4 de junio de 2009

Las secretarias de Hitler

Gracias a la película "El Hundimiento" la secretaria más conocida de Hitler es Traudl Junge. Lo curioso es que esta señora se dio a conocer muy al final de su vida, a pesar de que muchos historiadores hablaron con ella siempre. También es curioso que Traudl Junge solamente estuvo junto a Hitler desde 1943. Lo que no sale en la película, y no es tan conocido, es que Junge cuando huyó del búnker de Hitler no tuvo tanta suerte como aparece en la película. La señora Junge fue violada en repetidas ocasiones por los soldados soviéticos y fue hecha prisionera personal de un alto rango de los servicios secretos soviéticos. A Traudl Junge debemos el libro "Hasta el último momento" en donde narra sus vivencias junto a Hitler y alguna anécdota interesante del Führer. Por lo demás, la mujer se pasó el resto de su vida lamentándose por su colaboración "inocente" con Hitler.

La siguiente secretaria más conocida de Hitler es Christa Schroeder, que trabajó para el Führer durante todo su mandato. El libro que escribió Schroeder se titula "Doce años junto a Hitler". Ciertamente este libro sí que contiene datos interesantes aunque me llamó la atención algún detalle. Por ejemplo, Schroeder se refiere en una ocasión a Hitler como "el mayor hipócrita de Alemania". En otra ocasión asegura la secretaria que Hitler le dijo una vez, a propósito de ciertos crímenes que se cometían y que mucha gente pensaba que no eran del conocimiento de Hitler, "tonterías. Lo se todo". Así que cuando leí el libro tuve mis dudas porque es conocido que Christa Schroeder fue una fanática defensora y admiradora de Hitler.
Bien, pues resulta que el libro fue concebido por uno de los interrogadores de Schroeder tras la guerra que se llamaba Albert Zoller. La secretaria estuvo internada en un campo de concentración y fue interrogada hasta la saciedad. Por aquella época lo que más interesaba a la gente encarcelada era salir cuanto antes. Así que es fácil imaginar la cautela que tuvo que tener Schroeder para poder lograr su libertad. Finalmente la consiguió en 1948 con el grado de "simpatizante del nazismo". Tanto Zoller como Schroeder acordaron publicar un libro con las vivencias de la secretaria pero pronto ésta se dio cuenta de que muchas de las cosas que aparecían en el libro ella no las había escrito. Así que la secretaria no le dio el permiso para publicarlo. Sin embargo Zoller sí que lo editó bajo el nombre de "Hitler en privado. Vivencias de una secretaria secreta". Nótese que no aparece el nombre de Schroeder por cuanto ella no le dio el permiso. La secretaria se pasó el resto de su vida lamentándose de que ella no había dicho jamás ciertas cosas. Sin embargo ella sí que logró publicar el libro en alemán (Zoller publicó el suyo en francés) bajo el título de "Er war men Chef" (Él Fue mi Jefe). Sin embargo las traducciones que han abundado han sido las de Zoller, con los consiguientes errores de una traducción a otra. Puesto que Christa Schroeder esta muerta, se puede publicar el libro ya que no hay que pagar derechos de autor. Pero lo cierto es que la propia secretaria siempre renegó del libro y de muchas frases que ella nunca pronunció.

Así pues, aun cuando el libro contiene aspectos muy interesantes, hay que tener en cuenta la historia real de Christa Schroeder y que en la editorial Milenio, que publicó el libro en español hace unos años, no explica en absoluto.
Otra secretaria conocida de Hitler fue Johanna Wolf (en la imagen junto a Christa Schroeder) y otra Gerda Daranowski. Johanna Wolf
nunca aceptó hablar sobre Hitler, por más que le ofrecieron sumas millonarias. Ella siempre afirmó que fue la secretaria privada de Hitler y que no debía hablar sobre él. Ciertamente es una postura coherente, a la vista de los problemas que tuvieron sus compañeras. Tambien Gerda Daranowski fue violada por los soviéticos en muchas ocasiones tras la guerra.
Lo que me llama profundamente la atención de las secretarias de Hitler es la confianza que el Führer tuvo con ellas. Era tanta, que ellas siempre estuvieron dentro del círculo de los íntimos de Hitler. Ciertamente el cariño entre ellos fue mutuo. Hitler siempre las trató con mucho cariño y respeto y ellas le sirvieron con lealtad. Yo me pregunto qué secretarias han tenido el protagonismo que tuvieron estas mujeres en la historia. Digo protagonismo por la cercanía que tuvieron con Hitler. Ellas acudían a comer en compañía del Führer, iban a toda clase de fiestas de las más altas esferas del régimen etc. Esto nos demuestra una vez más la sencillez de Hitler. De hecho Hitler siempre prefirió tratar con gente sencilla. Todo su círculo de empleados era muy querido por él.

11 comentarios:

  1. Nacho yo me lei el libro de Junge, hace ya varios años y me gustó bastante.
    No sabía que fue violada por soldados soviéticos, en el libro no lo menciona claro..
    Miles de mujeres no sólo alemanas, tb polacas, húngaras y checas, fueron violadas por soldados del ejército rojo, en su avance hasta Berlín en 1945. Pero claro, esa historia no se cuenta, no interesa.. como no son nazis..

    ResponderEliminar
  2. Como siempre, excelente articulo Nacho. Gracias.
    Ya me leí el libro que te comente anteriormente “El castillo en el bosque” de Mailer. Llevabas razón en cuanto a la nula imparcialidad y rigor histórico del autor con Hitler, tratándole poco menos que como el demonio sobre la tierra, pero vamos aun así, como simple novela, es un libro entretenido, bien escrito y con buenas dosis de humor negro, característica común en las obras de Mailer y que me agrada mucho, la verdad.

    Ahora estoy leyendo “Embajador en el infierno”, de Torcuato Luca de Tena, narra las peripecias y penurias, a las que fueron sometidos los soldados de la División Azul en los campos de concentración de rusos durante (y después) la 2GM, así como la absoluta y vergonzosa represión de Stalin hacia su propio pueblo, no se si habrás tenido oportunidad de leerlo, pero hasta ahora me tiene completamente absorto entre sus paginas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Kaiman, conozco la posguerra de los presos de Stalin. En muchos libros se habla sobre esos horrores. Precisamente ahora estoy leyendo "Europa en guerra" de Norman Davies y habla bastante sobre eso. Ya comentaré el libro cuando lo termine. Ya nos dirás a ver qué tal el libro. Te envío un saludo,

    ResponderEliminar
  4. Perdon Nacho pero creo no haber entendido bien... existen tres libros relacionesdos con Christa Schroeder: "Doce años Junto a Hitler", "El Fue mi Jefe" y "Hitler en Privado"... Siendo el ultimo el que a sido "tocado" por Albert Zoller y de esta manera tergiversado...?

    ResponderEliminar
  5. Schroeder escribió un único libro que fue "Er war men Chef". El libro apareció al siguiente año del fallecimiento de la secretaria y dejó esas memorias en manos del historiador Anton Joachimsthaler. Podemos considerar ese libro como el "auténtico". El otro libro titulado en España "Doce años junto a Hitler", o en Alemania "Hitler Privat" fue una edición de Zoller del que la propia Schroeder renegó toda su vida por cuanto aparecen comentarios que ella no hizo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Nacho ¿Cómo estás? Te molesto con una pregunta. ¿De dónde obtuviste el dato de la violación de Traudl Junge por los soldados soviéticos? Te agradezco de antemano por tú respuesta y por el espacio que has creado con este blog.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo, ahora mismo no recuerdo el libro donde lo leí. Ya lo buscaré. De todas formas, si pones en Google "Traudl Junge violada" tienes bastantes referencias.

    saludos

    ResponderEliminar
  8. Reconozco que éste artículo es muy muy interesante. Aquí entramos en un tema muy complicado. Algunas de las secretarias de Hitler nunca hablaron mal de él. Otras como la más conocidad T. sí. Sus comentarios son interesantes, pero me estoy confundiendo. No entiendo porque T. si que cambió de opinión y , al final, fue muy crítica con el. Creo que hubo MUCHO DINERO de por medio. A mi entender para que T. saliera viva del Búnker, muchos soldados dieron su vida...y ella no fue muy leal. Es mi opinion: al final de su vida ella cambió de opinión.
    Grüsse aus Jenofonte

    ResponderEliminar
  9. Anónimo, de Junge apenas conocemos la realidad de lo que le ocurrió. Creo que fue violada por soldados rusos. Y al final de sus días, y tras la presión de décadas de propaganda contra Hitler, es normal que hiciera declaraciones arrepintiéndose y escudándose en la inocencia de su juventud. Supongo que si no lo hubiera hecho no habría muerto tranquila. En todo caso, fueron muchas las mujeres que nunca traicionaron al Führer.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  10. Este artículo me ha impactado, lo considero de lo mejorcito de ésta bitácora que, reconozco, llevo todo el fin de semana leyéndolo muy admirado. No se a ciencia cierta que pasó realmente en el Führerbunker cuando T y los demás salieron a buscarse la vida y huyendo de las hordas rojas.... es un caos total y poco, muy poco conozco del tema.Por eso me parece muy interesante el tema. Obviamente la señora T. es o era muy libre de cambiar las versiones y si encima se forra el riñon y asegura el porvenir a sus hijos o parientes lo puedo entender.Pero otras fueron mucho mas leales y JAMAS dijeron nada, ni positivo ni negativo, fueron leales a sus Jefes.
    Grüsse aus J.

    ResponderEliminar
  11. Excelente articulo Nacho,obviamente la lealtad que se le expresó a nuestro gran Lider en vida por sus más allegados fue bien ganada. Hitler a sido en toda la palabra uno de los lideres mas grande que a dado la Tierra, el apoyo incondicional de sus subordinados lo demuestra y yo creo que actualmente ya todos sabemos cuanta presión se ejerció con los sobrevivientes, para que dieran testimonios falsos, los hechos dicen lo contrario aunque los aliados (mal llamados vencedores) traten de contarnos una historia totalmente diferente. En el caso de Traudl, es natural que allá decidido tratar de salvar su vida, tras las grandes desavenencias que a comprendemos a deber pasado en manos de los rusos en su huida, solo un una cosa la debió haber mantenido viva y dandole fuerzas, el saber que nuestro Lider no había muerto, (estaría a salvo de capitalistas y comunistas)y el gran honor de haber convivido con él en los Ultimos días del III Reich. Traudl demuestra ser una persona fuerte y es infantil tratar de hacerla ver como una persona que se arrepiente en sus últimos días de haber estado con Hitler. excelente articulo, felicidades amigo.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.