28 de agosto de 2009

Martin Bormann


La figura de Martin Bormann siempre ha resultado odiosa para casi todo el mundo. De hecho, parece que no haya nadie que hable bien de ese hombre. Los historiadores dicen que  Bormann resultaba ser un hombre sin escrúpulos siempre a la sombra de Hitler. La figura de Martin Bormann no era conocida en el III Reich. Solo después de la guerra el mundo supo de él. Tras el vuelo de Rudolf Hess, Bormann ascendió rápidamente como hombre de confianza de Hitler. Muchos se preguntaban qué veía Hitler en un hombre tan desagradable. Pero lo cierto es que Bormann se fue haciendo imprescindible para Hitler. ¿Lo hizo por ambición o por sentido del deber? Bormann no era un personaje público, no encajaba en el modelo de jerarca nazi. Era el típico burócrata. Le llamaban "la eminencia gris".

Lo que no se le puede reprochar a Bormann es que no fuera trabajador. Trabajaba día y noche y sin descanso. Rudolf Hess lo empleó como enlace entre el Partido y el Estado y fue nombrado Jefe del Estado Mayor de Hess. Hasta 1936 permaneció con una cierta discrección. Entonces se procuró una casa en el Obersalzberg para estar cerca de Hitler. Compró terrenos cerca del Führer para que éste pudiera estar tranquilo en sus descansos. Bormann compraba los terrenos a los campesinos de Obersalzberg y les pagaba muy bien por ello, entre cuatro y cinco veces su precio. Así que no tuvo que coaccionar a nadie. No obstante, Hitler acabó por enterarse y temió que se cometieran injusticias con los campesinos y prohibió toda nueva adquisición. Bormann le dijo que los campesinos estaban encantados con las adquisiciones y que eran éstos quienes le acosaban para que comprara sus fincas. Así que Hitler se tranquilizó. Obsérvese el caracter de Hitler que, a pesar de ser dictador de Alemania, no deseaba incomodar a los campesinos ni cometer irregularidades. De hecho, este comportamiento es típico en Hitler. Nunca quiso cometer ilegalidades en las compras de nada. Sin embargo, con el tiempo Hitler fue prácticamente el único propietario de las tierras del Obersalzberg.
Bormann se comportaba con su jefe de manera extremadamente sumisa pero también le resultaba muy eficaz. Sin embargo, para el resto de la gente, Bormann se comportaba de manera brusca, desagradable y a veces daba la impresión de estar loco. Lo mejor era estar a bien con Bormann porque si alguien le molestaba, su odio era tremendo. Sin embargo, entre las personas cercanas al Führer y que gozaban de su simpatía, Bormann se comportaba de manera simpática.

Fue Bormann quien construyó una obra conocida en el Berghof, que costó mucho dinero: el famoso salón de té a 1800 metros, al que se llegaba a través de un túnel. Al principio Hitler no le concedió ninguna importancia pero después le gustaba mucho llevar a sus invitados a ese alto para contemplar el paisaje.
Martin Bormann fue el sucesor de Rudolf Hess. Sin embargo, después del vuelo de Hess, nació la Cancillería del Partido, que estuvo a las órdenes de Bormann. Pronto Bormann quiso deshacerse de todo lo que recordara a Hess. Tal era la manía persecutoria hacia Hess que incluso hizo cambiar el nombre de uno de sus hijos, que se llamaba Rudolf. Lo cierto es que Bormann se hizo tan imprescindible ante Hitler que ya hubo una época en que todo el mundo le temía.
Pero veamos por qué una figura tan odiada por todo el mundo, era imprescindible para Hitler. Tan pronto como Bormann se enteraba de que algo le gustaba a Hitler, hacia lo imposible por conseguirlo. Por ejemplo, sabía que a Hitler le gustaba la literatura y creó una oficina de lectura encargada de procurar las últimas publicaciones y resumirlas en una sola hoja para poder hablar de literatura junto a Hitler. En una ocasión Hitler se dispuso a subir en coche por una montaña y se maravilló del paisaje pero se percató de que una granja afeaba el entorno. El Führer dijo que cuando esos campesinos desaparecieran habría que suprimir esa casa. Sin embargo, 24 horas después Hitler no daba crédito a lo que vio: en donde antes había una granja, ahora se extendía un verde prado. Al parecer Bormann se entendió con el propietario de la granja y consiguió que se marchara voluntariamente. Cientos de obreros trabajaron mañana y noche para despejar el terreno.
Otro ejemplo de la eficacia de Bormann lo ilustra la siguiente anécdota. En el Berghof Hitler recibía a miles de admiradores que le querían ver. En una ocasión Hitler se quejó de que el sol le resultaba muy molesto. Al día siguiente Hitler se quedó estupefacto: ahí donde recibía a sus admiradores, Bormann había trasplantado un gran árbol. Personalmente se encargó de cuidarlo para que enrraizara.
Así pues, ante semejante eficacia, no se puede reprochar a Hitler que tuviera como colaborador a un personaje tan siniestro y gris. Sin embargo, la influencia de Bormann era tan grande, que muchos acontencimientos del final de la guerra se le deben a él, o a la manera que tenía de presentar los asuntos a Hitler.

18 comentarios:

  1. Un par de curiosidades:

    -Según H. Hoffmann en "Yo fui amigo de Hitler", Bormann era vegetariano en público, pero por la noche se llevaba a hurtadillas una buena chuleta.

    -Recuerdo que Goebbels se quejaba del gran afán burocrático de Bormann, comentando que "Bormann ha convertido la Cancillería del Partido en una Cancillería de papeles", en "Diarios de 1945". ¿Alguien tiene los diarios completos de Goebbels, por cierto?

    Enhorabuena por el blog, lo llevo siguiendo desde sus inicios y siempre hay cosas que comentar. Una pregunta, ¿tienes la biografía de Hitler de Tolland, que han sacado hace poco? Parece interesante, pero me da la sensación de que también repite muchos tópicos.

    ResponderEliminar
  2. Hola. Efectivamente conozco los comentarios de Hoffmann. Evidentemente Bormann quería complacer a Hitler en todo. Y, dado su carácter, no sería de extrañar que se dijera vegetariano y comiera después chuletas en cualquier rincón. Pero Hitler no era tonto. Lo debía saber perfectamente. Lo que ocurre es que Hitler valoraba a la gente por sus capacidades y no por su carácter.

    Los diarios completos de Goebbels creo que no están disponibles. Yo solo tengo los de 1945.

    Pues aun no he comprado la biografía de Tolland. Supongo que no tardaré en hacerlo, aunque reconozco que me da un poco de pereza porque no espero nada nuevo y sí muchos cabreos con su lectura je je... pero bueno, seguro que lo compro.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola Nacho, otro buen post el de hoy, realmente no sabia que Bormann durante el tiempo que estuvo con Hitler trato de complacerle en todo lo posible, lo que no entiendo es porque Bormann le puede resultar tan odioso a casi todo el mundo, bueno al menos yo soy uno de los pocos que piensa “que no es odioso “.

    Ahora me pareció extraño que cambiase el nombre “Rudolf” a uno de sus hijos por recordarle a Rudolf Hess, tal vez fue por celos, ahora si me permites voy a comentar algo con respecto a Rudolf Hess, es que tengo entendido que voló con destino a Inglaterra para ofrecerle la paz a Winston Churchill, Churchill rechazo la paz ofrecida por Hess, según tengo entendido Hess le dijo a Churchill que lo único que quería el Führer era que le dejaran el terreno libre para atacar a la Unión Soviética, sin embargo Hess fue encarcelado por esto e incluso lo condenaron en los Juicios de Núremberg “por crímenes contra la humanidad”, se dice que encontraron a Hess ahorcado, pero algunas teorías dan indicios de que fue asesinado, lo raro es que según se dice a las dos horas de que fue encontrado muerto, sus pertenencias y su inmueble fueron quemados. ¿Qué tan cierto es esto Nacho?

    Si lo último que escribí resulta ser cierto, más me parecen un engaño los Juicios de Núremberg.

    Con respecto a la honestidad de Hitler me parece un hecho asombroso, Hitler no era una persona corrupta, creo yo como siempre he dicho se ha “demonizado” demasiado a este hombre, no se si será cierto pero hay una supuesta frase dicha por Hitler, digo supuesta porque no estoy seguro que tan verídica sea es esta:
    “Conmigo se va la última esperanza del mundo, las democracias occidentales son decadentes, el comunismo, con gobiernos más autoritarios”.

    ¿Esta frase pertenece a Hitler Nacho?

    Si lo dijo, me pongo a pensar que tal vez Hitler tenía razón sobre muchas cosa, no sobre todo, pero si gran parte de lo que decía.

    Ahora no se si sabrás pero en el gobierno de Hitler hubo un ministro llamado Walther Darré que nació en Argentina, obviamente tenía ascendencia alemana, pero ese dato me pareció curioso cuando lo supe, también leí que hubo un ministro que no recuerdo su nombre que nació en Bolivia, eso si también tenia ascendencia alemana, me parecieron datos bien curiosos.

    Volviendo al tema de Bormann no se como murió Bormann, tengo claro algunas cosas, pero sigo teniendo dudas.

    Saludos Nacho.

    ResponderEliminar
  4. Hola Doble Hache:

    Bueno, lo que ocurrió con Bormann es que el resto de jerarcas nazis le detestaban porque era él quien decidía quien visitaba a Hitler y quien no. Además, sabía intrigar muy bien y cuando alguien no le gustaba conspiraba contra él. La cuestión es que a Hitler le resultaba muy eficaz pero a la vez entorpecía mucho la labor de Hitler.

    Con respecto a Hess, en algún post he comentado su caso. Fue un personaje muy incómodo tanto para los ingleses como para los rusos. Para los ingleses porque Hess disponía de información confidencial que no les interesaba dar a conocer, y que aún permanecen en secreto. Y para los rusos, porque el viaje de Hess lo interpretaron como una amenaza para ellos, ya que Hitler tenía previsto invadir la URSS al mes siguiente. Con respecto a su muerte, existen muchos indicios de que se trató de un homicidio. Ya era muy anciano y parecía que no moría nunca y se trataba del único recluso de Spandau. Mantenerle costaba mucho dinero. Pero son todo especulaciones. Quizá nunca se sepa la verdad sobre su muerte. Hubo una corriente de intelectuales de la época que abogaban por la puesta en libertad de Hess. Realmente fue una injusticia el tener tantos años a una persona encerrada, y dada su avanzada edad. Pero también eso les salió mal a los aliados puesto que con el tiempo el comportamiento de Hess ha servido de modelo como persona fiel a sus principios. Fue de los pocos nazis que siguió siendo fiel a Hitler toda su vida.

    Con respecto a la frase de Hitler, sería muy importante que me dijeras la fuente de donde las has sacado. Hay que tener mucho cuidado con frases que se atribuyen a Hitler. En general en los libros tiene que venir la fuente de la que se ha extraído la frase. Si no la conoces o no viene, es mejor que no te la creas. Aunque parece una frase que bien podría haber salido de su boca, por el contexto, es mejor que me digas de dónde la has extraído.

    Hubo muchos nazis que nacieron fuera de Alemania. Precisamente el mismo Hess, que nació en Egipto. Alfred Rosenberg nació en Rusia. Pero no por ello dejaron de ser alemanes. Sobre el ministro que dices que nació en Bolivia, lo desconozco. Aunque bien pudiera tratarse de Ernst Röhm, que vivió en Bolivia unos años trabajando para el ejército como instructor.

    Durante muchos años se tuvo a Bormann como desaparecido. Incluso se le condenó en Nüremberg "in abstemia". Pero hace ya un tiempo que se ha sabido que murió en el cerco de Berlín. Al parecer se encontró su cráneo. Aunque sobre Bormann todo son especulaciones. También se dijo que era un agente doble. Pero parece ser que la versión más creíble es que murió en Berlín.

    Te envío un saludo

    ResponderEliminar
  5. Hola de nuevo Nacho, me ha quedado bastante claro porque le resulta odioso a mucha gente Bormann, con respecto a Hess si tenía entendido que nació en Egipto, concuerdo contigo que fue una injusticia que tuvieran tanto tiempo prisionero a Hess, por lo demás no se si yo ignorare demasiado este tema, pero no veo que cosa tan mala hizo Hess, no creo que pedir la paz sea malo, lo que si me queda claro es que este período de la historia esta lleno de especulaciones, yo creo que asesinaron a Hess, aunque no hayan pruebas de fiar que nos digan esto.

    No recuerdo donde leí esa frase o la escuche, no se, no lo recuerdo bien Nacho, tienes razón al decir que se debe tener cuidado con frases atribuidas a Hitler, la frase no me la creo del todo, pero tampoco la descarto, digamos que la tengo en cuarentena, como me hubiera gustado decirte la fuente, pero desgraciadamente no consigo recordarla.

    Que lastima que no sepamos que paso con Bormann a profundidad, te agradezco la información que me has dicho.

    Respecto a la persona que nació en Bolivia se llamaba “Wilfred von Oven”, me parece que no fue ministro, pero si ocupo algunos cargos en la Alemania Nazi, de todos modos la información sobre su persona es escasa, tal vez si pones su nombre en algun buscador aparezca algo, puede que este personaje haya estado en tu conocimiento, si no lo estaba, espero haberte entregado un dato útil. No sabía que Ernst Röhm vivió en Bolivia trabajando como instructor para el Ejército, muy interesante.

    Saludos Nacho.

    ResponderEliminar
  6. Hola Nacho. No sabia que habías vuelto (estoy un poco liado con el trabajo).

    Me alegro un enormemente. Por aquí andaré siguiendo tu gran blog y aportando lo que buenamente pueda.


    Un cordial saludo para ti Nacho y para todos los seguidores de Mein Führer.

    ResponderEliminar
  7. Doble Hache:
    Efectivamente Wilfred von Oven nació en La Paz, Bolivia. Pero estudió en Berlín. Ocupó el puesto de agregado de prensa en el Ministerio de Propaganda. Así que estuvo cerca de Goebbels. Escribió una biografía de Goebbels llamada "Quién era Goebbels", que leí hace un tiempo. La biografía resulta interesante aunque no se trata de una biografía lineal, sino que esta apoyada en los dos años que estuvo en el ministerio. Pero resulta interesante.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Pues mira que dan asco los personajes rastreros y sin escrupulos como él , capaz de vender hasta su madre si era necesario.
    Tristemente existen siempre, hacen la vida imposible a los que tienen debajo y consiguen que el jefe solo vea a través de sus ojos.
    PENOSO.

    ResponderEliminar
  9. Buenas a todos,

    Lo primero felicitarte por el blog es mi primera visita, sobre la muerte de Bormann según he leído por Internet murió en su huida hacia la zona americana en el cerco de Berlín cuando iba en un panzer a causa de un impacto de un proyectil ruso, según algunas versiones de la gente que iba en el convoy lo vieron salir despedido y hace unos años en unas obras cerca de un puente encontraron sus restos, los cuales no fueron reclamados por nadie.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Si, efectivamente esa versión parece que ha quedado como la definitiva sobre el fin de Bormann. Claro, a la espera de que surja otra. Ya sabemos lo que ocurre con los nazis... existe tanta literatura al respecto.

    Saludos y gracias

    ResponderEliminar
  11. FIDEL ERNESTO GONZALEZ HERNANDEZ17 de noviembre de 2009, 20:53

    "TRAS LA MUERTE DE RUDOLPH HESS" (¿?) PERO SI HESS SE HIZO VIEJO EN UNA PRISION HASTA QUE SE SUICIDÓ EN LA ÉPOCA DE LA PERESTROIKA. CORRIJE EL DATO, ME ENCANTA TU PÁGINA DEDICADA A HITLER.

    ResponderEliminar
  12. es posible que bormann haya de alguna forma manipulado a hitler.sobre todo hacia el final de la guerra,recordemos que hitler ante la perdida de la guerra a partir del 42-43 se sentia bulnerable en un sentido.aveces cuando hitler ordenaba a sus generales que no dieran ni un paso en retirada del los frentes recibia muchas criticas en privado de los altos mandos.mientras bormann siempre centrado en "bormann" le decia al furher lo que el queria escuchar.
    contradecir a hitler en una situacion tan conflictiva significava la perdida de confianza de hitler.
    borman era mas un hombre de negocios que un "nazi".ademas no era carismatico,no era fotogenico,tenia cierto mimetismo.y sobre todo no representaba una "amenaza" para hitler.quiero decir que psiquicamente,borman era el hombre indicado para estar cerca de hitler ya que este no molestaria la desiciones mas rigidas de hitler.

    algunos informes que me eran dificiles de creer dan a conocer a borman como posible espia de stalin.hacia el final de la guerra se sabia que habia un espia.ya no me sorprenderia que borman lo fuera.

    ResponderEliminar
  13. Que si Bormann aquello, que si Bormann lo otro. Es caer en el juego, es como si consintiéramos el juicio de Nureberg, es como si testificáramos nosotros también contra el gobierno alemán.
    Celos, mala intención de los aliados que nos filtran información. De lo que estaba bien, ni una palabra. De lo otro montañas.
    Sin duda mucho debe ser cierto, pero qué le hace al asunto?

    Es como alguno dijo, Hitler era muy inteligente, astuto e intuitivo como para que un amanuense, le pongo cristales de colores en los ojos.

    ResponderEliminar
  14. Hola y buenos días. Buen post, muy ameno e interesante.
    Engancha esta bitácora...
    Don Ignacio ( o sea, Nacho) me ha otorgado poderes especiales para respetar el dogma y la intachable semántica del "Mein Fuhrer". Colmado de orgullo y atenciones, inicio mi labor de censor de la pureza ortográfica de algunos que han olvidado...
    Ejemplo 1. Debo condenar y condeno a X: autor de la frase

    "...sentia bulnerable en un sentido.aveces cuando hitler ordenaba a sus generales que no dieran ni un paso en retirada del ..."
    me he sentido especialmente "VULNERABLE" y herido ante semejante destrozo de la bella lengua de Cervantes.
    Le condeno a seis horas de intensa lectura del diccionario "María Moliner y repetir 500 veces "vulnerable".
    Caso de repetir, deberá imponérsele la tremenda condena de leerse el blog "Historias del Tercer Reich, Hitler le pegó a un cojo" Version 4.0"
    Dado en el Castillo de Colditz, a las cero hora treinta y seis minutos del 21 de Abril de 1933.
    El comisionado para la Pureza Ortográfica,
    Jenofonte Heckler von Sauerbrand.

    ResponderEliminar
  15. La tesis David Irving sobre Bormann, reflejada en su extraordinario libro "EL RASTRO DEL ZORRO", coincide también con la película alemana "ROMMEL" (2012), escrita y dirigida por "Niki Stein" (Nikolaus Stein von Kamienski) e interpretada por Ulrich Tukur en el rol de Rommel.

    La tesis argumenta de que Rommel no traicionó a Hitler como afirma la historia oficial. Rommel fue derrotista sí, pero no un traidor. Y fue precisamente Bormann quien armó, luego del fallido atentado del 20 de julio de 1944, toda una telaraña -incluso de cobertura y encubrimiento- para que algunos militares sin escrúpulos involucren en la lista negra al legendario Mariscal.

    Yo no digo de que esto sea definitivamente así, simplemente expongo la visión de Irving complementada y plasmada en dicha cinta del escritor y director "Niki Stein".

    ResponderEliminar
  16. Observador, yo creo que el prestigio de Rommel se mantuvo incluso tras la guerra. Con lo cual, vista la admiración que despierta, es mejor presentar un Rommel contrario a Hitler, que no uno fiel. Pero si uno lee sus memorias, repletas de admiración y lealtad hacia Hitler, uno se da cuenta de la trampa.

    Saludos amigo

    ResponderEliminar
  17. Nacho, coincido plenamente.

    Saludos, amigo.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.