22 de agosto de 2011

De vuelta de Berlín

Bueno, ya estoy de vuelta de Berlín. Como es sabido, el Berlín que uno se encuentra en la actualidad es una ciudad que poco tiene que ver con su pasado. De hecho, a uno siempre se le recalca que la ciudad que visita se ha ido reconstruyendo totalmente, de forma que casi ningún edificio que contempla es el original. En toda la ciudad se venden postales con imágenes del Berlín completamente arrasado por las bombas. No se hasta qué punto los turistas son conscientes de eso. El Berlín más prusiano, como la famosa avenida Unter den Linden, es una reconstrucción. Yo diría que los únicos vestigios de ese pasado son el parlamento (aunque su cúpula acristalada deja claro que se trata ya de un edificio moderno), la famosa puerta de Brandenburgo y la avenida Unter den Linden. El resto queda para tu imaginación. Lo cierto es que los alemanes casi ni consideran a Berlín como alemana, ya que ni los precios ni la situación social de la ciudad tienen nada que ver con el resto de Alemania. De hecho, Berlín es una ciudad relativamente barata. Tiene más tasa de paro que otras ciudades aunque eso se debe a que mucha gente va allí a vivir, animada por su calidad de vida. Al haber sido una ciudad dividida durante décadas, al quedar abierta uno se encuentra con muchas ciudades diferentes. Es bien notoria la diferencia entre el Berlín occidental y el oriental. A título personal, me gusta más el Berlín oriental ya que se respetaron más las construcciones típicas. Con todo, el distintivo de Berlín es que es una ciudad con mucha libertad para hacer lo que a uno le venga en gana. Uno puede imaginarse que si Hitler la viera volvería a pegarse un tiro ya que es habitual ver policías de otras razas, por no hablar de la mezcla de culturas que existe. Con todo, es una ciudad relativamente segura, también hay que decirlo. En una ocasión hablé con una chica alemana y me dijo que cuando viajaba al extranjero seimpre le recordaban a Hitler.


La famosa catedral destruida se encuentra tapada por obras

El muro. Se acaba de celebrar el 50 aniversario.





Con todo, parece que este año los alemanes se han atrevido a hablar sobre Hitler y el nacionalsocialismo. A lo largo de este año han sido numerosas las exposiciones. Nuevamente estuve en el museo de historia, situado en la Unter den Linden. Existe allí una exposición permanente en donde podemos ver numerosas imágenes y objetos de Hitler. Ya lo expuse el año pasado. En el mismo museo había una exposición sobre la policia bajo el nacionalsocialismo. Se podían ver muchas fichas policiales, maquinas de escribir, vehículos... el problema es que no permitían sacar fotos. Había una fotografía de Hitler muy bonita. Le hice una foto, aunque me llevé una reprimenda de los vigilantes. La foto no quedó muy bien, pero es esta:
En la exposición permanente se pueden sacar fotos sin problemas. El año pasado ya publiqué unas cuantas. Publico las que he hecho este año:










































En el mismo museo había aún folletos de la exposición Hitler and crime The Germans. Sin embargo esa exposición estuvo hasta febrero, así que no pude verla. Aún y todo, el folleto es bastante ilustrativo:






















Este año como novedad he visitado los búnkeres antiaéreos. Se organizan visitas guiadas en español. Impresiona un poco, ya que hay que bajar provisto de linterna y botas de agua porque en algunas zonas el agua llega casi hasta las rodillas. Para la primera visita basta con ir en metro y desde allí mismo te abren una puerta que te conduce directamente a los subterráneos. En realidad, uno ve los entresijos del metro y su historia, que sirvieron también como refugio durante la guerra




Saliendo a la calle y un poco más adelante, se encuentra un refugio antiaéreo para alemanes.














Grabé abundante material en vídeo. Pero he visto este documental en donde podemos ver con calidad el refugio. Se trata de un documental del historiador Antony Beevor:
Uno puede imaginarse la angustia de la guerra bajo estas circunstancias terribles. El guía habló durante un buen rato sobre el hecho de que los alemanes al término de la guerra optaron por callar y no hablar de su sufrimiento. La gente se queda con la idea de que los alemanes son muy fríos y ni siquiera son capaces de hablar de algo tan terrible. Sin embargo mi opinión es que los alemanes no hablaron de ello sencillamente porque no les dejaron. Porque el nacionalsocialismo era y sigue siendo tabú. Nada más. Conocemos perfectamente los sufrimientos de los judíos, de los polacos, de los rusos, de los prisioneros de guerra. Tenemos una exagerada información al respecto sobre los crímenes alemanes. Si los alemanes no han hablado sobre sus sufrimientos ha sido única y exclusivamente porque perdieron la guerra.

Aún y todo, Hitler sigue estando absolutamente prohibido en Alemania. Yo mismo tuve problemas para acceder a mis cuentas, incluso recibí un email de "material inadecuado" en mi Youtube, ya que dispongo de varios vídeos de Hitler en mi cuenta. Sin embargo, en los rastros es posible encontrar algo de material. Yo suelo ser muy despistado para esas cosas, pero un amigo localizó algo de material, además de algún sello:
Postal del antiguo Ministerio del Aire

Estaría bien que lo tradujera del alemán alguien que sepa. Yo lo he intentado  con un traductor pero las letras son complicadas de entender también.


Pues nada, ya estamos de vuelta a la rutina. Espero iniciar una nueva temporada en el blog, con novedades sobre Hitler y nuevos estudios sobre su figura. Por último, recomendar la lectura del blog "Diario de Guerra" en donde podemos ver un diario de la guerra desde el punto de vista alemán. Es sumamente interesante: http://ww2diario.blogspot.com/

































15 comentarios:

  1. Hola Nacho, feliz regreso! Seguro que tu visita a Berlín ha sido más que interesante.

    En relación a tu visita al Museo de Historia, y las fotos que has hecho; me ha hecho gracia el ver el ejemplar del libro "Mit Hitler im Westen" que traducido al castellano viene a ser "Con Hitler en el Oeste".

    Pues bien, dentro de mis colecciones tengo ese libro en concreto, original de época por supuesto, y es una maravilla. Pertenece a una colección de libros con fotos de Heinrich Hoffmann, todas en blanco y negro, pero de gran calidad y con poco téxto.

    Además del libro dedicado a la campaña del Oeste, existen otros dedicados a Polonia, Sudetes, Austria, Italia, etc.

    Supongo que tendrían el libro dentro de una urna, no? O pudiste verlo y abrir su páginas? No parece probable.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Espero que hayas disfrutado del viaje, Nacho. Yo viaje con mis padresa Alemania hace cuatro años y me gusto, pero quedé bastante decepcionado, mi infantil mente de entonces (tenía 13 años y el tema me sonaba) speraba encontrarse con otra cosa; cantidad de inmigrantes (muchos turcos), mestizaje, ciudades feas y modernas muchas de ellas (perdiendo su encanto) y en general, capitalismo en estado puro.
    Mis padres me llevaron a visitar el campo de Mauthausen...ya os podreís imaginar. Sin embargo, aún para mi corta edad habia cosas en el Holocausto que no me cuadraban, y menos ahora. Pero mejor no entrar en ese tema.
    Como ya hemos mencionado en este blog antes, a los alemanes se les ha impuesto un sentimiento de autoculpa totalmente insano y repulsivo...e hipócrita obviamente. El nacionalsocialismo es allí tabú, excepto para insultarlo y ultrajarlo con mentiras.
    Pero dejando el tema politico a un lado, os recomiendo a todos, si teneís la ocasión, visitar los Alpes alemanes y algunos de los castillos de allí, especialmente el de Neuschwanstein (nosotros llegamos tarde, y cerraban pronto).
    Bueno, sin más, un saludo

    PD: la única propaganda que vi era de antifas ("gegen nazis" xD)

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu crónica, Nacho; sí, Berlín es una ciudad muy interesante, sobre todo porque posee varios "niveles de lectura". Uno puede ver un simple descampado en el centro, y no sabe que allí se levantaba la deslumbrante nueva Cancillería, o puede ver un simple aparcamiento, y no sabe que debajo está lo que queda del Führerbunker..., sin contar los refugios antiaéreos. También están todos los vestigios de la Guerra Fría... Creo que hacen falta varias visitas para sacarle todo el jugo a esa fascinante ciudad.

    ResponderEliminar
  4. Hola Nacho! Sabes que desde el principio tengo un problema: no veo algunas fotos, me quede en blanco desde un texto al otro, y me las pierdo.
    ¿Qué será?
    Gracias por tu aporte a la verdad.

    ResponderEliminar
  5. Pedroboso, efectivamente el libro de Hoffmann estaba en una urna. ¿Sabes si tiene fotos más o menos conocidas o se trata de fotos ya conocidas?

    SSmiguel88, efectivamente me parece un tanto hipócrita hablar del "carácter alemán" en el comportamiento de postguerra cuando en realidad se callaban yo creo que por sumisión y, también hay que decirlo, por vergüenza.

    Jesús, tienes razón, la ciudad entera es una infinita fuente de sorpresas, pero da mucha lástima saber que te encuentras en una ciudad totalmente renovada. Por un lado es el sueño de todo arquitecto, pero por otro es significativo que los turistas "reclamen" ver constantemente los vestigios del nazismo sin poder encontrarlos. No hay que engañarse, cada vez más turistas van a Alemania para ver el pasado nazi. Es así. Hay hasta tours del III Reich y casi lo único que hacen es hablar, porque mostrar más bien poco. Precisamente la visita a los refugios es de lo poco que queda. Por eso el guía insistió en que, o siguen las visitas, o se puede convertir en otra cosa.... hay hasta refugios reconvertidos en discotecas.... una pena.

    Anónimo, prueba con otro explorados como Chrome que es de Google, a ver si lo puedes ver bien. Yo uso ese y no tengo problemas...

    Saludos a todos...

    ResponderEliminar
  6. Nacho, en cuanto a las fotos hay de todo. Hay algunas muy vistas y famosas, como la que ilustra la portada de Hitler con la Torre Eiffel de fondo; la de Hitler en la Ópera de París; la de Hitler en la tumba de Napoleón; la de las tropas alemanas desfilando bajo el Arco del Triunfo; etc. y otras que jamás había visto, escenas de Hitler con sus generales en búnkers, hablando por teléfono en una casa con la ventana entreabierta (foto sacada desde el jardín de esa casa), fotos de la tropa, etc. hay muchas.

    De todos modos tu eres más experto que yo en cuanto a fotos de Hitler, y las que para mi son inéditas, quizás tu ya las conoces. Quien sabe...

    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Hola a todos

    A Hitler nunca le gusto Berlin, su ciudad preferida era Munich. Asi que, si no le gustaba a Hitler en su tiempo, imagino que ahora le gustaria menos todavia.

    ResponderEliminar
  8. Genial post como siempre Nacho.

    Gracias por contarnos tus experiencias por Alemania, lo he sidfrutado a tope.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. A Nacho creo que ya le detuvo el Mossad, está desaparecido en combate. :o)

    ResponderEliminar
  10. David, de momento sigo vivo je je... Estoy preparando el próximo post. A ver si lo puedo publicar hoy o mañana. Saludos,

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. Nacho, como le va? Si bien ya le dije que no soy nacionalsocialista , me gusta la valentía que usted ha tenido al abrir este tema tan candente y su muy buena predisposición hacia el revisionismo en la historia.
    Con respecto al 1er. Führer, es un despropósito que se lo tildara de cobarde . Recibió una condecoración por su valentía en el frente y, aun luego de la II GM, varios de sus ex compañeros vivos, recordaban su valentía y su hosquedad frente al facilismo y el derrotismo. Por otra parte, la Reichwer lo contrató luego como adoctrinador de las tropas que habían vuelto. Un cobarde, un pusilánime no habría sido buscado para tal empresa, mas si tenemos en cuenta la caldera que era Alemania en esa época.
    EL rasgo mas importante de esta personalidad era el mismo Hitler ya como Führer. Jamás retrocedía ante ningún obstaculo y supo imponer Barbarroja al generalato. Bueno, abrir el frente Oriental fue su mas grave error.

    ResponderEliminar
  13. Menos mal, por que ya iba a poner a la Leibstandarte Adolf Hitler en alerta para que saliera en tu busca jejeje.
    Ya en serio, me alegra de que sigas al pie del cañon. Asi podremos debatir con los camaradas todo lo referente a la figura del Fürer.

    ResponderEliminar
  14. Interesante la cronica sobre Berlin. Lastima que ya no es una ciudad alemana. Policias de otras razas ?y un hervidero y mescolanza de razas, todo muy cosmopolita , internacional, y nada de aleman. El precio que uno paga al perder una guerra. Te arrasan el pais, te ocupan militarmente y te indoctrinan internacionalmente, globalizado y deracinado. Los aliados, una mafia internacionalista aplasto a la Gran Alemania, todavia la sigue ocupando y el proceso de -des alemanizacion sigue en marcha. El error del heroe no fue lanzarse sobre los bolcheviques, si no lo hacia el antes, los bolches lo hubiesen atacado en 1942. El siniestro principal y desacierto militar fue lo que sucedio en las playas de dunquerque. La BEF deberia haber sido capturado, y neutralizado en dunquerque, o aniquilado en las arenas de dunquerque. Dejar escapar un ejercito entero ( 300.000 hombres) fue un error garrafal de la wehrmacht.El axioma militar de guerra es siempre liquidar al enemigo, liquidar al enemigo; no darle ni respiro ni suspiro. El escape de las playas permitio al ebrio y habano chupador, herramienta zionista de Churchil a lanzar sus discursos grandilocuentes como " Lucharemos en las playas ...... y nunca nos rendiremos". En fin ya todo paso, es historia, ahora a pagar por los platos rotos.

    ResponderEliminar
  15. Hola, mi nombre es Armando y vivo en la Cd. de México. Antes de leer acerca de la biografía de Hitler en verdad repudiaba todo lo relacionado con el nazismo, pero al darme cuenta de mi ignorancia opté por leer un libro llamado Hitler del autor Werner Maser. Me dí cuenta de la brillantez intelectual y la capacidad mental de este gran hombre y aunque sinceramente no soy partidario de la ideología nazi, se reconocer el gran talento que tuvo este gran personaje, al día de ahora respeto todo el peso historico - político - social que recae sobre el nombre de Hitler, que muchas de sus ideas fueron perversas claro que para mí lo fueron pero reitero la admiración y el respeto de las grandes decisiones que tuvo que tomar este hombre a sabiendas de la responsabilidad involucrada en estas. es para mí un gran placer encontrar en la web esta información de este blog con la cual enriqueceré el conocimiento relacionado con la forma de pensar de un hombre como lo fue Hitler.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.