25 de mayo de 2013

¿Fue Hitler un dirigente débil?

Ya se que la pregunta da para encendidos debates. He elegido la introducción del libro de David Irving "La Guerra de Hitler" porque creo que sintetiza muy bien varios debates, como el del título. Todo el texto que sigue es del propio Irving.



"A los historiadores se les ha concedido un poder que incluso a los dioses se ha denegado: alterar los hechos ya ocurridos" 

Así comienza el polémico David Irving su famoso libro "La Guerra de Hitler". Irving continúa así:

- Tuve muy presente esta sarcástica frase cuando, a fines de 1964, me embarqué en el estudio de los años de guerra de Hitler. Estimé que mi función sería la propia del encargado de limpiar la piedra de una fachada, por cuanto mi principal preocupación no sería tanto la palabrera y subjetiva apreciación arquitectónica, cuanto la de quitar la suciedad y reavivar los colores de un silencioso e imponente monumento, sin saber de antemano si el monumento, una vez puesto de manifiesto, resultaría tan horroroso que más valdría apartar de él la vista.

En anteriores libros, me basé en las fuentes originarias de la época en cuestión antes que en la literatura publicad sobre el tema. Ingenuamente supuse que podía aplicar la misma técnica al estudio de Hitler, con el fin de terminar el trabajo en el plazo de cinco años, sin siquiera sospechar que tardaría once en dejar al descubierto la pétrea base formada por los hechos, sobre la que se construyó la leyenda de Hitler. Pero tengo el convencimiento de que la dura labor de rascar ha revelado una imagen de aquel hombre, que, hasta el momento presente, nadie podía imaginar.

La conclusión a que llegué al terminar mis investigaciones me sorprendió a mi mismo: si bien es cierto que Adolf Hitler fue un jefe militar firme e implacable, tampoco cabe negar que, durante los años de guerra, se comportó como un líder político blando e indeciso que permitió que los negocios del Estado anduvieran a la deriva. En realidad, Hitler fue probablemente el dirigente político más débil que haya tenido Alemania en el presente siglo. A pesar de que a menudo reaccionaba brutalmente y carecía de sensibilidad, Hitler no sabía ser despiadado en los momentos más necesarios. Por ejemplo, se negó a ordenar el bombardeo de Londres hasta que tuvo que adoptar forzosamente tal decisión, a fines del verano de 1940. Se mostró remiso a imponer la dura prueba de la total movilización a la alemana "raza de amos" hasta el momento en que fue demasiado tarde para que tuviera eficacia, de modo que, mientras las fábricas de municiones reclamaban a gritos el aumento de su fuerza de trabajo, ociosas amas de casa alemanas seguían dando empleo a medio millón de servidoras domésticas, dedicadas a quitar el polvo y dar brillo a los muebles de sus hogares. La indecisión militar de Hitler también quedó de relieve, por ejemplo, en sus aterradas vacilaciones en los tiempos de crisis, cual la de la batalla de Narvik, en 1940. Durante un periodo excesivamente largo, impuso ineficaces medidas contra sus enemigos en el interior de Alemania, y al parecer fue incapaz de valiosas decisiones contra la fuerte oposición existente en el seno de su propio alto mando. Toleró a ministros y a generales incompetentes mucho más tiempo que los dirigentes aliados lo hicieron. Tampoco supo unir a las enfrentadas facciones del partido y de la Wehrmacht, para que lucharan juntas por la causa común, y fue incapaz de aplacar el corrosivo odio que el OKH (Ministerio de la Guerra) sentía hacia el OKW (el alto mando de la Wehrmacht). 

Creo que en este libro demuestro que cuanto más se aislaba Hitler mediante las alambradas y los campos de minas que rodeaban su lejano cuartel general militar, más se convertía Alemania en un Führer-Staat sin Führer. La política interior estaba dominada por aquellos que más poderosos fueran en cada sector, por Hermann Göring, en su calidad de jefe del poderoso organismo económico del plan cuatrienal; por Han Lammers como jefe de la cancillería del Reich; por Martin Bormann, el jefe del partido, o por Heinrich Himmler, ministro del Interior y Rechsführer de las SS de negro uniforme. 

La gran complejidad del carácter de Hitler queda de relieve al comparar su extremada brutalidad, en algunos aspectos, con su casi ridículo sentimentalismo y su tozuda fidelidad a convencionalismos militares abandonados largo tiempo atrás, en otros aspectos.

Tradicionalmente se estima que la demostración de lo negativo es siempre difícil; sin embargo, creo que vale la pena intentar desacreditar ciertos dogmas aceptados, aunque sólo sea para poner de relieve la escasa credibilidad de muchas leyendas acerca de Hitler, actualmente en circulación. 

El mayor problema que se plantea en el momento de dar un tratamiento analítico a Hitler es la aversión hacia él, como persona, creada por años de intensa propaganda bélica, y por una emotiva historiografía de posguerra. 

Las caricaturas de los dirigentes nazis han influido perniciosamente en las obras de historia, desde aquellos tiempos. A los autores les ha resultado imposible despojarlos de su satánica manera de ser. Ante el fenómeno del propio Hitler, los historiadores son incapaces de comprender que era un ser humano normal y corriente, que caminaba y hablaba, pesaba unas 155 libras, tenía el cabello entrecano, los dientes postizos en su mayor parte, y padecía de crónicos problemas digestivos. Para ellos, Hitler es la encarnación de Satanás. Después de su muerte, el proceso de satánica mitificación de Hitler aumentó todavía más. En los procesos de Núremberg, la culpa pasó del general al ministro, del ministro al dirigente del partido, y de todos ellos, invariablemente, a Hitler. Bajo el sistema de editores "con licencia", tanto en lo referente a libros como a periódicos, impuesto por los aliados a la Alemania de la posguerra, las leyendas gozaron de gran predicamento. Por absurdo que fuera, todo relato gozaba de crédito, y nadie ponía en tela de juicio la autoridad de los escritores que los pergeñaban. 

35 comentarios:

  1. Coongratulaciones Nacho este es uno de tus mejores post apasionante sin duda.
    En mi caso,lo unico que acepto de Irving sobre este tema es una cierta debilidad de nuestro Fuhrer con Goering e Himmler,el primero por su ineficacia en su trabajo y el segundo por traidor a su Fuhrer.
    Saludos desde Chueca.
    Prometo dejar a nuestros amigos chilenos tranquilos.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Nacho.

    Sobre el final de su vida, sí, fue débil. El Parkinson, el stress de la guerra y un tumor en el cerebro estaban destruyéndolo. Hasta se rumorea que el Dr. Morell, su médico de confianza, estaba envenenándolo de a poco. Mira todo lo que tuvo que ocurrir para que Hitler perdiera la guerra... Si habrá sido un genio en su juventud y madurez, que luego de haber llegado a la cima del poder, luego de haber seducido al mundo entero con su oratoria y de estar a un ápice de conquistar Europa y culminar su plan, fueron necesarias todas esas desgracias humanas para hacerle tropezar y tomar decisiones equivocadas... Francamente, aún en la derrota, es admirable.

    Saludos,
    Iván

    ResponderEliminar
  3. En muchos aspectos sí, especialmente durante la guerra.

    Por ejemplo, las constantes quejas de Hitler sobre las ordenes que daba y lo que los generales hacían en realidad. Eso en la Rusia de Stalin hubiera sido impensable.

    Mantener a figuras como Goering y Rosenberg.

    Falta de claridad en la política interna, al no delegar todo el poder en manos de alguien con autoridad, en este caso, Goebbels.

    Falta de claridad al tomar decisiones: Hitler se pasó la guerra en su cuartel general y era difícil acceder a él para outsiders del aparato ministerial (Krosigk, Lammers, etc) (véase el creciente poder de Bormann).

    Mi opinión: gran parte del desorden (ciertamente, pero no ese "caos total" del que hablan los historiadores) gubernamental se debió a Hitler, que estaba absolutamente absorbido (de 1941 en adelante) con dirigir la guerra y no prestaba toda la atención requerida a los asuntos de gobierno. Lo comenta Goebbels en sus diarios y otros testimonios, ej. Speer, Dietrich.

    ResponderEliminar
  4. Los "hubiera" son nefastos, ¡¡claro que Hitler debería de haber sido más duro para con los pérfidos británicos!!, pero eso, debiera, hubiera, tenía... y eso no vale para nada; olvidamos siempre que la IDEA de Hitler era crear o RECREAR un Imperio con la fuerza inusitada de cualquier otro en el tiempo, y olvidamos que tanto la primera como la segunda guerra mundial son un invento de la judiada internacional, guiadas desde los dos centros de terror del mundo: EEUU e Inglaterra, desde los cuales se engendró un bicho ambiguo como el que más como es Rusia.

    Ojalá que Hitler hubiera podido tener todo bien claro y fuera de tonterías raciales que creía tenían los ingleses, no hubiera dejado piedra sobre piedra en la islucha esa, pero... era ciertamente un hombre que creía en un Ideal, y los Ideales se construyen desde la Armonía, NO desde la perfidia.

    Pero resulta curioso que dentro de todas las contradicciones de historiadores de toda clase, se pueda decir que Hitler fuera débil, entonces se va al traste lo del holocuento mucho más a prisa de lo habitual.

    Pero lo que hizo Hitler fue una Demo, la próxima vez no habrá tiempo de ambigüedades, que son las que traen estos CAOS que vivimos; la próxima vez habrá que actuar de inmediato sin dar muchos rodeos y por tanto tiempo para que los manipuladores de seudopolíticas, seudoreligiones y seudoleches hagan y deshagan sin sentido.

    Un saludo.

    H.

    ResponderEliminar
  5. Los "hubiera" son nefastos, ¡¡claro que Hitler debería de haber sido más duro para con los pérfidos británicos!!, pero eso, debiera, hubiera, tenía... y eso no vale para nada; olvidamos siempre que la IDEA de Hitler era crear o RECREAR un Imperio con la fuerza inusitada de cualquier otro en el tiempo, y olvidamos que tanto la primera como la segunda guerra mundial son un invento de la judiada internacional, guiadas desde los dos centros de terror del mundo: EEUU e Inglaterra, desde los cuales se engendró un bicho ambiguo como el que más como es Rusia.

    Ojalá que Hitler hubiera podido tener todo bien claro y fuera de tonterías raciales que creía tenían los ingleses, no hubiera dejado piedra sobre piedra en la islucha esa, pero... era ciertamente un hombre que creía en un Ideal, y los Ideales se construyen desde la Armonía, NO desde la perfidia.

    Pero resulta curioso que dentro de todas las contradicciones de historiadores de toda clase, se pueda decir que Hitler fuera débil, entonces se va al traste lo del holocuento mucho más a prisa de lo habitual.

    Pero lo que hizo Hitler fue una Demo, la próxima vez no habrá tiempo de ambigüedades, que son las que traen estos CAOS que vivimos; la próxima vez habrá que actuar de inmediato sin dar muchos rodeos y por tanto tiempo para que los manipuladores de seudopolíticas, seudoreligiones y seudoleches hagan y deshagan sin sentido.

    Un saludo.

    H.

    ResponderEliminar
  6. Bueno. Más que agregar algo a la presición perfecta de Hecto a los hubiera, decir que H. Era decente y leal. Dentro de ese marco todo quen estudie la 2 guerra en un futuro descubrirá el legado valorico que dejo este personaje que no ha podido ser enlodado ni con la mas falsa de las me mentiras en el ámbito de lo correcto. Que perdió la guerra por ser demasiado correcto. Si eso es ser débil para los oportunistas de los aliados, mejor. El tiempo dirá. Estoy impaciente por leer el libro de Himmler que editara irving. Nacho, una noticia y esta en ingles para quien no entienda, apareció un documento demostrando que Inglaterra sobornó a España para que no entrara en la guerra apoyando Alemania. Te adjunto el link y me cuentas. Saludos. MI6 kept Spain from Hitler with bribes
    MI6 kept Spain from Hitler with bribes

    Published: 24 May 13 16:35

    British Intelligence service MI6 bribed senior Spanish officials to stop Spain from becoming Hitler’s ally during World War II, declassified military documents released on Thursday revealed. They spent the present day equivalent of €179 million ($232 million).
    Eleven million euros of the day were paid to Spanish senior officials, ship owners and secret agents after Britain’s ambassador in Madrid, Samuel Hoare, warned Winston Churchill’s government that the risk of Spain abandoning its neutral position in 1940 was imminent.

    "It may well be that Spain's entry in the war will depend on our quick action," telegraphed Hoare when pushingthe Foreign office in London for an initial $1 million.

    "I personally urge authority be granted without delay, and that if you have doubts, the prime minister be consulted.”

    “Yes indeed,” telegraphed Churchill in response. Daniela.

    ResponderEliminar
  7. Si, conozco la noticia. Todo este asunto de Franco de la entrada de España en la guerra es muy intrigante. Para empezar, a Hitler le hubiera costado un día invadir España y menos invadir Gibraltar. ¿Lealtad de hitler hacia un aliado? No lo creo. Hitler nunca hablo bien de Franco.

    Por otra parte, que Franco recibiera dinero de Churchill nos indica muy bien que Franco no era revolucionario como Hitler o Mussolini. Era un superviviente político.

    Perdonad sí tardo en publicar. Estoy de vacaciones y las conexiones a veces fallan.

    Saludos a todos.

    ResponderEliminar
  8. No no nacho me exprese mal. No me refería a que Hitler fuera fiel con sus aliados. Si lo fue con Italia. España jamás salió del fu ni fa. Por eso decía H. Que prefería que le sacarán las muelas antes de volver a hablar con Franco. En fin. Me refería de la lealtad de Hitler hacia su propia palabra y la hidalguía al momento de luchar pero con jugadas limpias, no con triquiñuelas. No se síe exprese bien esta vez. Daniela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema con Gibraltar fue simple franco quería garantias de ser defendida España en caso de una invasión aliada la guerra civil había dejado una herida grande en la sociedad y no iba arriesgarse a una guerra mas sin garantías. Hitler no tenia la intención de reñir con franco por considerar no como aliado tampoco como enemigo y al fin recordar que suiza y el vaticano y España jugaron otro roles significativos para la causa del reich durante y al final de la guerra.

      Eliminar
  9. Buena información como siempre nacho, lastima que Irving sea siempre visto en menos, incluso como "ese loco neo nazi", aunque lo de Londres también es algo predecible, teniendo en cuenta el amor de Hitler por la arquitectura
    Atte
    Patricio Lynch

    ResponderEliminar
  10. El mayor problema que tenía Hitler con la entrada de España en la guerra, o más bien la posibilidad de tener que invadir la península eran dos cuestiones: la movilización que aún en 1940 existía en España, y especialmente el terreno irregular y abrupto que existe en grandes zonas de España, que unido al conocimiento del terreno de los autóctonos hacía valorar esa posibilidad como algo mucho más costoso de lo que podía parecer en un principio(borrar del mapa un país casi destruído por una guerra civil).

    La base de la blitzkrieg es el espacio abierto y la velocidad. Éso vale extraordinariamente bien en las amplias zonas francesas que cayeron en pocas semanas, pero en España le tocaba al ejército alemán vérselas con zonas boscosas y montañosas que ríete tú del paso de las Ardenas. Además el tipo de enemigo iba a ser diferente. No es lo mismo(tanto para bien como para mal) enfrentarse a un ejército moderno con tácticas modernas, que a un ejército como el de Franco, dominado por fuerzas expedicionarias de fanáticos y/o salvajes y apelando al sentimiento católico y nacional.

    En definitiva, había que entrar en una operación mucho más complicada que sobre el papel podría parecer y destinar unos recursos necesarios en otras operaciones para el control de un país grande en territorio(recursos para su control) pero de escasísimo valor general y que encima tenía y tiene un extraordinario historial levantisco. De ahí que se mantuviera, por el momento, el status quo. Estoy seguro que de haber sobrevivido el III Reich la dictadura de Franco sería un paréntesis corto en la historia de España.

    En cuanto al tema del post, creo que la debilidad, que existió, viene marcada precisamente por los propios valores de lealtad y ética del Führer. Confiaba en las personas porque precisamente el principio de meritocracia y de dar la vida por el puesto y el país en principio exigía a todos los que tenían una labor importante en el Reich a dar lo máximo de sí mismos para cumplir sus obligaciones para con su nación y su pueblo. Lamentablemente la carne es débil en algunos casos y así hubo algunos de sus colaboradores que no sólo no se dedicaron como Hitler por entero a su país, sino que encima conspiraron exclusivamente por su propio beneficio personal.

    ResponderEliminar
  11. Mira nacho el que amor esta noticia yo la ncuentro un encanto : la tetera de Hitler http://m.bbc.co.uk/mundo/noticias/2013/05/130528_foto_anuncio_tetera_en. Yo creo simplemente que lo hacen a propósito. Saludos Daniela.

    ResponderEliminar
  12. Jiji... Internet esta plagada de objetos y animales que recuerdan a Hitler. La imaginería popular no tiene límites.

    ResponderEliminar
  13. Nacho y Daniela
    Hitler quedo tan "pegado" en nuestra "cultura pop" como ese loco dictador que se encerraba con Goebbels y Himmler a planear nuevas formas de tortura sobre los pobres países europeos ocupados, que cualquier objeto con una mínima relación con el provocara una gigantesca atracción, sea este un importante papel sobre el futuro de Alemania, o un envoltorio de dulce
    Atte
    Patricio Lynch

    ResponderEliminar
  14. Ciertamente pudo haber cometido errores como cualquier ser humano, tal como lo mencionaron el estrés de la guerra y el ocaso del Reich producto de la entrada de los aliados a Europa lo estaban afectando, mas no lo culpo a él de rodearse de generales poco competentes como Paulus o quienes decidieron traicionarlo, si bien él era el Fuhrer y quien encabezaba Alemania no podía estar pendiente de mil cosas al mismo tiempo y menos aún cuando la guerra causaba estragos.

    Si él no tuvo "mano dura" para bombardear Londres pienso que fue por el hecho que a pesar de todo anhelaba solucionar las cosas de forma pacífica, evitar un mayor derramamiento de sangre, por ello Rudolf Hess fue a negociar la paz con Inglaterra. Después ya es conocido que Churchill decidió tomar acciones hostiles.

    ResponderEliminar
  15. Hola Patricio. Creo entender. Eso es lo que pasa cuando alguien genera mito y alimenta el mito. Al final se hace incontrolable el fervor popular. Claro. Alemania estará craneando como hacer el próximo parque de diversiones de Hitler al más puro estilo Disney pero sin la masonería y toda esa cosa. Se podrá? Dónde? Cómo? . Saludos. Daniela.

    ResponderEliminar
  16. Disculpen el off topic, pero han visto la polémica por el anuncio publicitario de una tetera que algunos dicen se parece a Hitler?

    http://elsilenciodelaverdad.files.wordpress.com/2013/05/tetera-hitler.jpg?w=590&h=447

    La Hitlerfobia ha superado sus límites.

    ResponderEliminar
  17. Si se puede Daniela,mira que facil:

    http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2013/05/22/asi-se-vive-en-un-pueblo-neonazi

    ResponderEliminar
  18. El Diario de Goebbels describe claramente los momentos de vacilaciòn del Fuhrer en los ultimos meses de la Guerra.Como es notorio de la fidelidad del Dr.Goebbels no hay quien dude.El traidos supremo fue Goering e Himmler en segundo Lugar,tal cual esta en el testamento del Fuhrer.No obstante,el Dr.Goebbels advertia constantemente al Fuhrer contra la indolencia criminal de Goering pero recibia como respuesta que el Fuhrer no tenia reemplazo para ese puesto,en cambio Goebbels pensaba que habia varios reemplazos y muy eficentes.Tambien insiste Goebbels en el extraño motivo que impedia al Fuhrer pronunciar nuevos discursos galvanizadores para el abatido pueblo Alemán.

    ResponderEliminar
  19. Hitler no solamente tuvo subordinados a nivel político y militar incompetentes, hubo otros peores que lo tracionaron constantemente(colaborando directamente con el enemigo) y algunos muy allegados, el general Canaris en el terreno militar fue un ejemplo claro de traición y colaboración con el enemigo. Pienso que este cúmulo de situaciones tan negativas junto a otras hacen que una persona se sienta indecisa y desconcertada, lo cual puede conllevar a que se reaccione de una forma débil, cada cual que lo valore a su manera.
    Respecto a la decisión que tomó de no bombardear las islas btitánicas en un momento en concreto, opino igual que lo expresado en algún que otro mensaje, ello iba relacionado con la idea de negociar la paz con los británicos, de hecho le hizo numerosas propuestas de paz antes y durante el conflicto bélico a W.Churchill, pero éste siempre se negó de forma contínua.
    El viaje de R.Hess en 1941 es un claro ejemplo, lo de Dunquerque un año antes también fue un claro ejemplo de buscar la paz.
    Eso sí luego W.Churchill en 1.945 se lo pagó como ya sabemos, bombardeando masivamente numerosas ciudades alemanas y de la forma más destructora y sanguinaria, el ejemplo de Dresde y Berlín son bien claros, los bombardeos de Colonia y Hamburgo a menor escala fueron más de lo mismo.

    ResponderEliminar
  20. Hola anónimo. Yo simplemente trato de no apuntar con el dedo a ningún general, ya que genera una suerte de encontrar más chivos expiatorios dentro de un gobierno chivo expiatorio para el resto del mundo o cabezas de turco.
    Tengo el diario de Goebbels pero aún no lo he podido leer. Me lama la atención eso que mencionas del "extraño motivo que impedía al fhurer hacer nuevos discursos". Yo he escuchado el último discurso que dió Hitler a Alemania casi al terminar la guerra y claramente suena diferente. (Morel y sus jeringas? otros detalles of the record?).
    Para mi Goebbels fue un hombre excepcional, fiel hasta el último momento y muy certero y profético como puedes leer en su último discurso. Goering no era malo tampoco. Es lo que pasa al fragor de una guerra, la gente se confunde y toma malas decisiones, a veces para salvarse el pellejo, a veces pensando en hacer lo mejor. Y Himmler...creo que entró en pánico en los últimos momentos y su cabeza andaba en cualquier parte.
    Daniela

    ResponderEliminar
  21. Ánimo Nacho, te animo a regir este magnífico blog con pautas de objetividad y veracidad similares a las que aplico en FILOSOFÍA CRÍTICA. Tengo todavía pendiente toda una serie de entradas sobre Adolf Hitler en la que intentaré abordar una visión objetiva no tanto de su persona como de su política e ideología. Para ello estoy esperando una traducción fiable de Mein Kampf, que cotejaré con un original de los años 30 que ya he adquirido hace poco en una librería de viejo. Te haré muchas consultas al respecto. La primera es la siguiente, ¿podemos tomarnos en serio a Rauschning y sus famosas conversaciones privadas que convierten a Hitler en poco menos que un ateo? ¿Era cristiano Hitler en su fuero interno o fue el nietzscheano que se fotografió junto al busto del autor de "El Anticristo" en la casa de la hermana? Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  22. Estimado ENSPO ( uso ese nombre aquí mejor con tu permiso) ¿podemos fiarnos de Rauschning? La respuesta categórica es NO. lamentablemente no me encuentro en mi domicilio para documentar mi respuesta pero en cuanto llegue a casa ( tres o cuatro días) te dedicare una respuesta en forma de post, ya que he averiguado mucho al respecto de ese tipo. Sobre sí Hitler era cristiano, yo creo que mi respuesta ( rebatible) es que no. En su misma muerte tenemos la respuesta más evidente. Es cierto que muchos notorios nacionalsocialistas fueron mucho más beligerantes que el, que a la postre era el jefe de estado al fin y al cabo. Si observamos su vida, queda absolutamente claro que Hitler no práctico la religión, fuera de sus visitas a iglesias o sus menciones a la Providencia. Aunque tengo la impresión de que cuando se refería a la providencia se refería a una especie de predestinación propia. Por otra parte, cuando intentamos interpretar a hitler olvidamos que este no pudo llevar a cabo prácticamente ninguno de sus idearios, puesto que sólo gobernó 12 años, 6 de los cuales fueron en guerra.

    Prometo responderte a lo de Rauschning puntualmente y como mereces.

    Saludos

    ResponderEliminar
  23. Muy bien Daniela,mira a veces es bueno señalar con el dedo y hasta con cuatro manos,mas si viene del Dr Goebbels,fijate en este post de Nacho

    http://www.estudiodehitler.com/search?q=GOEBBELS



    ResponderEliminar
  24. Sobre si Hitler era cristiano se puede decir que no lo era o por lo menos nunca dijo que lo fuera o mostrara simpatía alguna por el cristianismo, en cambio se sabe también que era muy respetuoso con el islam tradicional. Hay quien afirma que en su juventud adoptó posturas bastantes anticlericales y tenía plena convicción de que el crisitianismo era el culpable de la decadencia de Europa, lo relacionaba como un producto del judaísmo(esto último creo yo es más que discutible).

    ResponderEliminar
  25. Hace tiempo que no puedo entrar en ésta bitácora...lo explico. Si lo hago desde el curro, corro el riesgo que el jefecillo que tengo ( un rojillo de garrafón) me eche del curro, aduciendo , y con razón, que no soy eficaz (poco importa que a mi alrededor el 70 % de los empleados estén leyendo el "marca", el "Hola", entrando a paginas llamémoslas de alto contenido erótico, etc...) basta con que entres en la Biografia de Hitler y tatatachán hemos pillado a un facha practicando onanismo mental eninyternet...a la hoguera con él.... un facha, ale a por él a la puta calle.
    Bueno, yendo al tema: el artículo es muy interesante, yo cada día alucino mas con el "merchandising Hitler". hay gente que "vive de Hitler" y se empeña en sacar programas, libros, nuevas tonterías, etc... por mlo menos aqui, el autor del blog no juega con el lector, expone un tema de forma mejor o peor, pero siempre interesante y de encendido debate. Lo expone con honestidad y no para ganar dinero.No como otros a los que a todas horas leo o veo en los medios y que viven de Hitler, de que si tuvo ésto, que tuvo lo otro...payasadas. HITLER a lo largo de su vida TUVO contradicciones y cambios de parecer ( ¿y alguien no las ha tendido??) en fin. Ahora estoy leyendo un liBRO sobre la invasiÓn de Creta, de un autor inglés...malo, malísimo, malo, pero malo de cojones y además que se empeña en contarnos todo desde el punto de vista de los británicos. Nada de los alemanes y poco de los fieros, muy bravos y durísimos griegos. No voy a hacer propaganda a un pésimo autor, del estilo de Ian Kershaw.
    Hitler reconoció el valor y la hombría de los griegos y nos les humilló, incluso en determinadas ocasiones se les permitió un rendimiento digno y a veces incluso conservando sus emblemas.
    Bueno me he ido del tema: Hitler en el caso de concretod e Grecia y Creta NO dfue un lider blando, el tonto gordo el culo de Goering, un hipopótaos morfinómina e se empeñó en tener el máximo protagonismo y el apoyo d elos 23000 apracaidistas no tuvo apenas apoyo se un segundo desembarco anfibio. Hitler no tenia la cosa nada clara (lo reconoce incluso el distante autor del libro, un ex miliatr ingles, Atonhy Beevor), que le da un buen olfato a Hitlr, que "segun el tenia buen ojo para "oler" el peligro y insistió en más refuerzos con la divisón de montaña...y después, horrorizado antes las victimas ( que fueron muy superiores en los Fallschinjäger a las que se esperaba, nunca mas autorizó después de la carnicería de Creta que se usasen tropas aerotrasnportadas en mas ocasiones.
    Bueno saludos de JENOFONTE Y YA VEREMOS CUNDO PUEDO ENTRAR DE NUEVO. LEVANTAOS CONMIGO DE DONDE ESTEIS, PONED UNA MANO EN EL CORAZÓN Y DAR CONMIGO LOS TRES GRITOS REGLAMENTARIOS: vIVA uRDANGA, VIVAAAA, VIVAuRDANGA vIVVVA, Y VIVA URDANGA.

    ResponderEliminar
  26. Muchas gracias por la respuesta, Nacho. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  27. AH les dice...
    El título de este segmento es sin duda atrapante pero sinceramente me EXASPERA el hecho que alguien pueda siquiera DUDAR si Hitler fue un Lìder Fuerte o Dèbil. Porqué no nos ponemos a pensar solo en el hecho que ese hombre prácticamente SOLO llegó casi a conquistar el mundo entero? Si estuvo a punto de vencer al Gran Enemigo, siendo éste abrumadoramente más numeroso y con todo el poder del Universo a su favor, podremos darnos cuenta que no fue alguien precisamente débil. Es más, me atrevo a decir que ni siquiera tuvo algún momento de debilidad, en cambio sí habrá tenido momentos de vacilaciones, algo absolutamente normal en las condiciones y en el terreno en que se movía.
    Lo de Dunkerke no fue debilidad, fue Política. Lo de evitar la guerra con el Reino Unido y EEUU no era debilidad, sino que era un perfecto sentido de la oportunidad; y Él tenía claro que ese no era el momento conveniente. Ya habría tiempo para acabar con la traidora Inglaterra, ya sea con Él como Líder o con otro (Por supuesto ésto habría pasado si la guerra era ganada).
    Por último les digo a todos los AÑORADORES de la bella época transcurrida entre 1933-1945, que si creen que cuando vuelva volverá con su típico bigote, sus uniformes y el mismo estilo, están más que equivocados. Estoy seguro que si hoy estaría aquí sería quizás hasta el más demócrata de los demócratas, pues tendría bien en claro (como lo tienen ellos), que la democracia no es un fin, sino un medio. Piensen, traten de ver más allá. Está bien admirar su figura pero comencemos a pensar más en lo que viene que en lo que fue...aunque lo que fue haya sido lo mejor de la Historia conocida de la Humanidad. Saludos!

    ResponderEliminar
  28. Hola a todos.

    Si Hitler era un dirigente débil, yo soy Caperucita Roja.
    En fin, no hay que confundir debilidad con la misericordia que Hitler mostro con algunos, a pesar de ese estereotipo de hombre sin escrúpulos.
    Hitler no podía estar en todas partes y entre eso y que se le informaba mal, tarde o directamente no se le informaba, demasiados objetivos consiguió, me parece a mi.

    Me considero un nostálgico sin tapujos, aunque soy consciente de que Hitler no va a volver y de que esos tiempos de gloria tampoco, así que es cierto que deberíamos mirar mas hacia adelante que atrás, aunque nunca perder las referencias.

    Un saludo Doble Hache y Panzer.

    Gott mit uns.

    ResponderEliminar
  29. Estoy totalmente de acuerdo con no confundir malas decisiones con "misericordia" y no por "nada" hacia Engeland, "Tierra de Ángeles". El destino de la guerra estaba escrito no fue el momento solo fue una lucha perdida necesaria, los cataros también la perdieron, pero existimos nosotros ahora para cambiar el curso de la historia, hitler hizo absolutamente todo lo correcto el adopto el arquetipo de su país de una manera sobrenatural y cambio la historia aquí a los ojos del sol de oro y aya donde esta el sol negro que nos guía en el momento propicio las hordas traerán la balanza a nuestro favor.

    felicitaciones a los constructores de este sitio virtual

    ResponderEliminar
  30. No entiendo como hay personas que puedan admirar de alguna manera a Hitler, seguramente es porque no padecieron en sus carnes (ni sus familias tampoco) ninguno de sus crímenes. HItler era un megalómano que asesinó cruelmente a millones de personas con tal de ver cumplidas sus aspiraciones, si eso a alguien le parece admirable, que se lo haga ver.

    ResponderEliminar
  31. No entiendo como hay personas que puedan admirar de alguna manera a Hitler, seguramente es porque no padecieron en sus carnes (ni sus familias tampoco) ninguno de sus crímenes. HItler era un megalómano que asesinó cruelmente a millones de personas con tal de ver cumplidas sus aspiraciones, si eso a alguien le parece admirable, que se lo haga ver.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. anónimo,sin lugar a dudas tu no has visto mas allá de lo q te ha enseñado el sistema o gobierno oficial,q AH era un desalmado, para tu información a futuro será el personaje histórico mas admirado por las naciones del mundo y el dios jehová y su golem (el pueblo judío)el mas odiado o menos querido...el cristianismo es otro engendro judío

      Eliminar
  32. Anónimo. A estas alturas si no sabes por qué se le admira y repites incansablemente lo que dicen los medios de historia propaganda, es tu visión, que no es visión sino un DOGMA. Si para tí HItler es un carnicero que asesinó personalmente a millones de personas para "su beneficio", no veo dónde podría haber sacado un beneficio Hitler solo con humillación post mortem e ignominia. Los que de verdad nos preocupamos de saber de historia, y saber TODA la historia podemos decir que admiramos o no. Si puedes demostrar acá todo lo que dices con pruebas, no seguiría habiendo gente admiradora de hitler. Así que exponga sus conclusiones. Yo por lo menos estoy impaciente. Saludos cordiales. Daniela

    ResponderEliminar
  33. Anónimo. A estas alturas si no sabes por qué se le admira y repites incansablemente lo que dicen los medios de historia propaganda, es tu visión, que no es visión sino un DOGMA. Si para tí HItler es un carnicero que asesinó personalmente a millones de personas para "su beneficio", no veo dónde podría haber sacado un beneficio Hitler solo con humillación post mortem e ignominia. Los que de verdad nos preocupamos de saber de historia, y saber TODA la historia podemos decir que admiramos o no. Si puedes demostrar acá todo lo que dices con pruebas, no seguiría habiendo gente admiradora de hitler. Así que exponga sus conclusiones. Yo por lo menos estoy impaciente. Daniela

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.