31 de octubre de 2009

Novedades


Estos días se está hablando en la prensa sobre la muerte de Fritz Darges, quien fuera ayudante de Hitler durante un tiempo. La anécdota más conocida de este hombre fue precisamente su despido. Según se cuenta, en julio de 1944, unos días antes del atentado, Hitler se encontraba junto a Fritz Darges y una mosca entró en la habitación. Hitler ordenó a Darges que se deshiciera de ella. Entonces a éste no se le ocurrió otra cosa que decirle que eso era competencia del adjunto de la Luftwaffe, Nicolaus von Below, que se encontraba allí mismo. En ese momento Hitler se enfadó y le dijo que debería estar en el frente del este y le despidió.

Es una anécdota un tanto turbia. Porque ese humor es muy típico de Hitler y dudo mucho que se lo tomara tan mal como para despedir a su ayudante, a no ser que existiera otro importante motivo. Por otra parte Darges jamás ha hablado mal de Hitler y le ha sido leal hasta el fin de sus vidas. Así que dudo mucho que ese incidente fuera realmente así.

Al parecer, Darges ha dejado a la posteridad un libro que promete informaciones muy importantes. Claro que esto es típico de la prensa. Dudo mucho que sus declaraciones sean sorprendentes ni nuevas. Ya verémos cuando salgan a la luz.

Hoy me he comprado el libro del autor manga japonés Shigeru Mizuki. Sólo cuesta 12 euros. Lo primero que he hecho ha sido leer los créditos y he comprobado que se trata de un libro escrito en 1971. En ese caso, y no tratándose de un historiador, es lógico que haya que cogerlo con muchas reservas. Muchas. Sobretodo, leyéndo la bibliografía que utilizó el autor. En ella aparecen nombres tan dudosos como Hermann Rauschning, quien se dedicó durante años a difamar a Hitler con mentiras, William L. Shirer o Werner Maser. También aparecen nombres japoneses que no conozco. El único historiador "serio" que el autor utilizó fue Alan Bullock, historiador que ya ha quedado un poco desfasado. Pero bueno, entiendo que no se trata de un libro para profundizar sobre Hitler. Se trata de su vida ilustrada. Y en ese sentido resulta gracioso ver a un joven Hitler y las ilustraciones resultan atractivas. Pero nada más. Sin duda se trata de una forma de acercar a Hitler a personas que apenas leen libros y les gusta más el mundo del cómic. El libro, como todos los manga, hay que leerlo al revés, y todavía no termino de acostumbrarme.

3 comentarios:

  1. Hola Nacho, curiosa fotografía en la que esta Hitler con Darges, se ve en ella que tienen una charla amistosa ambos, me pregunto. ¿Quién habrá autografiado la foto?
    ¿Sabes de casualidad Nacho quien fue?

    La verdad es que ni había investigado sobre este oficial SS, eso si lo había visto en diversas fotos y videos donde esta con Hitler al parecer en el Berghof. Ahora recién me entero que falleció el sábado pasado, parece que fue uno de los pocos que defendió a Hitler hasta el final de sus días.

    Aquí un periódico online que cuenta la supuesta anécdota de la mosca:

    http://www.urgente24.com/index.php?&id=ver&tx_ttnews%5Btt_news%5D=131429&cHash=b5f8f29315

    Respecto al libro manga de Shigeru Mizuki, hay que tomarlo como una historieta no darle el carácter de un libro que pretende ser serio y decir la verdad, pero con Hitler siempre encontramos falacias enormes hasta en libros que deberían ser serios. Tienes razón solo hay un historiador serio al parecer usado como referencia en ese libro manga, porque los historiadores obtienen una mejor reputación ante “el mundo” y ganan más dinero difamando a Hitler, ahí es cuando todo vale, como dice un dicho:
    “es fácil hacer leña del árbol caído”, Hitler ya no esta para desmentir tantas cosas.

    Te saludo cordialmente.

    ResponderEliminar
  2. Hola DH:

    La fotografía la saqué del blog de David Irving, así que supongo que el propio Darges se la autografiaría. Con respecto al fotógrafo, bueno Hoffmann era su fotógrafo oficial. De todas formas, parece que está hecha en el Berghof y es en color. Muchas fotos en color del Berghof se las hizo a Hitler la propia Eva Braun.

    Gracias por el link. No se, el asunto de la mosca me sigue pareciendo raro. No termino de creerlo.

    Tienes razón en lo de que Hitler ya no puede defenderse. Él sabía que iba a ser difamado tras su muerte. Era consciente. Pero tengo la impresión de que eso no le preocupaba lo más mínimo. Aunque no se si era consciente del enorme eco que iba a tener su persona en nuestra sociedad.

    Aprovecho para saludarte

    ResponderEliminar
  3. Sabiendo el sentido del humor de Hitler, parece extraño si, que despidiera por la mosca a alguien, pero... A mi me tocaría las narices que por lo que fuese mandase matar una mosca a alguien,( incluso un amigo que pasara por aqui) y este me soltará que no es su competencia matar una mosca... y si mi jefe, me dice, mata esa mosca que me está sacando de quizio, al menos intento darle un palmetazo, no porque me doblegue a la voluntad de mi jefe, simplemente por camaraderia.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.