2 de junio de 2009

Hitler y la Naturaleza

Para Hitler la naturaleza era siempre fuente de inspiración y respeto. Él consideraba que había que seguir siempre la ley de la naturaleza. En muchos aspectos sus comentarios no diferían mucho de la moderna ecología. Consideraba fatal violar las leyes de la naturaleza. En muchas de sus conversaciones hablaba también sobre la forma de comportamiento animal. Habla el Führer:
- Es posible que se encuentre horrible esta ley de la Naturaleza que exige que todos los seres vivientes se devoren entre sí. La mosca es engullida por una libélula, a ella misma se la traga un pájaro, que a su vez es víctima de uno más grande. Y éste, envejeciendo, se convierte en presa de microbios que acaban con él. Los microbios encuentran también el fin que para ellos está previsto.

- Si dispusiéramos de microscopios más potentes, descubriríamos mundos nuevos. Por lo demás, en lo absoluto nada es grande ni pequeño. Las cosas son grandes o pequeñas relacionadas con la medida que se ha escogido. Lo que es cierto en todo caso, es que en esto nada puede cambiarse. Incluso quien se quita la vida vuelve fatalmente a la Naturaleza: cuerpo, alma y espíritu.

- El sapo ignora su estado anterior de renacuajo, y nuestra propia memoria , en lo que nos concierne, no nos sirve de más. Por eso tengo el sentimiento de que es útil conocer las leyes de la Naturaleza, porque esto permite obedecerlas. No obrar así sería sublevarse contra el cielo.


- Si el individuo tuviera importancia a los ojos de la Naturaleza, la Naturaleza se encargaría de preservarlo. Entre los millones de huevos que pone una mosca, pocos llegan a buen término, y sin embargo la raza de las moscas esta floreciente. Lo importante para nosotros, los hombres, no es tanto la suma de conocimientos adquiridos como sostener las condiciones que permiten a la ciencia renovarse constantemente.
- Nadie se halla obligado a considerar la vida desde un punto de vista que la convierta en indigna de ser vida. El hombre está dotado para sentir lo bello. Y ¡cuántas riquezas inagotables encierra el mundo para el que sabe gozar de sus sentidos! Además, la Naturaleza ha dotado al hombre del deseo de hacer partícipe al prójimo de las alegrías que siente. Lo bello reivindica siempre su derecho a la supremacía. De lo contrario ¿cómo explicarse que en las épocas de infortunio tantos seres estén dispuestos a sacrificar sus vidas simplemente para asegurar la perennidad de la raza?
Fuente: Conversaciones sobre la Guerra y la Paz

4 comentarios:

  1. Hilter realmente era una especie de filósofo más allá de cualquier duda, el veía en la naturaleza cosas importantes para la humanidad, me llamo mucho la atención una de sus frases sobre el comportamiento animal:
    “Es posible que se encuentre horrible esta ley de la Naturaleza que exige que todos los seres vivientes se devoren entre sí”. Esto demuestra que Hitler era un naturalista, era muy completo parecía saber sobre la naturaleza, tenia conocimientos militares, le gustaba la arquitectura, escribía libros, sabia como manipular a las masas como político y orador, era un pintor con talento según lo que he averiguado, es verdad esto de que Hitler da para mucho, tanto como para engrandecerlo, como para desprestigiarlo.

    Como siempre digo excelente blog, es uno de los pocos que realmente es agradable leer, este blog también me gusta porque nos muestra las facetas desconocidas del Führer, además de la imparcialidad con la que escribes. Saludos cordiales!.

    ResponderEliminar
  2. También encuentro mucha miga en esta afirmación, parte de la intervención reproducida por Nacho: "Por lo demás, en lo absoluto nada es grande ni pequeño. Las cosas son grandes o pequeñas relacionadas con la medida que se ha escogido."
    Es que es evidente, o soy el único que ve el Principio de la Relatividad de Einstein en esta parte de su hilo argumental?
    Vale... Einstein era científico, coetaneo, contrario y judío... Y sólía referisre a la Relatividad desde el punto de vista dinámico de la Física, puntos de referencia y movimientos, Hitler era más "prosaico" si se quiere, y habla de dimensiones en términos populares. Pero también es verdad que Todo movimiento filosófico tiene su traducción en avances científicos y Viceversa. (Después de todo la Filosofía no es sino la ciencia en su estado más primitivo y la argamasa que une los sólidos bloques de los hechos científicamente demostrables, como la teoría del Kaos, que no deja de ser una ficción integradora de una serie de acontecimientos aparentemente inconexos.)

    H.U.R.

    ResponderEliminar
  3. Nacho, ahora que por desgracia tengo más tiempo, estoy haciendo un repaso de este grandioso Blog que comandas a las mil maravillas, y me he encontrado con este artículo sobre la Naturaleza y Hitler, y... vaya, que lo que acabo de opinar sobre los reinos ni que pintado. Yo no soy un gran conocedor del Führer por la Historia, su bibliografía y demás, no no, Conozco a Hitler porque lo siento dentro, de una manera vívida y animante, y no soy un loco, ni un sociópata, nada de eso, sólo soy una Persona Lógica que ve en Hitler a alguien aún mucho más importante de por sí de los que le admiran.

    El caso es que estas palabras de Hitler concuerdan con muchas cosas, y es un asco que los mentirosos de los medios no las quieran tener en cuenta. La ecología de ahora es sólo una burla a la inteligencia; la de Hitler es la que se ha dado en TODA la existencia, y Él la comprendía... como los que la comprendemos AHORA y SIEMPRE.

    Un saludo, y aunque haya dicho por desgracia, -asuntos personales y de la vida- me alegro de poder rellenar el tiempo que me sobra reconociendo en estos artículos a un Luchador, me estoy refiriendo a ti, Nacho, y a los que nos gusta la Verdad.

    H.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a ti Hecópolis, por hacer de este blog un espacio vivo y dónde nos sentimos identificados de alguna manera. Muchas gracias y me anima mucho esto para seguir.

    Saludos

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.