de la guerra y viviendo en un país sudamericano. Y por último tenemos los testimonios de quienes trataron a Hitler directamente. Estos testimonios son de vital importancia para los historiadores y los lectores. El problema para analizar a Hitler es que muchos de estos testimonios estan condicionados, y en muchos casos manipulados por otros historiadores. No obstante, hubo amigos y colaboradores de Hitler que se atrevieron a no traicionar a Hitler. No son muchos, pero existieron. Por eso, un lector no iniciado se puede extrañar de encontrar títulos como "Yo fui amigo de Hitler" o "Hitler, mi amigo de juventud".
Evidentemente son más de fiar los testimonios de quienes trataron a Hitler. Por supuesto también hay que tener reservas, pero estos libros contienen anécdotas que nos pueden resultar interesantes para conocer a Hitler. En ese contexto, si queremos conocer la infancia y juventud de Hitler, es muy importante el libro escrito por el amigo de Hitler "Adolf Hitler, mi amigo de juventud" de Kubizek. A pesar de que el testimonio de Kubizek en ocasiones parece forzado y fantasioso, Kubizek fue el único que trató a Hitler directamente durante su juventud. Ese libro es el único que existe sobre ese periodo. A menudo los analistas buscan en la infancia y juventud de Hitler las causas de su comportamiento posterior. Parece que intentan demostrar que Hitler fue una persona resentida por algo y que posteriormente cuando llegó al poder quiso vengarse de todo el mundo. A mi me parece una explicación poco convincente. Hasta ahora conseguir el libro de Kubizek era difícil. Yo mismo tengo un ejemplar de segunda mano y antiguo. Pero creo que la editorial Tempus lo va a editar, si es que no lo ha hecho ya. El libro es muy entretenido de leer y contiene abundantes historias que nos dicen mucho del caracter de Hitler. Trataré algún episodio del libro próximamente.


Ya hemos hablado también del libro de su secretaria Christa Schroeder. Lamentablemente en español no hay una edición del verdadero libro de la secretaria, sino una versión corregida, como vimos en un anterior post. Aún así el libro resulta muy intersante.


Otro libro muy entretenido de leer es el escrito por su fotógrafo Heinrich Hoffmann. Tuvo la valentía de titularlo "Yo fui amigo de Hitler". Ciertamente en una época en la que haber sido amigo de Hitler te podía costar muy caro, titularlo así era de una gran valentía. El libro resulta muy divertido porque Hoffmann tuvo mucha confianza con Hitler y era una de las personas que más le relajaban y divertían al Führer. El libro se reeditó hace unos años por la editorial Caralt. Es una pena que esa edición tenga una calidad muy mala en cuanto a su presentación, ya que las fotografías no tienen mucha calidad. Precisamente habiéndose tratado del fotógrafo de Hitler, creo que la edición debería tener más fotografías y por lo menos en brillo. Pero bueno, es mejor tener esa edición que ninguna.
Las memorias de Speer son una verdadera mina para estudiar a Hitler. El problema que nos surge con Speer es que no ha tenido mucho crédito entre los historiadores. Se sabe que Speer fue muy manipulado por Joachim Fest. Sin embargo yo acudo a menudo a Speer porque fue un personaje importante en la vida de Hitler. Sus testimonios son de vital importancia, a pesar de todo. Por ejemplo, la gente tiene una imagen de un Hitler histérico, que levantaba la voz y gritaba a todo el mundo. Sin embargo Speer nos dice que en contadas ocasiones vio a Hitler alterado o perdiéndo los nervios. A mi eso fue lo que más me llamó la atención de sus memorias porque yo también pensaba que Hitler perdía los nervios con facilidad. Sin embargo no es verdad. Hitler siempre sabía mantener la compostura, incluso en los momentos más difíciles.
Uno de los últimos testimonios aparecidos fueron las memorias de Rochus Misch, tituladas "Yo fui guardaespaldas de Hitler". Lo que más llama la atención es el título porque Misch no fue nunca el guardaespaldas de Hitler. Misch fue radio-operador y telefonista, o un ordenanza. Misch fue testigo de los acontecimientos finales del Reich, en el búnker de Hitler. Pero nada más. Además, como sucede a menudo, la traducción del libro es de una edición francesa, con lo cual supongo que pierde mucho más que al traducirla directamente del alemán.
Otro testimonio interesante de leer es el escrito por el chófer de Hitler Erich Kempka. Se titula "Yo quemé a Hitler". Yo tengo una versión bajada de Internet. Ignoro si se puede conseguir fácilmente. Pero recomiendo su lectura.
Por último el libro que más me gusta a mi es "Conversaciones sobre la guerra y la paz" o "Conversaciones de sobremesa", que recogen las conversaciones de Hitler. Estas conversaciones fueron recogidas de forma taquigráfica por dos personas, a petición del propio Hitler. Fue Martin Bormann quien se encargó de guardarlas. Al final de la guerra el financiero suizo Genoud se hizo con las trascripciones de estas conversaciones, al conseguirlas a través de la esposa de Bormann. Este financiero suizo las tradujo al francés y de ahí se tradujeron al inglés. En alemán tenemos dos versiones, las recogidas por los taquígrafos, que fueron Heinrich Heim y Pickert.


Las versiones españolas de este libro fueron traducidas directamente del inglés. Es decir, las palabras de Hitler, en alemán, han pasado después al francés, al inglés y de esta edición inglesa al español. Un lío ¿verdad? Al final con tanta traducción muchas palabras de Hitler están equivocadas. En España la editorial Crítica editó el libro, pero sin tener en cuenta las ediciones originales alemanas, con lo cual no se trata de una buena traducción. Yo tengo dos tomos editados por la editorial Solar, de Colombia. A pesar de los errores, las conversaciones resultan de vital importancia para conocer a Hitler. Yo las tengo ampliamente subrayadas y a menudo recurro a ellas para escribir el blog.

10 comentarios:

  1. Hola Nacho, hace tiempo que no escribías un post, extrañaba las actualizaciones de tu blog ya que me es muy ameno leerlo, este blog es un buen pasatiempo, muy didáctico, se aprenden cosas nuevas sobre Hitler y es muy divertido para el lector. Bueno ya que estas de vuelta aquí amigo, haré él comentario de hoy.

    Es muy cierto que existen muchos libros que tratan sobre Hitler, pero como bien nos adviertes, algunos son libros que no se afirman en hechos demostrables, como ese libro “que dice que Hitler era homosexual”, uno de los grandes problemas es que mucha gente novata leerá un libro que descalifique, insulte o difame a Hitler y no dudara mucho en creerlo. Yo suelo ser bastante desconfiado con lo que leo, me gusta consultar varias fuentes a la vez cuando investigo un tema en particular.

    Si más bien recuerdo Hitler en su Mein Kampf califica al lector en tres grupos, algo que me pareció muy interesante y muy cierto a la vez, veamos lo que nos dice él Führer:

    a)Aquel lector que cree todo lo que lee y no duda ni un poco, dice que es él grupo más mayoritario de las personas.

    b)Aquel lector que ha leído tantas cosas que al final desconfía de lo que lee, pero no saca mayores conclusiones de esto, solo esta confundido, este grupo es más pequeño que él anterior.

    c)Por ultimo él lector que desconfía sobre lo que lee y busca varias fuentes, sacando sus conclusiones, Hitler dice que es él sector más minoritario de la población.

    Volviendo al tema de los libros, me llamo la atención un libro que mencionaste titulado “Yo quemé a Hitler”. ¿Me podrías decir de que trata este libro por favor?. Me parece que él titulo del libro da ha entender algo que le hayan hecho a Hitler de forma ficticia, pero suena divertido él titulo, jeje.

    Nacho buscando por la red encontré un sitio web donde se muestran obras de arte supuestamente hechas por Hitler, digo “supuestas”, porque siempre desconfió, pero me pareció interesante, eso si él sitio esta en inglés. Si esas obras son de Hitler no me deja duda que tenía mucho talento, te dejo el link:

    http://www.hitler.org/art/

    Tal vez te pueda servir, si es que ya no has visto esas obras antes.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  2. Hola Nacho. Excelente post como nos tienes acostumbrados.
    Me tomo buena nota de las lecturas que recomiendas y aprovecho para enviarte saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hola:

    Es cierto. Estoy en una época estival y tengo menos tiempo para escribir. En verano uno sale casi todos los días para aprovechar un poco el tiempo. Y tengo menos tiempo para dedicarlo al blog. Pero bueno, espero estar más en forma a partir de septiembre.

    Buen apunte el que haces del Mein Kampf. Lo recuerdo porque Hitler hace una apreciación muy interesante sobre los lectores.

    El título "Yo quemé a Hitler" hace referencia a que Hitler pidió a su chñofer Kempka el suministro de los bidones de gasolina para quemar su cuerpo.

    He estado mirando el link que nos recomiendas. Efectivamente, se trata de bocetos y acuarelas que pintó Hitler. Llevan su firma y su estilo. Llama la atención que algunas obras son realmente buenas en cuanto al estilo.

    Kaiman, muchas gracias por seguir el blog.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. El libro de Kubizek ha sido editado recientemente por Ediciones Nueva Republica:

    http://www.edicionesnuevarepublica.com/enr_kubizek.htm

    ResponderEliminar
  5. Nacho respecto a lo de "hipotético Hitler viviendo en Inglaterra en su juventud" decirte k estuvo alli de octubre a Abril de 1912 en liverpool con su Hermanastro Alois. :)

    ResponderEliminar
  6. Bressend:

    ¿Nos puedes indicar la fuente de donde procede esa información? Es curioso,pero ni su amigo de juventud Kubizek, ni los biógrafos de Hitler nos dicen nada de ese viaje. Curiosamente, ni el mismo Hitler hace referencia a ese viaje en sus conversaciones.

    En todo caso, no estoy en mi casa ahora. En cuanto pueda lo miro.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Yo tampoco conozco ese particular sobre su estancia en Inglaterra.
    Mi amigo de juventud, fue el primer libro que yo leí sobre A.Hitler, en el que le dieran un cáriz humano. El episodio que más me acercó a él, fue el de la compra de un número de loteria, el cual iba a ser premiado. Los dos adolescentes fantastiqueaban con
    las posibilidades que se les abririan de ahi en adelante
    con el dinero, como suele pasar, ese número no fue el premiado y del tema no se habló mas. ¿Cuantas veces nos ha pasado eso? A mí, cada viernes, cuando confio en la suerte del Euromillon, y el sábado me sumo en un silencio de tumba, cuando veo que otra semana más que continuaré siendo pobre.

    ResponderEliminar
  8. Hola Nacho, bueno debes dedicar él tiempo que tienes para descansar y relajarte, si no me equivoco en septiembre tu blog cumple un año, eso habría que celebrarlo con una entrada especial o una dedicatoria, después de todo va ha ser un año escribiendo sobre Hitler en este lugar, no es para menos.

    Gracias por contarme sobre el libro “Yo quemé a Hitler” , me ha quedado bastante claro, veo que esta ambientado en algo real que ocurrió.

    Así que el enlace que te deje corresponde a obras hechas por Hitler, que talento tenía este hombre, no se como pudieron rechazarle de la Academia de Bellas Artes de Viena, en todo caso si Hitler hubiese sido aceptado, tal vez este blog no existiría y tampoco estaría escribiendo esto ahora, no se a veces creo que si cambia un acontecimiento en él tiempo, este altera a todos los demás.

    Saludos cordiales, sigo atento a tu blog.

    ResponderEliminar
  9. Hola Nacho,tengo el libro de las conversaciones de sobremesa del Führer,y en la edicion colombiana faltan cosas de cuando criticaba a Serrano Suñer o Franco y en la edicion de Critica si sale.

    ResponderEliminar
  10. Hola. Pues si, la primera edición que se editó en España salió sin las críticas de Hitler hacia Franco. También se eliminaron los comentarios sobre el catolicismo y la religión. . Yo no tengo la edición de la editorial Critica, aunque tengo pensado comprarla. Por lo que se, se trata de una edición muy chapucera, aunque venga precedida con la coletilla "edición completa y sin censuras".

    La edición de Critica es una edición exacta de la antigua edición de Caralt. Simplemente le han añadido algún trozo censurado antiguamente, directamente del inglés.

    La introducción de Trevor-Roper esta muy superada. Se trata de un escrito de 1953 y en Crítica ni siquiera se han molestado en revisarla. Trevor-Roper usó unas fuentes ya superadas, como es el caso de Rauschning. Por lo que se, también incluye un índice biográfico que data ¡del año 1957! y que es de sonrrojo.

    Pero es lo único que hay en el mercado español

    Saludos

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.