3 de agosto de 2011

Hitler y Speer


3 comentarios:

  1. despues de conocer mas a fondo a Speer, me repugna verlo al lado de Hitler. El Führer fue un pobre iluso que creyó que su arquitecto era un amigo de verdad.

    Repugnante el papel de Speer en los juicios de Nürenberg, prestándose a la pantomima de echar pestes y demonizar a Hitler con la intención de salvar su pescuezo a cambio de un colaboracionismo servil.

    John.

    www.ordenycultura.es

    ResponderEliminar
  2. Sí John, tienes toda la razón, pero es la vieja táctica de echar la culpa al muerto. Muy habitual en procesos judiciales..
    También ten en cuenta que en Nüremberg los "demócratas" aliados obtenían gran parte de los testimonios bajo torturas y amenazas por lo que si no decías lo que ellos querían mal ibas a acabar.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Muchachos, el primer principio es no creer nada. Si viene en inglés, si lo produjo un inglés, si pasó por Inglaterra, nada.
    No les quepa la más mínima duda de que todo fue fraguado, planificado, precisaban a alguien que aunque fuera por 10 segundos dijera algo que se pudiera presentar como incriminatorio.
    Y esos 10 segundos los convertirían en 10 horas, 10 días, 10 años.
    En el fondo, Speer les tomó el pelo a ellos.
    El no puede haber declarado nada incriminatorio, porque él justamente era el que usaba la mano de obra de los prisioneros de guerra.
    Sé que escribió un libro monumental sobre la guerra, lo voy a conseguir.
    Alguien que lo ha leído, me comentó que las cifras en hombres y producción que lograban, eran increíbles.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.