31 de enero de 2011

El triunfo militar más importante de Hitler

El propio Hitler admitió los motivos por los que atacó a Rusia:

- Lo que me confirmó mi decisión de atacar a Rusia sin más tardanza, fue la información traída por una misión alemana, que volvía de Moscú, de que una fábrica rusa producía por si sola más blindados que todas nuestras fabricas juntas. Sentía que era el último límite. Sin embargo, si alguien me hubiera dicho que los rusos disponían de diez mil tanques, hubiese contestado "¡Está usted completamente loco!"

- En el momento del Pacto, los rusos manifestaron deseos de poseer los planos de cada uno de nuestros barcos. No tuvimos más remedio que mostrarles invenciones, algunas de las cuales representaban para nosotros veinte años de experimentos. 

- En la técnica de los armamentos, seremos siempre superiores a los demás. Pero debemos conservar la lección de los acontecimientos y tener cuidado de que después de la guerra, no se permita a los otros penetrar en nuestros secretos. Ninguna novedad podrá salir sin una autorización especial concedida por un despacho ad hoc, incluso en lo que concierne a los países con los cuales estemos unidos por acuerdos. 

Tan cierta es esta última afirmación, que los aliados, especialmente americanos y rusos, comenzaron su carrera armamentística con la ayuda de científicos alemanes capturados al final de la guerra. 

En los interrogatorios de Nüremberg, Alfred Jodl, dijo de Hitler:

- No cabe duda de que muchas grandes decisiones suyas impidieron que perdiéramos la guerra antes. Uno de sus mayores aciertos fue la decisión de ocupar Noruega. Otra gran hazaña suya fue la decisión de atacar a Francia por Sedán, que tomó por su cuenta y riesgo, y contra la recomendación de su Estado Mayor, que le había instado en pleno a seguir el llamado "Plan Schlieffen", un ataque envolvente por la costa holandesa. Fue también una destacada hazaña personal, pero su triunfo militar más importante puede que fuera su intervención personal para detener la retirada alemana en el este en noviembre de 1941. Ningún otro lo habría conseguido.Allí ya se había desatado el pánico. Habría podido producirse fácilmente el mismo desastre que había caído sobre el ejército francés en la campaña de 1812.

El historiador Ian Kershaw asegura que "superar la crisis de invierno había sido otro  nuevo triunfo de la voluntad, comparable, en opinión de Hitler, a su ascensión al poder". Es habitual en Kershaw hacer juicios personales y expresar sus opiniones. Esta vez dice que "nunca llegó a penetrar en su cabeza la idea de que la pretensión de dejar fuera de combate a la Unión Soviética en unos pocos meses había sido un disparate, ni de que la estrategia global de "Barbarroja" hubiese estado viciada desde el principio; ni que sus propias intromisiones constantes hubiesen complicado los problemas del mando militar...Pero la crisis se había superado. Estaba convencido  de que habían sido sus dotes de mando  las que habían salvado al ejército  del destino de las tropas de Napoleón. Habían sobrevivido al invierno ruso."

David Irving resulta más amable con Hitler:

- En los tenebrosos meses de aquel invierno, Hitler demostró su voluntad de hierro  y su hipnótica capacidad de mando... Cuando los generales solo veían la salvación en una ignominiosa retirada, Hitler les decía que defendieran firmemente el terreno en que se hallaban, hasta que el deshielo primaveral detuviera la ofensiva soviética. Cuando los generales se resistieron a estas órdenes, las discutieron y las desobedecieron, Hitler los destituyó y desprestigió, y tomó personalmente el mando del ejército alemán, hasta conseguir que, poco a poco, un nuevo espíritu prevaleciera en el frente del Este. 

Irving continúa con una anécdota que nos da una idea de la capacidad de Hitler de dar ánimos:

- La capacidad de influir en los demás de que Hitler gozaba , era muy notable. Recibió la noticia de que una división había iniciado la retirada. Hitler llamó por teléfono al comandante de dicha unidad. La agobiada voz del general, apenas un murmullo, le llegó desde una inhóspita y helada zona selvática, situada a centenares de millas de distancia. Hitler le reprendió: "¡Sabe perfectamente que treinta millas más atrás hace el mismo frío que en el lugar en que se encuentra! ¡La vista del pueblo alemán está fija en usted!" Esas breves palabras infundieron nueva firmeza en el general, y la división conservó su terreno. 

Cuando la crisis del invierno pasó, Hitler comentó aliviado:

- "¡Primero la nieve, después el hielo!". Eso es todo lo que se podía leer en los libros que hablan de Rusia. Hilger mismo no me había dicho nada más. Tenemos pues, la prueba de que no hay que fiarse de todas esas observaciones . Evidentemente, es fácil calcular las temperaturas medias, fundándose  en los resultados de varios años, pero sería indispensable añadir que cualquier año las diferencias de temperatura, pueden ser, y con mucho, más grandes que lo máximo previsible. 

- El mazazo, para nosotros, fue esta situación completamente imprevista y el hecho de que nuestros soldados no estaban equipados para las temperaturas que tuvieron que afrontar. Por otra parte, la táctica de nuestro mando no pudo adaptarse a las nuevas condiciones. Hoy soportamos las brechas de los rusos sin movernos y permanecemos en nuestras posiciones. Detrás de nuestras líneas , o serán destruidos, o se debilitarán poco a poco por falta de suministro. Hay que tener los nervios de sólidos para servirse de una táctica semejante. Puedo decir abiertamente  que el señor que me precedió no tenía los nervios que hacen falta. Los generales deben ser duros, sin piedad, animosos como perros de presa: hombres ásperos, como tengo en el Partido. Esos son los soldados que se imponen en tal situación. 

- De no ser por el hielo, habríamos continuado nuestra carrera hacia delante: seiscientos kilómetros más lejos, en algunos sitios. Estuvimos a dos dedos de ello. La Providencia intervino y nos evitó una catástrofe. El aceite que necesitábamos en tal momento, lo poseíamos ya. ¡Pero tuvo que surgir el idiota que nos suministró el aceite "para todas las temperaturas"!

-Incluso este año, el invierno no nos habría causado dificultades de no habernos sorprendido tan de repente. Sin embargo, es una suerte que haya venido de un modo súbito, pues de lo contrario hubiéramos avanzado aún doscientos o trescientos kilómetros. En este caso, la adaptación de la vía férrea a nuestro ancho habría sido imposible. Con temperaturas semejantes, nos vemos obligados a recurrir a la tracción animal. 

Normalmente se opina que el mayor triunfo militar de Hitler fue la derrota de Francia. Sin embargo, es reconocido por expertos el hecho de que Hitler pudiera mantener firme el frente del Este durante el invierno de 1941. Al parecer, eso solo lo consiguió él. Cuando finalizó el invierno, Hitler respiró aliviado: había pasado unos meses terribles.

¿Fue ese su mayor éxito militar?


18 comentarios:

  1. Hitler... definitivamente el mas grande LIDER POLITICO que dio la Humanidad, el padre de la Horatoria, el pobre que pudo salir de la miseria y llegar a ser el hombre mas poderoso de su tiempo, lo que todos anelamos, un ejemplo de lucha, esfuerzo, perseverancia.

    ResponderEliminar
  2. El Führer seguirá siendo "Der Führer", y no habrá otro como él. Ninguno con su claridad mental, don de mando e inteligencia única. En la memoria de todos: el único y verdadero "Führer"

    ResponderEliminar
  3. Hitler demuestra que conocia todos los entresijos de la táctica y estrategia de la guerra y uso toda su experiencia adquirida en la 1ºGM (donde pasó la mayor parte de ella en primera línea) para dirigir y espolear a todos los mandos y ha no desfallecer 'chapeau'

    Nacho a ver si en estos proximos post nos das ha conocer al Hitler de la 1ºGM que para mí es una de sus etapas de la vida mas emocionantes...Salu2

    ResponderEliminar
  4. bcm, tienes razón. Creo que ya he tratado el tema alguna vez. Incluso publiqué una extensa carta de Hitler que envió durante la IGM y donde contaba sus experiencias. Pero si, me has dado una buena idea.

    Gracias,

    ResponderEliminar
  5. Yo por decir un éxito de Hitler en la guerra diría el "bluff" que montó para hacer creer que iba a invadir Inglaterra, la Operación León Marino "Seelowe".
    No fué nada más que un montaje para tener entretenidos a los ingleses mientras se preparaba para atacar a Rusia.
    En los libros de Historia aún creen en esa patraña de que Hitler pretendió alguna vez invadir Inglaterra.

    ResponderEliminar
  6. Me aclararías eso por favor, Hohenstaufen? No capto para que entonces habría bombardeado Londres y todo el alboroto que armó.
    Gran entrada Nacho, como dijeron antes, podrías escribir algo sobre el cabo Hitler jeje.

    ResponderEliminar
  7. José, Hitler nunca quiso bombardear ciudades de inglaterra lo prohibió expresamente. Sólo dió permiso para bombardear ciudades cuando la RAF reiteró el bombardeo de ciudades alemanas. Cuando vió que Inglaterra no se iba a rendir y que luchaba de una forma brutal, tras muchas reticencias y cancelaciones al final dió permiso a Goering para bombardear ciudades inglesas. Pero fué, ya he dicho, tras muchos bombardeos previos de la RAF. Fué como represalia por el bombardeo en Alemania, no como intención de invadirla.
    Y el alboroto que armó fué para hacer creer a Inglaterra y a Rusia que su objetivo era Inglaterra. Y surtió efecto.
    Cualquier alto mando de la Wehrmatch sabía que era un montaje, desde el OKW, la marina o la luftwaffe. No se tomaron en serio Seelowe.

    ResponderEliminar
  8. Y añadir que los mas de 300.000 soldados entre ingleses y franceses que pudieron escapar por mar en dunkerque fue una muestra de buena voluntad por parte de hitler, ya que esperaba con ese gesto firmar la paz con Inglaterra y en vez de mandar ha esos soldados a campos de trabajo los dejo huir...También el misterioso vuelo de Rudolf Hess para tratar una paz separada con inglaterra da una idea de que ciertamente no querian invadirles.

    ResponderEliminar
  9. Bajo mi punto de vista, Hitler sí quiso invadir Inglaterra. Me explico:

    Es cierto que Hitler no quería una guerra contra los ingleses, a los que miraba como una potencia naval y colonial; y en cierta forma, una potencia "amiga o hermana" en Europa. Su enemigo natural era el comunismo y el bolchevismo ruso. Tras la invasión de Polonia, tanto Inglaterra como Francia, declararon la guerra a Alemania. Ya no había marcha atrás.

    Es cierto que Hitler, dejó marchar a miles de ingleses en Dunkerque, y tb es cierto que Hess voló a Escocia, engañado por el MI5 británico, para firmar una paz que los ingleses no querían. Dos semanas más tarde del famoso vuelo, se inició la campaña "Barbarroja" contra Rusia. Hitler no quiso una guerra en 2 frentes, pero la suerte ya estaba echada...

    Si la RAF no hubiera vencido a la Luftwaffe en el aire, el país británico hubiera sido invadido por el Reich, no me cabe duda.

    Una prueba de ello? Alemania invadió con éxito las islas británicas de Jersey y Guernsey en el Canal de La Mancha.

    Es mi opinión.

    ResponderEliminar
  10. Donde creo que Hitler erró fue en perdonarles esas tropas a los ingleses y franceses, creo yo que debió aniquilar y apresar a cuantos pudo, y en la batalla contra Inglaterra concentrarse en destruir puntos estratégicos en vez de meter tanto boche, como leí que fue su intención.
    La humilde opinión de un chiquillo, por si alguien se lo toma muy en serio.

    ResponderEliminar
  11. Lo que sí es cierto viendo como se desarrollaba la contienda es que ninguna de las potencias del llamando bando "aliado" estaba dispuesta a firmar la paz con Alemania, de lo contrario no le hubieran declarado la guerra por los motivos que manifestaron en su día, precisamente el objetivo de la alta finanza internacional era barrer al régimen Nacional-Socialista, lo demás creo que es especular con el tema.

    ResponderEliminar
  12. No está relacionado con el tema pero: ¿sabéis donde puedo encontar discursos de Hitler durante la guerra y durante el período que va de su salida de la cárcel a la llegada al poder?

    ResponderEliminar
  13. Lo que ocurrió en Dunkerque fue una muestra más de que Hitler quería la paz con Inglaterra, le perdonó la vida a alrededor de 300.000 marines(la mayoría ingleses) y así se lo pagó posteriormente W.Churchill bombardeando masivamente Dresde, Colonia, Hamburgo y otras ciudades alemanas, un auténtico genocidio(que quedó impune, como todos los que cometieron los aliados). Referente a Hess más de lo mismo,¡Quién podía creer que Inglaterra quería la paz con Alemania! si fue precisamente la alta finanza internacional quién empujó también a los británicos contra Alemania, un fracaso total. Se sabe que W.Churchill poco antes de morir ante su círculo personal más íntimo reconoció que Hitler le hizo varias ofertas de paz pero los mismos vampiros de la finanza internacional le presionaron para continuar con la guerra, ya que el objetivo era acabar con el régimen NacionalSocialista. Hay historiadores que afirman que la familia real inglesa apostaba por la paz con Alemania.

    ResponderEliminar
  14. Es cierto que Hitler sin ser militar de alta graduación, solo llego a cabo, tenía cierto talento en la estrategia así se lo han reconocido algunos Generales y sin duda muchos éxitos iniciales en la guerra fueron suyos. Pero también es cierto que su falta de experiencia, la creencia de que con fuerza de voluntad se consigue todo le hizo tener errores fatales que le hicieron perder la Guerra.

    Uno de los fallos y para mí el principal que cometió fue no comunicar al Duce sus planes de invasión de la Unión Soviética. Esto es, si se lo hubiera comunicado a Mussolini, éste no habría emprendido la aventura de invadir Grecia desde Albania con la consiguiente derrota e intervención alemana. Esta intervención que termino con la conquista de los Balcanes y de Grecia y provoco un 2º Dunkerque, además de conquistar Creta (operación con paracaidistas alemanas idea por Hitler) fue un tremendo éxito pero retraso fatalmente la ofensiva rusa en 5 o 6 semanas, que hubieran sido decisivas para la conquista de Moscú.

    Otro fallo en mi opinión fue dividir los ejércitos en 3 grupos, eso hizo que el objetivo principal que era Moscú fuera secundario. Cuando el avance de las tropas se empezó a ralentizar, se corrigió el error y al ejercito Norte se le hizo que girara en dirección de Moscú pero para entonces ya se había perdido un tiempo muy valioso.

    En Stalingrado, la cabezonería de Hitler le hizo perder 22 divisiones completas. Cerca de 290.000 hombres. Si se hubiera abandonado la ciudad rompiendo el cerco mientras Hoth avanzaba se hubieran salvado miles de soldados con muchísima experiencia. Las defensas draconianas suicidas no sirven sino para perder tropas.

    En Dunkerque dio orden de parar los carros salvando a 300.000 hombres, la mayoría ingleses. Se dice que lo hizo por un futuro tratado de Paz con los ingleses, o pensando erróneamente que la aviación podría impedir el traslado de tropas aliadas.

    Podría seguir citando y rellenaría muchas páginas, pero no quiero aburrir al personal. Cuando las cosas se torcieron para el Reich, Hitler era cada vez más inconsciente de la realidad de los acontecimientos. Cuando había un éxito era obra suya, si era derrota culpaba al ejercito.

    También es cierto y para ser justo que Hitler tuvo traidores desde el principio que hizo fracasar muchas operaciones militares de gran envergadura. Traidores como el jefe del espionaje alemán el Almirante Canaris, y operaciones que resultaron en derrota o que no llegaron a producir el resultado deseado porque se filtro la información al enemigo como la operación Citadel en el saliente de Kursk.

    Para finalizar reseñar que se consiguieron éxitos con la reconquista de Kharkov en 1942 donde las Waffen SS se retiraron de la ciudad contradiciendo ordenes de Hitler para reorganizarse y volver a tomarla, sitiando al sitiador.

    Perdón por el tocho de post.

    ResponderEliminar
  15. No voy a estar de acuerdo en todo con Nacho.
    No, no fue un exito ,para nada. Fue un tremendo fallo de logística enviar a tropas con uniforme de verano a luchar a -30 bajo cero. Un fallo imperdonable.No, no fue ninguna hazaña.¿que evitó que se hundiera el fente? Si, digamos que si, pero sigue sin convencerme que esto fuese una gran victoria.Digamos que fue evitar una gran derrota.
    Grüsse aus.J

    ResponderEliminar
  16. Buenas a todos!
    Llevo tiempo buscando un foro en condIciones y ya lo he encontrado!
    Analizando varias cosas los errores y aciertos hay que comenzar por los aciertos xq el estado mental del führer fue empeorando según avanzaba la guerra y, por tanto, sus grandes victorias se sitúan antes de sus episodios de paranoia, insomnio y cierta locura que conllevaron muertes y descalabros de sus tropas.
    Grandes decisiones:
    - la estrategia de la batalla de las Ardenas. Sin duda, su mayor hazaña bélica, no solo por la batalla sino por el botín que consiguió Alemania tras ésta.
    - la ubicación de los submarinos U-boots.
    - la "guerra relámpago", algo excelso y encomiable.
    Solo capaz de un autentico genio.
    - nombrar a Rommel dirigir las tropas en África. Este eficaz mariscal consiguió numerosas batallas en clara desventaja de hombres.
    - fabricar el tanque Tigre(lastima que no fuera antes) pues era temible.
    Grandes fallos:
    - no capturar a 300000 soldados en Dunquerque. Para mi, el mas grande de todos sus fallos.
    - declarar la guerra a EEUU.
    - la fecha de la operación Barbarroja.
    - no mandar mas tropas a África.
    - no vigilar mejor la zona de Normandía.
    - priorizar el exterminio de judíos al suministro para las tropas(esto es parte de su locura final). No puedes priorizar los trenes de judíos a tus municiones, ahí ya no estaba en su juicio el Führer.

    ResponderEliminar
  17. Gracias Dani. Me alegro de que te haya gustado el blog. Interesantes tus opiniones. Aunque claro, a toro pasado, es fácil hacer una crítica. Qué duda cabe que Hitler tuvo sus aciertos y sus fallos. La cuestión es que el mundo entero quiso eliminarlo y eso, amigo mío, por mucho genio que seas, ya es como para darse por vencido. Hitler no era ningún tonto. Sabía el riesgo que corría. Apostó y perdió. Toda su vida fue un hombre arriesgado.

    saludos amigo,

    ResponderEliminar
  18. creo que fue Hitler el que quería eliminar al mundo -no aleman-, me parece pero no me hagas mucho caso (ahora puedes censurarlo si quieres)

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.