2 de julio de 2009

La Noche de los Cuchillos Largos



Se han cumplido 75 años de la famosa Noche de los Cuchillos Largos. A lo largo de estos años mucho se ha hablado sobre ella y se ha dicho que fue una acción sanguinaria y vengativa de Hitler. Pero Hitler no lo hizo por venganza, ni mucho menos. Para él fue una decisión muy difícil pero inevitable si quería continuar en el poder. Porque el creciente poder de la SA representaba un evidente peligro para el ejército. El propio presidente Hindemburg estuvo a punto de declarar la ley marcial ante la amenaza parda. A Hitler no le quedó otro remedio que actuar. Kershaw dice que Hitler no sabía exactamente qué hacer y que habló de deponer a Röhm o mandarle detener. Röhm era un nacionalsocialista revolucionario. El caracter revolucionario de Hitler es evidente pero el Führer prefería conquistar el poder con más cautela y astucia que su compañero Röhm. Las conversaciones privadas de Hitler nos demuestran su intención de cambiar la sociedad de arriba a abajo. Pero Hitler era muy astuto y primero debía demostrar al ejército, a los políticos más conservadores y a los industriales, que el nacionalsocialismo no era un peligro para ellos. Röhm y sus SA sí lo eran. Röhm estaba desilusionado. A la SA les dijo: "Sólo las SA conseguirán ganar y conservar el triunfo del nacionalismo puro y del socialismo que no pueden ni deben de ser falseados". Sin embargo Röhm tenía enemigos: Göring, Goebbels o el mismo Himmler. Parece ser que fue Göring quien convenció a Hitler de que debía actuar contra Ernst Röhm y las SA antes de que fuera demasiado tarde. Sin embargo Hitler quiso intentar una última reconciliación. Sólo cuando tuvo la evidencia de que Röhm preparaba un golpe se decidió a actuar. Incluso supo que Röhm le había llamado "ese ignorante cabo de la guerra mundial". También supo que las SA estaban almacenando armas. Según David Irving esta más que claro que las SA planeaban derrocar a Hitler.


Hitler ofreció a Röhm la posibilidad de suicidarse pero el jefe de las SA se negó. El saldo de muertos fue de ochenta y dos. Ian Kershaw dice que fueron entre ciento cuenta y doscientas personas. Dice también que el nombre de Röhm no figuraba entre la lista de los ejecutados. Parece que existe un consenso entre los historiadores afirmando que Hitler no deseaba la muerte de Röhm. Fue el mismo jefe de las SA quien decidió morir. El mismo Joachim Fest se pregunta "si Hitler tenía relamente otra elección". Tres años después Hitler dijo:
- Había tenido que aniquilar a este hombre y a sus seguidores, a pesar de lo mucho que lo había sentido.

A pesar de que La Noche de los Cuchillos Largos ha pasado a la historia como una noche de terror e infamia, en su momento los alemanes lo vivieron como un alivio. No solo los alemanes corrientes. También el ejército y los industriales respiraron aliviados. El mismo presidente del Reich Hindenburg felicitó a Hitler por su decisión.





Hitler dio un discurso en el Reichstag el día 13 de Julio de 1934 para explicar lo sucedido. Transcribo una parte de este discurso:

"De una cantidad de hechos y culpabilidades personales, de una serie de equivocaciones e insuficiencias humanas y de una serie de errores humanos, se ha producido, en nuestro joven Reich, una crisis, la cual rápidamente podría haber causado daños y habernos destruído con consecuencias no previsibles. Explicar su nacimiento y la forma en que fue vencida es mi deber explicárselo a ustedes y a nuestro pueblo. El contenido será muy abierto, únicamente por su importancia deberé recortar un poco, en parte para salvaguardar los intereses del Reich y en parte para evitar que estos hechos signifiquen, al otro lado de nuestras fronteras, un deshonor.

Tumultos en la calle, luchas de barricadas, terror en masa y programas de destrucción individualistas tienen en tensión hoy en día a casi todo el mundo. También en Alemania todavía hoy algunos locos y delicuentes intentan seguir con este destructivo quehacer. Desde la destrucción de los partidos comunistas hemos visto, aunque cada vez con menor fuerza, algunos intentos de volver a empezar de movimientos u organizaciones comunistas con caracter más o menos anarquista. Sus métodos son siempre los mismos. Explican el presente y al mismo tiempo propagan el paraíso comunista del futuro llevando, en el fondo, únicamente una guerra para el infierno, ya que las consecuencias de su victoria para Alemania no traerían más que destrucción.





1) En contra de mi concreta orden, el anterior jefe Röhm había engrosado de tal forma la SA y encendido su ánimo que tal actitud tenía que ser necesariamente peligrosa.

2) La enseñanza de la ideología nacionalsocialista había disminuido entre las filas de los Jefes de la SA.

3) La relación entre el partido y la SA se iba distanciando poco a poco. Por medio de un plan se pudo comprobar que era objetivo de la SA alejarse más y más de nuestra misión, para poder servir a otras obligaciones e intereses.

4) Para ascender a Jefe de la SA eran precisos, únicamente, conocimientos externos e intelectuales. Gran cantidad de hombres que habían sido nombrados por mí dimitían cada vez en mayor número, mientras que gente entrada en 1933 tenía cada vez más privilegios. En ocasiones bastaban unos meses en la SA para lograr un ascenso, el cual viejos miembros de la SA no podían alcanzar durante años.

5) La presencia de estos jefes en la SA no tenía nada que ver con el movimiento y era completamente anti-nacionalsocialista e incluso en algunos casos repugnante....

De estas anomalías y otras avisé a Röhm, sin haber observado desde entonces ninguna mejora ni alguna disposición para preverla.

En los meses de abril y mayo aumentaron estas quejas. Por primera vez en este tiempo recibí comunicados por escrito y archivos de las discusiones que había efectuado el Führer de la SA en concreto y de las cuales únicamente se podía extraer un sentimiento de vergüenza. Por primera vez constaba en estas actas que durante las discusiones se notaban indicios de la necesidad de una nueva revolución.

A finales de abril quedó claro en el gobierno y entre algunos mandos del partido, que diversos jefes de la SA engañaban expresamente a las organizaciones políticas diversas o, al menos, nada hacían para impedirlo a los que sí actuaban así. El intento de atajar esto por camino legal, no obtuvo resultados en ninguno de sus intentos. Röhm aseguró una y otra vez que había tomado medidas para acabar con todos estos grupos, pero nunca se observó una mejoría....

La firme decisión del Gobierno nacionalsocialista de acabar con estos hechos que manchan su honor y sus responsabilidades, ha llevado a grandes enfrentamientos con la dirección de la SA. Estos enfrentamientos llevaron a discusiones constantes entre el señor Röhm y yo, en las cuales, por primera vez, empecé a desconfiar de la lealtad de este hombre.

Después de que en cuatro ocasiones me había obstinado en no pensarlo, después de que durante años y años había protegido a este hombre por su fidelidad, ahora por fin tenía que considerar las serias acusaciones -especialmente grancias a Rudolf Hess- las cuales me impedían proteger por más tiempo a este hombre por más que hubiera querido pensar que eran falsas.

Desde el mes de mayo no podía haber ya ninguna duda de que el señor Röhm estaba ocupado engrandes proyectos que podían llevar a la catástrofe....

La penitencia por este crimen ha sido dura. 19 comandantes de la SA de elevado rango y 31 intermedios han sido fusilados como cómplices de esta operación. Otros 13 mandos de la SA y civiles murieron al oponerse a su detención. Tres más se suicidaron. Cinco miembros del partido, pero no pertenecientes a las SA, fueron fusilados por participación. Finalmente aun fueron fusilados tres miembros de las SS que se hicieron reos de vergonzosos malos tratos a detenidos.


Aunque los sacrificios hayan sido duros, no han sido en vano, aunque a algunos les pueda parecer así. Además, tengo yo la confianza de que si alguna vez el destino me quita de mi sitio, mis sucesores no actuarían de otra forma, e igualmente si ellos tuvieran que ceder el sitio a un tercero tampoco actuaría de otra manera pues igualmente esa persona sería responsable de todo su pueblo....

Al igual que ofrecí hace año y medio el perdón a nuestros adversarios, también ahora quiero decirles a todos aquellos que fueron culpables, que quiero olvidar este acto de traición. Que ellos mismos reflexionen en su interior y busquen el perdón. Todos hemos de ser responsables del bien de nuestra patria: la paz interior y el orden.

Estas 24 horas han sido las más difíciles de mi vida, pero en ellas el destino me volvió a demostrar que tengo inconmoviblemente a mi lado lo que es más valioso para mí: El pueblo y el Reich alemán."

13 comentarios:

  1. Hola Nacho, buen artículo, si hay una cosa de las que mucho se ha dicho es que Hitler ordeno asesinar a Röhm por su tendencia homosexual, lo cierto es que yo no creo que ese fuera el motivo principal. Más bien es muy cierto lo que has escrito hoy, las SA eran un claro peligro para el Reich alemán, para el gobierno político y el Ejército.
    Según tengo entendido Röhm quiso que las SA fueran el ejército oficial de Alemania o algo así, pero esto conllevaba una maniobra peligrosa y Hitler lo sabia bien, otro detalle es el hecho que según tengo entendido las SA se crearon como escuadras de protección del Partido Nazi, en muchas enciclopedias se traducen las siglas SA como “Tropas de Asalto”.
    Creo que Hitler las creo con el objetivo de preservar el orden en sus discursos y conferencias que solía dar por aquel entonces, pero las SA fueron adquiriendo cada vez más poder, tanto que eran como una especie de “ejército paralelo al alemán”, con carácter de paramilitar por no pertenecer al Estado, pero eso no quita que este grupo tuviera instrucción militar, según he leído por hay en un principio antes que existieran las SA estos no usaban el uniforme color pardo, creo que andaban de civil, pero los disturbios ocurridos en los discursos de Hitler obligaron a crear un uniforme para esta organización, en principio un brazalete rojo con una esvástica en el brazo izquierdo para que no existan confusiones entre los demás adversarios políticos del nacionalsocialismo como lo eran los comunistas por ejemplo, finalmente se creo un uniforme que es aquel que casi todos conocemos.
    No hay que olvidar que Hitler igual andaba vestido con los colores de las SA, pero según se dice el se negó a usar el clásico quepis luego de que Hoffman le tomara una fotografía, Hitler no se sintió muy cómodo y decidió no usarlo más al ver que no lucia muy bien, también es cierto que muchos miembros del Partido andaban uniformados.
    Otra cosa que tengo entendido es que luego de la Noche de los Cuchillos Largos muchos miembros de las desarticuladas SA pasaron a formar parte de las SS y otros fueron ejecutados, las SS hasta aquel entonces eran como la guardia personal de Hitler, después adquirieron un papel más trascendental, ya que una vez que Hitler llego al poder las SS dejaron de ser paramilitares y obtuvieron el carácter de una organización militar policial al pertenecer al Estado.
    Röhm además sirvió en la Primera Guerra Mundial según tengo entendido, pero no tengo muy claro hasta que grado jerárquico llego Röhm (me parece que capitán o teniente) en la Guerra Mundial.
    Tengo entendido que Röhm fue uno de los primeros en descubrir el talento político de Hitler como orador. ¿Es cierto esto?.

    Me has dado un dato que no sabía, desconocía que el 2 de julio se cumple el aniversario de la Noche de los Cuchillos Largos y que se cumplen actualmente 75 años de aquel hecho.

    Te envió mis saludos cordiales.

    HH (mi firma la doble hache no es más que la inicial de mi nombre repetida dos veces)

    ResponderEliminar
  2. Hola: Efectivamente las SA fueron creciendo tanto que al final sumaban muchos más efectivos que el propio ejército. No hay que olvidar que el Tratado de Versalles limitaba mucho los miembros del ejército alemán. Por otra parte, en la época de crisis, para muchos alemanes alistarse en las SA era una forma de poder tener una comida caliente y una forma de vida nueva. Pero al final crecieron tanto que representaron un peligro.

    Esta demostrado que Hitler no asesinó a Röhm por su tendencia homosexual. Es más, en muchas ocasiones le defendió por eso. De hecho Hitler defendió a Röhm cuando todo el mundo estaba en su contra. Se sabe también que era el único que tuteaba a Hitler. Esto ha dado mucho que hablar, hasta el punto de que se ha dicho que el propio Hitler fue homosexual. Por supuesto, esto no es más que una de las muchas mentiras que circulan en torno a Hitler. Sin embargo, creo que es una contradicción más de Hitler. Como sabemos, su regimen persiguió la homosexualidad con saña. Pero el mejor amigo de Hitler (Röhm) era homosexual. Es un asunto interesante.

    Röhm fue compañero de Hitler en la IGM. Y por supuesto fue de los primeros compañeros de lucha. El Führer le tenía en gran estima, así que es fácil imaginarse lo mucho que debió de sentir su pérdida.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Un articulo cojonudo Nacho. Lo he disfrutado un montón.

    Aprovecho para saludarte a ti y a HH.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Kaiman. Se agradece tu interés.

    Te envío un saludo

    ResponderEliminar
  5. Hola Nacho, no sabia que las SA le ofrecieron una mejor calidad de vida a los alemanes de aquel entonces, con razón sumaron tantos efectivos incluso superando al ejército, me gusta intercambiar conocimientos y he aprendido mucho con tu blog, puede parecer rara la idea que tengo, pero creo que tu blog debería estar disponible en varios idiomas por la información verídica e importante que nos dices, este blog me gusta mucho.
    Tampoco sabía que el Tratado de Versalles limitaba la cantidad de efectivos del Ejército alemán, gracias por lo que me has contado.
    Me parece interesante que Hitler defendiera a Röhm cuando casi todos estaban en su contra por su tendencia homosexual, también pienso que es una enorme mentira decir que Hitler fue “homosexual”, el autor que escribió ese libro ni siquiera es capaz de demostrar su “teoría” al final del libro y me causa mucha risa y a la vez pena que existan personas que crean que Hitler fue homosexual por un libro y un autor de dudosa reputación.
    Pienso lo mismo que tu creo que Hitler sintió una gran tristeza al tener que decidir eliminar a Röhm, Hitler era muy leal con sus amigos, eso lo demostró con Mussolini a quien rescato en varias oportunidades, además era muy caballero con las damas, esas son unas de sus grandes virtudes, por supuesto que con Röhm no le quedo otra opción (trato de ponerme en su lugar), después de todo Hitler fue un ser humano con sentimientos como todos, eso es lo que cuesta que mucha gente entienda, en todo caso es normal ya que han sido victimas de intensa propaganda.

    Saludos cordiales para ti Nacho y para KAIMAN, muchas gracias.

    HH

    ResponderEliminar
  6. Me parece una entrada altamente sesgada y alejada de la realidad en la que como justificación del asesinato de varias decenas de personas se aporta el discurso de un Hitler vendido a la industria alemana.

    Se dice que Hitler era revolucionario pero más cauto que Rohm, cuando eso es una vulgar mentira, dicho sea con todos los respetos. Los hechos siguientes a esta matanza así lo atestiguan. La revolución se desvaneció por completo del discurso del NSDAP, eliminando de toda referencia al socialismo. Se pasó a la ridícula expresión "revolución nacional" cuano antes se hablaba de "revolución nacional socialista".

    La noche de los cuchillos largos fue el precio que pagó Hitler por el dinero de la campaña electoral que le llevó al poder. Fue la sodomización de una ideología por parte del dinero y la tración al pueblo alemán que había confiado en el NSDAP. Las SA y el propio Gregor Strasser fueron las víctimas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Oración: Gracias por tu comentario. Me parece muy interesante. Pero hay que situarse en el momento y en la capacidad de Hitler de maniobra que tenía en esa ocasión, que era menor que la que tuvo después. Cuando Hitler alcanzó el poder tenía dos alternativas: o afianzar la revolución nacionalsocialista por medios pacíficos o llevar a Alemania a la guerra civil, como ocurrió en España. Es evidente que optó por medios más o menos pacíficos, habida cuenta de su experiencia con el famoso putch de 1923. Es evidente que de la forma que optó, su revolución nacionalsocialista iba a ser más lenta. No le podemos juzgar en ese sentido por unos pocos años en los que estuvo en el poder. Yo creo que si hubiera estado mucho más tiempo en el poder, la revolución de la que hablas se habría completado. Pero no tuvo tiempo. Esa es mi impresión.

    Aprovecho para saludarte

    ResponderEliminar
  8. Lo cierto es que Hitler acabó con el sector puramente socialista y anticapitalista del NSDAP que eran las SA con E.Röhm al frente, en cierto modo fue el precio que Hitler tuvo que pagar a cambio de que la burguesía industrial le financiara la campaña electoral de 1932, los industriales veían peligrar sus provilegios y tenían que asegurar la depuración(por eso en un principio desconfiaban de Hitler), es el pacto al cual llegaron con Hitler, había que neutralizar la revolución NS, con lo cual el régimen socialista que se debía de haber implantado cuando el Führer llegó al poder desembocó en un régimen reformista, aún así hay que reconocer que consiguió grandes éxitos económicos y sociales.
    Paralelemente también se puede especular con la idea de que Hitler ambicionaba el poder personal y no quería rivales de ningún tipo aunque le costara mucho hacerlo, sobre todo acabar con la vida del que fuera su gran amigo E.Röhm. Opinar que Hitler lo hizo para evitar un conflicto civil en Alemania y realizar la revolución más lentamente es algo con lo cual se puede especular pero no se puede saber ya que es obvio que Hitler estuvo poco tiempo en el poder debido al inicio del conflicto bélico mundial.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo, tu comentario me ha resultado muy acertado. Estoy completamente de acuerdo con tu apreciación. Un saludo y espero que participes activamente en el blog.

    ResponderEliminar
  10. Gracias Nacho por valorar mi mensaje y de paso darte la enhorabuena por este blog tan completo sobre la figura de Hitler y su régimen, es muy completo. Soy un gran aficionado a la historia contemporánea y sobre todo a fenómenos que tuvieron poca vigencia histórica pero que al mismo tiempo fueron muy intensos y que incluso pudieron canviar el destino no sólo de una nación sino del mundo entero, de ahí que el NS sea un tema muy interesante en matizes de todo tipo y sobre todo porque la historia oficial interesadamente lo ha adulterado hasta la saciedad especialmente en temas que pueden herir la sensibilidad humana mientras está ocultando las aberraciones que están cometiendo los "aliados" desde hace más de 65 años.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Snorko A. McPherson1 de enero de 2012, 0:45

    Saludos desde Chile, Nacho y amigos blogueros de "Mein Fuhrer"...debo reconocer que "Oración" manifiesta una opinión interesante. Fuerte pero muy interesante. Sin pretender ahondar en el tema, puesto que no soy alguien con conocimientos profundos y acabados sobre "La Noche de los Cuchillos Largos", es muy poco probable que el programa del NSDAP hubiera tenido éxito sin esta "cirugía a tajo abierto"...já, já, já!! perdón, pero no lo pude evitar.
    En fin, volviendo a la materia, tanto el poderoso "trust" del acero, compuesto por Thyssen, Krupp y otro que no recuerdo, como los industriales del carbón y los barones de la nobleza no estaban muy seguros de adónde los llevaría ese "cabo de Bohemia", como llamaban despectivamente a Hitler, en círculos privados.
    La idea era buena...demasiado buena y había mucho en juego. ¿Un grupúsculo oscuro y con antecedentes de pendencieros y que antes habían fracasado en un "putsch", tenían ideas sobre devolver el orden a la polarizada sociedad alemana de posguerra? ¿Y respetarían la propiedad privada, amén de conceder a los industriales acceso a jugosos contratos con el gobierno? ¿Sería verdad?...
    Hay que pensar con los pies en la tierra y no con las orejas. La industria alemana se sobaba las manos pensando en los fabulosos negocios a hacer...la banca, alucinaba con lo mismo, el ejército y la nobleza, estaban fascinados porque verían un renacer de sus mermados prestigio e influencia y qué decir del alemán medio: le prometían un empleo, dinero, orden y prosperidad para ellos y sus familias.-
    ¿Acaso eso no es lo que queremos todos?

    Habían muchos problemas que subsanar de por medio, pero una cosa a la vez. Rohm fue valioso y útil. Podríamos decir que si no hubiera sido tan "voluble" y atolondrado (por decirlo de una forma más suave), hubiera ganado un lugar de preponderancia en el seno del proyecto del gobierno del NSDAP. Sus condiciones de hombre decidido y nada de timorato hicieron de él alguien temible y alguien a quien no se le dejar de lado. Si nos remontamos a su regreso de Bolivia, adonde se autoexilió como instructor militar creo que por allá por el´28 ó ´29, no recuerdo bien, Rohm recibió de Hitler innumerables invitaciones al orden, pero de buena manera. Rohm no era subordinado de Hitler, quien le manifestaba un sano respeto y le consideraba vital para controlar a los díscolos "SA", sin embargo, Rohm desoyó los llamados de Hitler y el tiempo se acaba. La socialdemocracia no descansaba. La fecha de las elecciones se acercaba. El anciano y venerado mariscal Paul von Hindenburg ya estaba muy enfermo. No hay que perder de vista a los comunistas...en fin, había una presión enorme y el "cheque en blanco" que los poderososo mecenas del partido habían dado a Hitler tenía fecha de caducidad. Las calles estaban siendo cada vez más desbordadas por los "SA" que ahora portaban armas, cosa que al ejército no le agradaba para nada...de portar pistolas a pasar a portar fusiles y metralletas hay sólo un pequeño paso...bueno, para qué seguir. Hitler selló su palabra con sangre y neutralizó de una vez por todas lo que se llamó la "contrarevolución", vocablo que siempre desagradó a los industriales alemanes, temerosos del trasfondo proletario y de todo lo que ello conlleva.-
    Hoy en día, todos los círculos de poder, los empresarios, los gobiernos, hasta el ciudadano medio , desea orden y prosperidad...no hay que ser ingenuos y debemos ver que Hitler se alzó como alguien sin tapujos a la hora de cumplir su palabra.-
    Si he errado en alguna apreciación, estoy seguro que alguien me podrá corregir.-

    Desde Chile, los saluda su amigo bloguero Snorko A. McPherson.-

    ResponderEliminar
  12. Bueno, entro en éste blog y me gusta..pero en el caso de Hitler y la noche de los Cuchillos Largos, no estoy de acuerdo en casi nada.
    Fue una lucha brutal por el poder...y murieron no sólo SA sino también muchas persona mucho mas centradas...fue un simple ajuste de cuentas entre mamporreros. Nada mas.

    ResponderEliminar
  13. Cómo no va a estar este individuo de acuerdo en casi nada, si no sabe ni siquiera lo que es un mamporrero.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.