17 de enero de 2011

Discurso de Hitler sobre economía

Ahora que nos encontramos en momentos de crisis, es oportuno observar cómo Hitler transformó en tiempo record la economía alemana. Mucho se ha hablado sobre ello. Un argumento pueril que intenta justificar el éxito de Hitler en la creación de empleo, se basa en que Hitler acabó con el paro a base colocar obreros en las obras de las autopistas y la industria armamentística. Pero es imposible emplear a millones de obreros de un gran país solo en esas dos ramas, si bien es innegable que tanto las obras de las autopistas y la industria armamentística crearon mucho empleo, pero no todo, naturalmente. 

Como siempre, me parece lo mejor que sea Hitler quien se exprese así que extracto un discurso suyo sobre economía que pronunció ante el Reichstag el 30 de enero de 1937:

- Lo que sin embargo me indujo a creer en el renacimiento alemán y especialmente en el saneamiento de la economía frente a esta situación terrible y -como ya dije- sin perspectivas precisamente para los expertos, está fundado en dos razones.

1. Siempre me inspiraron compasión los seres pusilánimes que ante cualquier situación difícil se encuentran dispuestos a pronosticar inmediatamente el hundimiento de un pueblo. ¿Qué quiere decir hundimiento? El pueblo alemán vivió ya antes de la época  en que adquirimos conciencia de su historia. Y aún cuando pasemos por alto completamente sus primeras vicisitudes, es evidente que durante 2000 años más de una vez catástrofes indecibles e indecibles sufrimientos afligieron aquella parte de la humanidad que hoy llamamos pueblo alemán. Hambre, guerra y peste irrumpieron espantosamente en nuestro pueblo segando vidas de manera horrenda. ¡Hay que tener fe inquebrantable en la fuerza vital de una nación cuando se piensa que hace pocos siglos, en una guerra de 30 años, nuestro pueblo alemán se redujo de 18,000,000 a 4,000,000 millones! ¡Si pensamos que este país antes floreciente fue saqueado, desgarrado y empobrecido, que sus ciudades fueron incendiadas, sus pueblos y aldeas desbastados, y los campos abandonados y desiertos! Pero decenios más tarde nuestro pueblo comenzó de nuevo a crecer, las ciudades a llenarse de nueva vida, los campos a labrarse y a resonar en ritmo gigantesco, el canto del trabajo que nos brindó nueva existencia y nueva vida...

Yo tenía la firme creencia y la sagrada convicción de que se lograría detener la catástrofe económica alemana en el momento en que llegara a creer en lo imperecedero de un pueblo y se asignara a la economía el papel que le corresponde como servidora en la vida del pueblo.

2. Nunca fui economista, lo cual significa, ante todo, que jamás en mi vida fui un teórico. Pero, desgraciadamente, he encontrado que los teóricos más empedernidos han anidado siempre, precisamente allí donde la teoría no es nada y la vida práctica lo es todo.

Es natural que, en el curso del tiempo, también en la vida económica surgieran determinados principios empíricos y determinados métodos prácticos. Empero todos los métodos están ligados al tiempo. Querer hacer dogmas de los métodos significa despojar a la capacidad humana y a la energía en el trabajo de aquella fuerza elástica que es lo que permite cambiar los medios cuando varíen las condiciones. El intento de hacer un dogma de métodos económicos fue emprendido por muchos con esa rigurosa aplicación proverbial de los hombres de ciencia alemanes, elevándolo a materia de enseñanza con el nombre de Economía Nacional.  Y según las comprobaciones de esta Economía Nacional, Alemania estaba irremisiblemente perdida. Es característico de todos los dogmáticos precaverse de la manera más rotunda contra todo dogma nuevo, es decir, contra todo nuevo conocimiento que rechacen como teoría...

Diputados: La política económica alemana que inició el nacionalsocialismo en 1933 se basa en algunos principios fundamentales:

1. En las relaciones entre economía y pueblo lo único inalterable que existe es el pueblo. Pero la actividad de la economía no es ningún dogma ni lo será jamás.

No existe ningún concepto de la economía ni opinión de la economía que pudieran reclamar en alguna forma infabilidad. Lo decisivo es la voluntad de asignar siempre a la economía  el papel de servir al pueblo y al capital el de servir a la economía.

Como sabemos el nacionalsocialismo es el adversario más enconado del concepto liberal de que la economía exista para el capital y el pueblo para la economía. Por eso desde el primer día estuvimos decididos a romper con la errónea conclusión de que tal vez la economía hubiera podido tener una vida propia, libre y sin fiscalización.

Una economía libre, es decir, exclusivamente entregada a sí misma, no puede existir hoy ya. No solamente porque esta sería políticamente insoportable, no, sino porque originaría situaciones económicas imposibles.


Así como millones de seres aislados no pueden distribuir o ejercitar su trabajo según necesidades y conceptos propios, así tampoco la economía en conjunto puede actuar según conceptos propios al servicio de intereses meramente egoístas. Porque tampoco se encuentra en condiciones hoy de soportar por si mismas las consecuencias de un fracaso. el desarrollo moderno de la economía concentra enormes masas de trabajadores en determinados ramos de la industria y en determinadas regiones. Nuevos inventos o la pérdida  de mercados de venta pueden hacer sucumbir de un golpe industrias enteras.


Quizá el fabricante pueda cerrar las puertas de su fabrica y encontrar posiblemente un nuevo campo a su actividad. La mayor parte de las veces no perecerá fácilmente y, por otra parte, no se trata aquí más que de unos cuantos seres. ¡Y frente a estos se encuentran centenares de miles de trabajadores con sus mujeres y niños! ¿Quién se interesa por ellos y quien les atiende?
                                                                  ¡La comunidad del pueblo!


Sí. La comunidad debe hacerlo. ¿Pero se puede acaso imputar únicamente a la comunidad del pueblo la responsabilidad de la catástrofe de la economía sin la influencia y la responsabilidad de aquella energía y vigilancia de la economía apropiada para evitar la catástrofe?


Diputados: cuando la economía alemana en los años 1932 a 1933 parecía sucumbir definitivamente entonces, vi con más claridad que en años anteriores lo siguiente:


La salvación de nuestro pueblo no es un problema de hacienda, sino exclusivamente un problema del empleo y de la utilización de nuestra mano de obra, por un lado, y por otro, de la explotación de la tierra y del subsuelo...


Porque la comunidad popular no vive del valor ficticio del dinero sino de la producción real que es lo que da valor al dinero.


Esta producción es la garantía de una moneda y no un banco o una caja de caudales llena de oro. Y si yo aumento esta producción elevo en realidad los ingresos de mis connacionales y si la reduzco, los ingresos disminuyen cualesquiera que sean los salarios que se paguen.


Diputados: En estos cuatro años hemos aumentado extraordinariamente la producción alemana en todos los terrenos. El aumento de esta producción reporta beneficio a todos los alemanes. Si hoy, por ejemplo, se extraen innumerables millones más de toneladas de carbón, no están destinadas a calentar a algunos miles de grados más las habitaciones de varios millonarios, sino para poder aumentar la parte que corresponde a millones de alemanes.


Los resultados prácticos de nuestra política económica os son conocidos. Nuestro pueblo esta poseído de un ardiente deseo de trabajar. Por todas partes surgen enormes obras de la producción y del tráfico. El comercio alemán florece como nunca. Mientras que en otros países las huelgas perturban sin cesar continuidad de las producciones nacionales, trabajan nuestros millones de obreros conforme a la ley más augusta que puede haber en este mundo, la ley de la razón.





26 comentarios:

  1. ¡Cuánta razón guardan estas palabras!

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. ese hombre fue un verdadero genio. Una mente realmente única. He leido a muchos pensadores, filósofos y escritos de grandes hombres, pero cuánto mas leo las propias palabras de Hitler, mas me impresiona ese hombre


    extraordinario post nacho, es muy bueno

    saludos


    john

    ResponderEliminar
  3. Hola, Nacho.

    Esto me ha dejado sin palabras... Con ganas de imprimir este discurso y frotarlo en mi pecho :-)

    Voy estar el resto del día saboreando estas palabras.

    Saludos,
    Iván

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias. Ivan, consideré oportuno publicar algo sobre Hitler y la economía, dada la grave crisis que sufrimos. Celebro que te haya gustado. No lo he publicado integro, aunque espero hablar más sobre el tema en futuros posts.

    John, yo también pienso que Hitler tenía una mente única.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Impresionante! Yo no soy economista pero cualquiera que tenga 2 dedos de frente se dara cuenta enseguida de la razon que tenia Hitler.
    Muy acertado el post nacho, tal como esta la situacion economica actualmente. Me gustaria saber mas sobre las opiniones economicas de Hitler

    ResponderEliminar
  6. Muy buen post Nacho,demostrando una vez mas que Hitler si viviera en esta epoca seguiria con una mente mucho mas adelantada que la de los políticos de hoy en dia.

    ResponderEliminar
  7. Adolf Hitler dice que nunca fue economista, la verdad es que exceptuando el ser un gran orador, no fue nunca nada.

    ResponderEliminar
  8. Me gustaria apoder ser que pusieras en el blog la opción de poder seguir tu blog, así cada vez que actualices estare informado y otros camaradas también.

    http://o-acho-galego.blogspot.com/

    Animo con el blog, si necesitas alguna ayuda yo colaborare de buena manera.

    Heil Hitler

    ResponderEliminar
  9. Aristócrata, hay una opción el blog que pone "suscribirse a..." Por otra parte, si dispones de una cuenta Gmail, puedes suscribirte también mediante el "Reader". Gracias por tu ofrecimiento.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. El factor principal del nacionalsocialismo radica en la importancia de no descuidar la clase campesina, ya que es la locomotora de un pais eso lo supo hitler. Porque en un discurso dijo si la clase campesina se hunde en la miseria ese dia alemania va desplomarse absoluta.
    Yo soy peruano y aqui la clase campesina esta muy descuida, y los "gobernantes" se dedican a la erradicacion de nuestros recursos y me da verguenza, no son ni siquiera unos estadistas.
    Ojala que aqui en mi pais algun dia se levante un nacionalsocialista.

    ResponderEliminar
  11. Los éxitos económicos de Reïch son innegables, en poco más de 4 años acabó con el fuerte desempleo en Alemania manteniendo la inflación prácticamente a cero, atacando a la raíz del problema que no era otro que la alta finanza internacional.En vez de pedir préstamos a los grandes bancos de Wall Steet y de la R.Federal americana como ha ocurrido ahora con esta crisis financiera en la cual los distintos países europeos han hipotecado su futuro(que es muy parecida a la de 1929)para sanear al sistema financiero lo que hizo fue fabricar dinero(si no hay dinero se fabrica)esto fue algo fundamental porque de esta forma empezaron a realizar grandes obras públicas con la consecuente reducción del desempleo. Esto generó un aumento considerable de la inflación puesto que se fabricaba una cantidad de dinero muy superior a las escasas reservas de oro existentes, pero a partir de 1937 la industria se empezó a reactivar de forma notoria y con la exportación de productos industriales la inflación se redujo al mínimo, fue la compensación a la primera fase para crecer económicamente y acabar con el desempleo. Fue una clara alternativa a los sistemas existentes mediante una economía planificada e intervencionista.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Ever.

    Definitivamente Hitler fue, es y sera un Gran Maestro, supo administrar un pais que salia de la miseria de la 1ra. G.M. opinio muy particular, su exito radicó en que fue un gran visionario, Entregado (la patria era + que su vida) cuando vei que algo le afectaba simplemente lo dejaba tenia el AUTO DOMINIO ej: el cigarrillo, el alcool, LA CARNE (le hera nocibo y lo dejo) Una persona que sufrio mucho y que cuando llego al poder no olvido su pasado al contrario trato de ayudar a la gente porble, que es la mayoria de la población de una nacion, Y los POLITICOS de nuestros tiempo solo piensan en erriquecerse ello.

    ResponderEliminar
  13. Una de las claves del régimen de Hitler(al margen de los defectos que pudiera tener)para acabar con el desempleo y la pobreza en Alemania fue eliminar el interés del dinero(uno de los objetivos fundamentales del NS), la usura financiera, nacionalizando el servicio de crédito bancario y negándose también a hipotecar el futuro de Alemania pidiendo préstamos a los grandes bancos internacionales.Ya lo dijo Hitler en una ocasión: "El futuro de Alemania no va a depender ni de Wall Street ni de Londres",hay que tener en cuenta que con el sistema de préstamos con intereses se puede arruinar la vida de una persona y de una nación, esto es algo que lo estamos viviendo a diario.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. El gran mérito del Führer fue demostrar que con la fe en el pueblo y el impulso de la fuerza trabajo de una raza honesta podía transformar la economía. Me encantó el discurso. Gracias por publicarlo.
    Por cierto, ¿Han pensado en lo que sucede con Rochus Misch en Berlín? Al parecer camina en andadera, y la correspondencia se ha venido apilando sin poder contestarla. Pienso que hay que ir en su auxilio, ¿alquien quisiera proponer algo?

    ResponderEliminar
  15. Briqs, efectivamente hoy leído que Misch se encuentra ya muy cansado, dada su avanzada edad, como para contestar a toda su correspondencia. Al parecer, él solía enviar fotos suyas dedicadas. La cosa se corrió por Internet y el hombre ha acabado recibiendo más cartas de las que puede contestar. Por lo demás, está muy contento por el apoyo que recibe. En todo caso, no creo que se encuentre mal como para ir en su auxilio. Y dada su edad, al hombre no le queda mucho de vida.

    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Romper con el nefasto Tratado de Versalles fue el primer gran logro que realizó Hitler, algo forzosamente necesario para que la economía de Alemania comenzara a remontar, un tratado humillante que arrebató a Alemania importantes territorios que contenían minerales básicos para la industria, así como apropiarse de una gran parte de la producción industrial de Alemania e incluso apropiarse de las empresas y otros bienes propiedad de alemanes en los países aliados en la primera guerra mundial. La mayoría de la gente que conoce un poco el tema piensa que el tratado sólo consistía en arrebatar territorios a Alemania, fue mucho más allá, para ello recomiendo leer un libro basado estrictamente en el tema:"Las consecuencias económicas de la paz", escrito por John Maynard Keynes(trabajó en el gabinete de Roosevelt), considerado el padre de la economía moderna y enviado a París a formar parte de la comisión para colaborar con el redactado del tratado, el cual abandonó(dimitió) debido a las mezquindad con la cual se estaba redactando(dejó bien claro que las sanciones económicas aplicadas a Alemania eran imposibles de pagar, desorbitadas), Keynes dijo claramente que lo primordial era levantar económicamente Europa y no arruinar en su totalidad y enviar al "hambre" al pueblo alemán.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Anónimo, lo curioso es que Alemania ha terminado recientemente de pagar su deuda de la IGM. Me pregunto cuándo terminará de pagar la de la segunda.

    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Exacto tienes razón, hasta hace pocos años Alemania ha estado pagando las sanciones impuestas por el tratado de Versalles, las sanciones impuestas por la 2ª guerra mundial pues imagínate tardará mucho más tiempo en pagarlas porque fue una guerra de mayores dimensiones. La diferencia es que después de la segunda conflagación se vivió una época de crecimiento económico auspiciada por el plan Marshall(que en realidad fue la venta de europa occidental a EUA)y por la ausencia de una crisis financiera como la de 1929, este fue el motivo por el cual Alemania no se vio obligada a recuperar nuevamente los territorios que le arrebataron en el T.de Versalles, porque los territorios se los volvieron a arrebatar después de la 2ª guerra mundial, el tratado se volvió a repetir(las división de Alemania en dos bloques obviamente también influyó). En este sentido el libro de Keynes es profético ya que vaticina el surgimiento de un movimiento de carácter nacional y popular(el NS) que buscaría forzosamente una expansión territorial para Alemania(recuperar los territorios arrebatados),necesario para la propia subsistencia del pueblo alemán.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Yo pienso una cosa para ser economista no se necesita ser ningún genio, cuando escribo me refiero a aquellas personas que van a universidades precisamente a “estudiar economía”, estas personas son adoctrinadas para que pongan en practica los nefastos modelos económicos que hoy agobian gran parte de la humanidad.

    Hitler sin ir a universidad alguna demostró ser más práctico en lo que respecta a economía, hoy si uno enciende la televisión es casi imposible que no se encuentre con multitud de canales que hablan sobre “economía”, “las bolsas” y las “distintas unidades monetarias”, que suben y que bajan realmente me da repugnancia aquella gran mentira que muestran. En mi modesta opinión el asunto de la economía actual se reduce simplemente en empobrecer más a las personas, haciendo más ricos a los ricos, las denominadas “Crisis Económicas” no son más que pantomimas para engañar, empobrecer a los más desposeídos y enriquecer a los más adinerados, si a mi alguien me pregunta sobre las crisis económicas, responderé que nunca han existido realmente, son grandes engaños para que la gente compre determinados productos y deje de comprar otros, el asunto consiste en bajar precios de ciertas cosas y subir precios de otras cuando los amos de la economía lo creen necesario.

    Yo tampoco soy economista alguno, tal vez posiblemente estoy comentando tonterías, pero es lo que pienso, si falta dinero se fabrica simplemente, son esos señores de Estados Unidos los que con su “ONU”, “Banco Mundial”, “Fondo Monetario internacional”, etcétera empobrecen más a los países al ser ellos los que deciden el valor del dinero, entonces cuando una nación requiere dinero tiene que pedir prestamos a estos señores que posteriormente se los cobraran a los países con altos intereses usureros y si a eso añadimos los denominados “tratados internacionales” que incluyen cláusulas que los gobernantes de los países a veces conocen, que aun así firman estos tratados que castigan a los países sino cumplen con lo que ellos quieren.

    Ya que un usuario anónimo hace mención del Plan Marshall daré mi opinión, creo que fue otra gran mentira, en las escuelas se suele enseñar que:
    “fue un plan de reconstrucción de Europa luego de la Segunda Guerra Mundial además pretendía detener el avance del comunismo”. Pienso que eso no es cierto ese Plan Marshall consistió en vender parte de Europa a USA, tampoco resulta cierto que planearan detener el avance del comunismo, ya que fue su mejor aliado en la II Guerra Mundial, ósea la Unión Soviética, el comunismo allano el camino desde que se creo para el avance del libre mercado, también conocido como capitalismo, su supuesto enemigo nunca lo fue en la realidad de los hechos, se hizo creer a millones de seres humanos que el comunismo era la alternativa, toda una mentira ponzoñosa, el comunismo se creo como un aliado distractor que en las sombras ayudo al fortalecimiento del modelo de libre mercado. Entonces por eso casi todo un mundo lucho contra el III Reich ya que era un peligro para la economía usurera, desde hace tiempo que lo pienso cada país debería poder decidir el valor de su moneda, pero están esos organismos internacionales que se muestran como filantrópicos.

    Saludos cordiales a todos.

    ResponderEliminar
  20. Respecto a Alemania creo que se han excedido con este país, le han humillado una y otra y otra vez, atacan a Alemania en películas, libros, revistas, la atacan haciendo que pague millonarias indemnizaciones, le han amputado territorios, han hecho que ser “alemán” sea sinónimo de maldad porque viven exagerando los acontecimientos históricos y recordándolos una y otra vez, pero eso no sucede con otras guerras según parece, si un alemán murió en la guerra al parecer no importa, pero si es del bando Aliado se le hace todo un recordatorio como un mártir (que lo es pero se exagera el asunto), verdaderamente este período de la historia esta lleno de manipulaciones, para peor ciertos alemanes desconocen su historia, otros les provoca indiferencia y otros no quieren tener más problemas así que aunque piensen que se les ha tratado de forma injusta, lo ocultan para que no los estigmaticen.

    Ojala algún día se termine tanta hipocresía, como me alegraría, creo que por medios pacíficos no se lograra (espero me equivoque), se necesita de un hombre como Hitler pero adaptado a los tiempos actuales que revierta estas situaciones.

    Saludos cordiales a todos.

    ResponderEliminar
  21. Cualquier discurso de Hitler siempre deja un espacio para la reflexión. Buen blog.

    ResponderEliminar
  22. Yo también pienso que las crisis económicas son un invento y un engaño de esa minoría que controla la economía mundial, mediante esta táctica provocan descalabros considerables en las economías nacionales y de esta forma los estados se ven obligados a pedir cuantiosos préstamos a los grandes bancos internacionales, esto se ha visto en la actual crisis financiera mundial y la forma tan descarada y mezquina que han utilizado para crearla, o sea, los bancos de la Reserva Federal Americana suben los intereses, a continuación el B.C.Europeo los sube y después los bancos nacionales también los aumentan y todo con el absurdo razonamiento de que era necesario para controlar la inflación,¿Alguien me quiere explicar que tiene que ver una cosa con la otra?, incluso hay una mayoría de economistas que quieren hacer ver a la población que la crisis ha surgido de forma espontánea, que nadie tiene la culpa,¡Pero cómo se puede tener tanta ridiculez!, así se demuestra que los gobiernos de turno son títeres de la alta finanza internacional y de sus organizaciones afines como el FMI, el Banco mundial, la OCDE, etc..., no tienen capacidad de decisión, lo lógico hubiera sido que el gobierno(por hablar de España)hubiera obligado a los bancos a no subir los intereses y de esta forma se hubiera evitado la crisis, el estado ruinoso en el que se encuentran las arcas del estado y las penurias por las cuales están atravesando muchas familias, pero el negocio de la crisis estriba en esto mismo, generarla para que los gobiernos pidan préstamos multimillonarios a los mismos bancos que la han generado y para ir pagando los préstamos en cuestión toman las ya conocidas medidas antisociales: "reformas laborales, recorte en el gasto social, vender deuda pública, etc...", o sea, a costa de empobrecer más aún a las clases populares. En otras ocasiones para generar las crisis recurren a subidas desorbitadas del barril del petróleo con la excusa de la escasez tal como ocurrió en 1973(con el tiempo se ha visto que fue una gran mentira) y cuando no desplomando las acciones en la bolsa de un día para otro como ocurrió en Octubre de 1929, algo que es totalmente premeditado, no hay que ser economista para deducirlo.
    Los bancos sólo quieren dinero y poder.

    ResponderEliminar
  23. Muy atinado este post, especialmente la faceta economica del NS, ahora vemos cuanta razón tenía el führer en su politica economica, verdadero veneno para los sionistas que nos estrangulan actualmente... para los que quieran saber mas sobre el tema les recomiendo los libros de mi compatrita Mexicano Salvador Borrego, especialmente "Arma Económica" donde describe la economia nacional-socialista. Me permito agregar un enlace donde pueden consultarlo. Saludos y felicidades por este blog! http://libros-ns.blogspot.com/2010/02/salvador-borrego-e-arma-economica.html

    ResponderEliminar
  24. Hay partes que no logré comprender del discurso de Hitler, pero en general me parece algo impresionante. Ya en otra web había leído lo fantástico que fue el resurgir económico de Alemania gracias a las políticas del Führer.
    Nacho, si tienes más material acerca de ésto y si tienes tiempo, por favor agrégalo acá.

    Saludos desde Chile.

    PD: gracias al comentario anterior por el link hacia ese libro.

    ResponderEliminar
  25. Esatamos saturados de información unilateral sobre la Segunda Guerra Mundial. La historia la escribieron los ganadores por lo que los vencidos cargan con todas las culpas y destrozos de la contienda. Para opinar con equilibrio debemos, como jueces, informarnos de las opiniones, filosofías y relatos de ambos bandos. De otra forma nuestro criterio estará cojo, incompleto y será parcial.
    En las guerras se trata de acabar con el enemigo sin importar quien tenga la justa razón; ambos lados invocarán la ayuda de Dios para vencer.
    Hitler tenía un único proposito al llegar al poder: hacer de Alemania un país para los alemanes. Esa era su ambición única y verdadera. Deseaba unir el territorio que el tratado de Versalles había seccionado y adquirir, eso si, un territorio de expansión que tomaría del extenso territorio que Rusia tenía.
    Nunca tuvo el sueño de dominar al mundo ni mucho menos invadir los territorios europeos para la expansión de Alemania. Si lo hizo fue para defenderse de los arteros ataques que Churchil con insidia e insistencia lanzó contra Berlín.
    Nacho menciona algunas fuentes de información que deberíamos consultar para argumentar nuestra opinión sobe el tema. No hacerlo solo refleja nuestra ignorancia. Evitemos el antisemitismo pero no caigamos en el actual PRO SEMITISMO.
    Gracias a todos por sus valiosos comentarios!

    ResponderEliminar
  26. Me impresionó cuando Hitler habla de la producción y el dinero, sin producción el aumento de los sueldos, no sirve para nada, el dinero solo se devalúa ya que se produce inflación, no importa que le suban el sueldo a la gente. recuerdo que muchos gobiernos populistas han recurrido a la emisión de billetes para dar la ilusión de mejoría a los trabajadores, pero Hitler denuncia esta farsa y aclara que sin aumento de la producción la emisión de billetes es una falacia, un simple engaño.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.