5 de julio de 2012

Knut Hamsun

Acabo de comprar un librito con artículos del premio nobel noruego Knut Hamsun, escritos en el periodo de 1932 a 1945. Hamsun apoyó a Hitler, incluso se entrevistó con él el 23 de Junio de 1943. Por supuesto, su apoyo a Hitler le costó caro al escritor. Al finalizar la guerra sufrió juicios vejatorios por su "traición" a la patria y fue desposeído de sus bienes. Murió con 92 años, ciego, sordo y sin ningún reconocimiento a su obra. La lista de intelectuales o artistas que apoyaron o simpatizaron con Hitler fue numerosa. Sin embargo, una vez acabada la guerra, su destino fue más o menos parecido: la humillación, el destierro, la vejación y la ignominia. Y, lo que a mi me resulta más curioso, el ser considerados locos por haber apoyado a Hitler. Al mismo Hamsun le sometieron a exámenes psíquicos. 

Artistas de la talla de Leni Riefensthal, Arno Breker, Ezra Pound etc tuvieron que sufrir la persecución después de la guerra. El libro de Hamsun resulta interesante de leer porque nos permite conocer sus opiniones políticas. El capítulo más interesante es el dedicado a su entrevista con Hitler. El Führer conocía al escritor y le dijo que se sentía fuertemente ligado a él ya que sus vidas eran muy parecidas. En la entrevista hablaron de los métodos de trabajo de los escritores. Sin embargo terminaron hablando sobre la política y Noruega.
Recreación para una película del encuentro entre Hitler y Hamsun

Resulta interesante observar cómo Hitler conocía perfectamente lo que ocurría en los territorios ocupados. Hamsun se mostró muy descontento con la labor del comisario del Reich en Noruega, Terboven. Hitler le contestó:

- Las autoridades militares de ocupación son a menudo más amables con la población que la política, que debe llevar a cabo los requerimientos militares necesarios. El comisario del Reich tiene una difícil tarea. Si le encargo que construya un ferrocarril hasta Narvik en ocho meses, o una carretera hasta el norte de Noruega en seis meses, o que construya algunas baterías de artillería en tres meses, es asunto suyo cómo lo termine. Piense en lo que significa simplemente tener que proporcionar camas para tantas personas. Las autoridades políticas siempre tienen que ir por delante. Han de tomar decisiones incómodas. Terboven tiene que efectuar sus tareas políticas de guerra, que a menudo son pesadas. Muchas veces puede ser duro.
Hitler junto a Quisling

Hamsun le insistió a Hitler y se le hará regresar a Terboven a Alemania. Y Hitler le contestó: 

- El comisario del Reich es un hombre de guerra, está allí exclusivamente para desempeñar tareas políticas de guerra. Luego regresará a Essen, donde es Gauleiter.

Hamsun le dijo a Hitler que seguramente los noruegos necesitarían la ocupación alemana por algún tiempo más, y se conmovió. Sin embargo, insistió en que Terboven destruía más que construía. Hitler le contestó:
Terboven

- Si no ganamos la fatal lucha que ahora llevamos a cabo, será la ruina para todos nosotros.

Hitler le dijo a Hamsun que Alemania no tenía necesidad de constituir un gobierno noruego, y que el hecho de que se le permitiera tenerlo, era una muestra de buena voluntad. Después dijo:

- Sin embargo, todo esto es insignificante comparado con nuestros sacrificios. ¿Qué importancia tiene? Los sacrificios políticos que la población de los países ocupados ha de sobrellevar pesan menos que las pesadas cargas que el pueblo alemán tiene que soportar, el cual, además de todo esto, también se ve afectado por un enorme sacrificio de sangre. 

Me resulta interesante esta entrevista. Es muy reveladora. Nos indica que Hitler podía entrevistarse, en un momento tan complicado como era el año 1943, con un intelectual. Que escuchaba, pero que no estaba dispuesto a prescindir de sus colaboradores, por cuanto él veía que le eran útiles en tiempos de guerra, y que, una vez acabada la guerra, deseaba devolverlos a Alemania. Por otra parte, a Hitler le importaban poco los métodos empleados, ya que él consideraba más valiosos los esfuerzos que estaba haciendo el pueblo alemán. Hitler fue un hombre práctico. Lo que opinara la historia de él no le importaba. Lo demostró en muchas ocasiones. Tampoco creo que sus oponentes actuaran de diferente manera. A la hora de ganar una guerra, por desgracia, sabemos que los métodos no son siempre humanitarios. 

Por otra parte, está el debate sobre los intelectuales y la política. Muchos intelectuales simpatizaron con Hitler y después tuvieron que soportar vejaciones de todo tipo. La cuestión es ¿resta el hecho de simpatizar con Hitler credibilidad a la obra de un intelectual? Evidentemente no. Porque su obra está ahí. Sin embargo, los prejuicios hacen que la gente los rechace. 

12 comentarios:

  1. Apoyar a Hitler o su obra, bueno, no hace falta apoyar, con simplemente mostrarse un poco objetivo o no criticarlo abiertamente es motivo de linchamiento público, da igual quien sea. Está condenado.

    ResponderEliminar
  2. Hola Nacho, muchas gracias por haber cumplido un capricho que hace tiempo tenía. Si mal no recuerdo en alguna ocasión expuse mi deseo porque nos compartieras algo respecto a Knut Hamsum. La verdad, siendo sincera, no puedo escribir más en esta ocasión, porque desconozco precisamente sobre este personaje. Sólo sé que fue ganador del Premio Nobel por su excelente trabajo como escritor, pero que después de la guerra confiscaron sus derechos y propiedades y sus libros se alejaron del conocimiento público, o al menos éso es lo que sé.

    A propósito del tema... ¿En qué cosas concordaban Hamsum y Hitler ideológicamente? Es una de mis intrigas, saber si aceptaba completamente la ideología NS o solo se trataba de un admirador de su persona. Por otro lado... ¿Qué tipo de intelectuales eran los que no apoyaron al NSPD? Quizás no empleé correctamente las palabras de mi pregunta pero me llamó la atención haber leído en una ocasión que los libros de Sigmund Freud no eran acreditados en Alemania y que se dice que fueron quemados el 10 de mayo de 1933. Una vez, creo que mencionaste que la idea de la quema de libros no fue realmente de Hitler, sino de su Ministro de Propaganda; pero leyendo un poco sobre este último, leí que ese 10 de mayo de 1933 se produce la publicitada "quema de libros" falsamente atribuida a Goebbels. En realidad, se dice que la acción había sido promovida y ejecutada por organizaciones juveniles universitarias. Goebbels no accedió a pronunciar unas palabras durante el evento sino hasta apenas unos días antes de su realización. Finalmente, apareció el Doctor recién hacia la medianoche e incluso, Golo Mann – que en aquella época era estudiante y presenció los hechos –consigna que Goebbels se hallaba visiblemente incómodo y que su discurso fue por demás intrascendente.

    Te agradecería infinitamente Nacho,si te fuese posible apoyarme con algún breve comentario que aclarara un poquito mi inquietud, o sino fuera mucha molestia, alguien en la página que gustara de compartirme sus conocimientos del mismo.

    "Yo no soy nadie para hablar en voz alta sobre Adolf Hitler. Su vida y su acción no invitan a una emoción sentimental; porque él fue un guerrero en lucha por la humanidad; un apóstol del Evangelio del Derecho de todos los pueblos. Fue un reformador del más alto rango. Su fatalidad histórica le llevó a actuar en una época de una brutalidad nunca vista, de la cual fue su víctima. Así tendrá que ver cualquier europeo a Adolf Hitler. Nosotros sus partidarios, en cambio, inclinamos nuestras cabezas ante su desaparición"
    (Knut Hamsun, en el periódico "Aftenposten", del 7 de mayo de 1945)

    ¡7 días posteriores a la muerte de Hitler!

    Saludos cordiales desde México.

    ResponderEliminar
  3. Lo siento, error de dedo:
    "Yo no soy nadie para hablar en voz alta sobre Adolf Hitler. Su vida y su acción no invitan a una emoción sentimental..."

    La expresión correcta era "nos invitan a una emoción sentimental".
    Perdonen el error.

    ResponderEliminar
  4. Nacho, como siempre extraordinario. No dejo de aprender leyendo éste blog, y eso que me considero un gran conocedor de la figura de Adolf Hitler. Concretamente, no conocía el contenido de la entrevista entre Hamsun y Hitler.

    Sobre los represaliados por el régimen oligárquico de los financieros sionistas, quiero destacar el de Louis-Ferdinand Céline, el que ha sido probablemente, el mejor escritor del siglo XX, pero terriblemente odiado por su lenguaje duro y malsonante (en su época fue muy transgresor por el uso de palabrotas, y los mismos liberales lo persiguieron por ello). Fue un auténtico nacionalsocialista, apoyó a Hitler como un renovador de la política y cultura europea y fue condenado a muerte por ello en la post-guerra por esos pandilleros que capturaron la Francia ocupada por los americanos. Céline pudo huir y salvar su vida.

    Otro gran intelectual que apoyó a Adolf Hitler fue Alfred Cortot, uno de mis pianistas predilectos. Fue terriblemente humillado en la post-guerra, como si de un pederasta se tratase, pero le perdonaron la vida.


    os recomiendo el foro de www.ordenycultura.es , creo que todos nosotros podemos debatir en ese espacio anti-sistema y que apoya el revisionismo de la segunda guerra mundial


    http://www.ordenycultura.es/foro/forum.php


    por cierto, recomiendo la lectura del artículo: "Hitler Nobel de la paz?"

    http://www.ordenycultura.es/foro/showthread.php?355-Hitler-Nobel-de-la-paz



    saludos y felicidades Nacho, sigue asi

    ResponderEliminar
  5. perdón, quise definir a Céline como uno de los mejores escritores FRANCESES del siglo XX. Fui demasiado rápido escribiendo

    ResponderEliminar
  6. Es cierto que los intelectuales más importantes de Alemania estuvieron al lado del régimen NS, de hecho el filósofo considerado más importante del siglo XX, Martin Heidegger fue miembro del NSDAP, incluso tuvo un rectorado aunque lo abandonara al poco tiempo, igualmente tuvo que pagar la victoria aliada en la guerra, nada más acabar la guerra le fue retirada su plaza de profesor, desde entonces su actividad académica se redujo considerablemente, el ejemplo de Heiddeger es un hueso "muy duro de roer" para el sistema. Otro caso fue el de Ernst Jünger, considerado como nacional-revolucionario,el cual fue oficial del ejército alemán durante la II GM y simpatizante del sector más socialista del NSDAP lo cual le llevó a ser crítico con algunas formas de actuar por parte de la dirección del mencionado partido. Después de la contienda mundial sus publicaciones en gran parte fueron prohibidas, incluso un grupo de intelectuales comunistas presionó para que fuera fusilado, lo cual afortunadamente no se llevó a cabo, se conformaron con prohibir sus obras leterarias.

    Un saludo al blog.

    ResponderEliminar
  7. Me hace gracia todo qien conocio a hitler lo sometan a tratamiento psiquiatrico en que mundo vivimos......

    ResponderEliminar
  8. La hipocresía de un mundo en tinieblas como el nuestro, se complace en relegar al baúl del olvido a aquellos que no están alineados con el fango de disolución propio de la lógica cordura como rostro de la sociedad actual. No es raro que hombres como Hamsun sufran este destino.

    Pero el universo de los dioses necesita más locos como él.

    Y si intentamos penetrar en la mente del Führer -tarea titánica y harto amenazada de jamás alcanzar el éxito, merced a un ser tan complejo-, seguramente hallaremos en Hamsun un Hitler en retiro bucólico. Esto es, Hamsun representa todo lo que Hitler habría sido, de no haberse dedicado a la política.

    Muchos saludos de mi parte.

    ResponderEliminar
  9. Tengo que decir, que muy ocasionalmente, le echaba un vistazo a este espacio, y luego al rato se me olvidaba que existía. Pero cada vez que siento inconformismo con la información oficial, lo políticamente "correcto", o con los prejuicios y etiquetas, me entran muchas ganas de averiguar acerca de la figura del hombre mas "satanizado" de la historia de la humanidad -HITLER-. En este sentido, he de aceptar que la pagina mas completa, objetiva y valiente que he hallado es esta, de tal manera que agradecerle de antemano al creador y administrador de la misma, esperando que continuen con la labor, no para exaltar la figura de Hitler, sino mas bien para intentar ponerla en justas proporciones y sacar a la luz verdades ocultas y una historia de per-se muy sesgada por intereses particulares.
    Ahora bien, en relación al tema, el mundo intelectual no ha estado exento del etiquetamiento dialéctico: Si no eres de izquierda (comunista, socialista etc) eres de derecha (fascista, nazi, ultraconservador). Yo soy de la postura que una obra al ser un reflejo de la subjetividad (afinidades, pensamientos, deseos) de un autor, no puede separarse de su vida política y viceversa; en algún punto, ya sea en menor o mayor escala debe existir esa concatenación. Es allí donde esta el punto álgido del asunto, y la "incomodidad", ¿como el filosofo mas importante del siglo XX, HEIDEGGER, apoyo una ideología "barbara" "salvaje" y "déspota" como el nacionalsocialismo? como un premio nobel como Hamsun, y otros escritores notables de la talla de EZRA POUND y CELINE, apoyaron a si mismo de manera directa dicho movimiento?; pueden haber varias respuestas, yo diría lo siguiente: o estaban locos de remate, o sera que la ideología y el personaje de HITLER, no era tan malvado e irracional como lo pintan.

    ResponderEliminar
  10. Evidentemente Hitler no era idiota, pero su conocimiento era limitado y eclectico, sin ninguna profundidad nincapacidad de moderacion o si quiera aprendizaje. Era determinado en sus cuatro ideas basicas. La idea de que era un mecenas es ridicula. Hay que criticar al personaje como realmente era: un mediocre intelectual, de lo cual el estaba orgulloso.

    ResponderEliminar
  11. Goliardo, no es cierto que Hitler fuera obstinado en sus ideas. Tenía muy en cuenta las opiniones de los expertos.

    Sobre si era un o no un mediocre intelectual, pues bueno, yo lo considero, intelectualmente, con un nivel bastante más elevado que muchos dignatarios (no digamos Stalin) de su época. Sus colaboradores se asombraban de sus conocimientos realmente amplios.

    Tampoco te fíes de las opiniones personales de los historiadores. No creo que la opinión, comúnmente extendida hoy, de que Hitler subió al poder sin ningún mérito propio, o que conquistó Europa sin ningún mérito propio.... Hitler logró lo que logró porque era una persona fuera de lo común. Probablemente ni tu ni yo seríamos capaces. Por tanto, ni tan mediocre como piensas, ni tan genio como piensan algunos.

    saludos

    ResponderEliminar
  12. Nacho, hitler no cambio ni un apice Su vision idealista de la vida, del hombre y del mundo, en sus 26 años de Carrera politica. Ni Queria ser un intelectual, ni un snob, ni un erudito. Su "Mision" era ser el mayor estadista aleman que llevase a Su pueblo hacia un futuro heroico que que perdurara en Su arquitectura, Su arte y Su estirpe germanica. A el y a Stalin, los intelectuales les parecian unos cretinos.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.